El 5 de octubre, en medio de la huelga estudiantil, integrantes del gremio de estudiantes del Instituto Alfredo Vásquez Acevedo (IAVA) se dirigieron a la sede del Consejo Directivo Central (Codicen) de la Administración Nacional de Educación Pública (ANEP) para entregar su plataforma reivindicativa y solicitar una mesa de negociación con las autoridades del Codicen.

Según contó a la diaria una de las voceras del gremio, Zoe Martínez, en la carta dirigida al presidente del Codicen, Robert Silva, también se informó que en caso de no obtener al menos una fecha de encuentro en un plazo de dos semanas, ocuparían el liceo.

En ese marco es que, pasadas las dos semanas y sin obtener ninguna contestación, en asamblea estudiantil y por mayoría simple el gremio decidió ocupar el instituto durante la jornada de este jueves.

Foto del artículo 'Ante falta de respuesta del Codicen para negociación, el gremio estudiantil del IAVA ocupó el centro educativo'

Foto: Ernesto Ryan

Gerónimo Sena, otro de los voceros del gremio estudiantil, afirmó a la diaria que la plataforma reivindicativa presentada al Codicen es “bastante extensa”, pero que hay algunos puntos que requieren una solución de “manera urgente”.

En primera instancia, Sena hizo énfasis en que “lo más importante” es la necesidad de equipos multidisciplinarios. Señaló que en bachillerato no hay o que si los hay no están completos, cuando requieren de una psicóloga, una referente en educación sexual, una asistente social y una psicopedagoga. Concretamente en el IAVA, Sena dijo que en la actualidad sólo cuentan con una referente de educación sexual y que está presente en el liceo “muy escaso tiempo: 40 minutos, y eso no rinde”.

Por otro lado, el vocero del gremio hizo referencia a los estudiantes sordos e hipoacúsicos, que, según comentó, a pesar de que el IAVA se caracteriza por ser “referente en eso”, esta población “no tiene lengua de señas como materia y tampoco tienen intérprete institucional”. En consecuencia, dijo que muchos de los estudiantes pagan ellos mismos intérpretes.

Asimismo, aseguró que, desde 2020, a los estudiantes de cuarto año sordos e hipoacúsicos también “les sacaron las clases de Idioma Español, entonces, se les complica mucho para leer y escribir”. “¿Y qué les depara su futuro si no saben lo básico de leer y escribir?”, se preguntó.

De acuerdo a Sena, esta falta de docentes corresponde “al recorte de horas”, que va de la mano con que las horas de intérprete se eