“Para mí, mi palabra es un capital fundamental de mi accionar personal y político”, enfatizaba el general Liber Seregni al renunciar a la presidencia del Frente Amplio (FA), en el acto en la explanada de AFE el 5 de febrero de 1996.

Formalización de Guido Manini Ríos

El 12 de marzo de 2019 el entonces presidente, Tabaré Vázquez, cesa a Guido Manini Ríos como comandante en jefe del Ejército por “efectuar graves cuestionamientos al Poder Judicial”. Manini había declarado que: “la justicia uruguaya en muchas oportunidades se apartó de los más elementales principios del Derecho, no dando garantía a los acusados. En definitiva, aplicó una suerte de Derecho para el enemigo”.

La Fiscalía Especializada en Crímenes de Lesa Humanidad y la Fiscalía penal de Montevideo de Flagrancia y Turno recibieron el 1 de abril de 2019 un testimonio del expediente conteniendo las actuaciones del Tribunal del Honor, remitidos por Presidencia de la República. La documentación refería a las actuaciones del Tribunal de Honor Nº 1 en relación a la confesión del militar retirado José Nino Gavazzo acerca de cómo se deshizo del cuerpo del militante tupamaro Roberto Gomensoro en 1973. A juicio del entonces comandante en jefe del Ejército, lo declarado por Gavazzo fue una ‘chicana’ para dilatar la decisión del Tribunal de Honor.

Sobre estas bases el fiscal Rodrigo Morosoli acusó a Guido Manini Ríos por violación del artículo 177 del Código Penal que obliga a los funcionarios públicos a denunciar un delito. No sólo Gavazzo ‘chicanea’

La Fiscalía Penal de Montevideo de Flagrancia y Turno de 13º Turno, en aplicación de lo dispuesto en el artículo 266 del Código del Proceso Penal, solicitó la formalización de la investigación preliminar efectuada respecto del imputado Guido Manini Ríos con fecha 24 de setiembre de 2019.

El 3 de octubre de 2019, antes de comenzar la audiencia en el juzgado de la doctora Marcela Vargas en la que Manini iba a ser imputado por el delito antes mencionado, su defensa presentó dos recursos de inconstitucionalidad, por: la creación de la Fiscalía General de la Nación y la implementación del nuevo Código de Proceso Penal. La magistrada resolvió aceptarlos, suspender la audiencia y elevar los recursos a la Suprema Corte de Justicia(SCJ).

El jueves 17 de octubre de 2019 la SCJ rechazó los recursos de inconstitucionalidad. Ni la decisión ni la celeridad fueron sorpresa. Ya antes la SCJ había remitido una circular a los jueces sugiriendo que no hicieran lugar a esos recursos de inconstitucionalidad, entendiendo que eran maniobras jurídicas tendientes a postergar los casos en cuestión y que la Corte ya se había pronunciado por la constitucionalidad de ambas leyes.

“Ningún fiscal meterá preso a Manini porque acá estamos los cabildantes para impedirlo”, afirmaba temerariamente el escribano y actual senador, Guillermo Domenech, en un acto de campaña sel 15 de octubre de 2019.

“No me voy a amparar en fuero alguno”

En el salón Mercosur del hotel Ibis, el ex comandante Manini Ríos presentó el 3 de abril de 2019 en conferencia de prensa su candidatura presidencial por el partido Cabildo Abierto. “Convencido de haber hecho lo que debía, jamás me escudaré en ningún tipo de fueros”, tuiteó Manini el 5 de octubre de 2019.

En las elecciones del domingo 27 de octubre de 2019 Manini Rios resulta electo senador, al obtener su partido 268.736 votos. Ese mismo día El País informaba: “El candidato señaló que si sale electo senador no se amparará en los fueros parlamentarios”.

Lo repetiría el 31 de octubre de 2019, cuando en conferencia de prensa, flanqueado por el Domenech y Luis Lacalle Pou, sostuvo: ““La defensa ya tiene instrucciones de plantear desde el primer momento que no me voy a amparar en fuero alguno. Quiero ir al juicio rápidamente para dejar bien claro la actuación de la cual estoy totalmente tranquilo que hice exactamente lo que debía hacer …”

La Juez Letrada de Primera Instancia en lo Penal de 36º Turno, Marcela Vargas, por Decreto Nº 2583/201 del 1º de noviembre de 2019 dispuso remitir las actuaciones del expediente relacionado con Manini al Poder Legislativo a fin de movilizar el artículo 114 de la Constitución de la República (desafuero), elevándolo a la SCJ para su remisión. La Suprema Corte remitió el 5 de noviembre de 2019 ese expediente (IUE-2-52429/2019) a la Asamblea General formalizando la solicitud de desafuero.

Manini Ríos relataba en Radio Universal el 11 de noviembre de 2019 que se reuniría con líderes de la coalición y pediría que votaran su desafuero para poder ir a declarar. Aclaró que la reunión tendría lugar días antes que el parlamento trate el tema. Y agregó: “Espero que el senado levante los fueros porque quiero ir a la justicia para aclarar bien que esto se trató de una farsa desde el primer día.” Reiteró que a su entender él no tenía fueros: “Me parece que los fueros deberían adquirirse en el momento de asumir la banca y no antes, pero hay distintas interpretaciones”.

El 14 de febrero de 2020 –un día antes de asumir su banca en el Senado- La República consignaba: “Manini Ríos pedirá que se vote su desafuero apenas asuma la banca. … Dijo que defenderá ante la Justicia su inocencia y probará que su destitución obedeció a una «operación política».

Media hora previa en Senado

Sin embargo, el 14 de abril de 2020 el senador Manini aprovechó la media hora previa para cargar contra la Justicia nuevamente: “¿Hasta cuándo se procesará a militares octogenarios por hechos de hace 50 años?”

“Voy a aludir a un tema que me tiene preocupado. Lawrie Rodríguez es un capitán retirado del Ejército de 75 años de edad, que fue intervenido recientemente del intestino y tiene otras dolencias. Claramente integra el grupo de mayor vulnerabilidad ante la epidemia que vive Uruguay de acuerdo a lo establecido por las autoridades sanitarias del país. Fue detenido en Santa Clara de Olimar el 26 de marzo, por una causa que se le inició hace más de una década por un supuesto crimen cometido en una unidad militar hace más de 46 años y fue trasladado a Montevideo en un vehículo con cinco ocupantes”. La fiscal Ana María Tellechea pidió en 2017 el procesamiento con prisión del militar retirado Lawrie Rodríguez (hoy septuagenario) por el “homicidio especialmente agravado” de Iván Morales en 1974 y sobre quién ya pesaban acusaciones de homicidio de los militantes Silvina Saldaña, y Hugo de los Santos, además de asistir en la fuga y dar cobijo en 2006 al militar Gilberto Vázquez, según reconoció años después. Fue también responsable en el regimiento de caballería del interrogatorio a la militante Alma Rodríguez, compañera de militancia de Elena Quinteros y testigo de su detención.

Tales manifestaciones de Manini motivaron una declaración de la Juventud Colorada, sendos comentarios de Twitter de los ministros Ernesto Talvi y Pablo Mieres y una respuesta a periodistas del propio Lacalle Pou, en los que reafirmaba la confianza en la Justicia. Algunos silencios fueron atronadores.

Siguió el infame episodio del subsecretario de Defensa, Rivera Elgue y sus tweets en respuesta a Talvi y Mieres: como se recordará, primero explicó que su cuenta de Twitter había sido hackeada y luego se desdijo.

Ahora sí, “cumpliendo cabalmente con su palabra”

Relata el Portal Ecos -el 20 de abril de 2020- que Manini dirigió una misiva a la presidente de la Asamblea General solicitando que “si debido a las medidas de seguridad adoptadas para enfrentar la actual emergencia sanitaria la constitución de la referida Comisión se demorara en el tiempo, solicito que el asunto se trate en el Plenario de la Cámara a la brevedad posible”.

El 22 de abril de 2020 el senador fue recibido por la Comisión de Constitución y Legislación. Manini Ríos manifestó en la comisión su aspiración de que el Senado trate el desafuero. Legisladores reconocieron que esperaban incluso que Manini Ríos pidiera que se aprobara el desafuero. No lo hizo.

“No hay que hilar tan fino. El desafuero ha sido solicitado por la justicia y él está tratando de acelerar el pronunciamiento del Poder Legislativo, que en realidad es el titular de los fueros. Creo que está cumpliendo cabalmente con su palabra. Nosotros desearíamos un tratamiento inmediato, pero reconocemos que no tenemos los votos para imponerlo”, se defendió Guillermo Domenech.

A su vez, el senador nacionalista Jorge Gandini consultado sobre la posición de su bancada contesta: “No hay una decisión formal, pero sí está en conocimiento de la bancada de senadores. Quedamos a la espera del planteo que el propio senador haga mañana. Si Manini Ríos pide que se vote el desafuero, creo que es lo que corresponde. No solo está en juego la Justicia, sino también incluso su honor. Por algo lo pide, sentirá que es importante ir a Justicia y resolver este asunto. Yo creo que si él lo pide, por supuesto que lo vamos a apoyar.”

Sin embargo, ante igual consulta formulada al senador del Partido Colorado, Adrián Peña, respondió que no hay posición definida. Por su parte, la senadora Carmen Asiaín dijo con relación a la posición del Partido Nacional: “En nuestro caso, también tendríamos que estudiar el expediente. Se estaría prejuzgando. No están remitidos todos los antecedentes administrativos”.

El también senador nacionalista Sergio Botana declaró, consultado por la diaria, acerca de la explosiva intervención de Manini en la media hora previa: “Me parece que le asiste toda la razón en el caso de Lawrie Rodríguez”. La bancada de senadores del FA emitió una declaración que en su primer punto “expresa su firme disposición a votar desafuero de Manini Ríos, solicitado por la Justicia”.

Sobre votar o no el desafuero, el constitucionalista Martin Risso sostuvo “que si hay elementos suficientes como para someter a las autoridades judiciales al legislador, si no es una cosa inventada, si no es una cosa absolutamente arbitraria” se debe votar. “Si la Cámara entiende que no hay una intencionalidad política contra el legislador, contra un sector, contra un partido o contra la propia institución parlamentaria, la Cámara tiene que otorgar el desafuero, y no lo puede negar. Es más, si se negara un desafuero cuando hubiese lugar a formación de causa, sería una decisión contraria a la Constitución”, aseguró. Cierro el artículo citando nuevamente al general Liber Seregni quien dijo en su último discurso en el Paraninfo de la Universidad el 19 de marzo de 2014: “Traté de perseguir el paradigma de decir lo que se piensa y hacer lo que se dice”.

Enrique Canon es senador por Banderas de Liber/ Seregnistas/ Fuerza Renovadora (Frente Amplio)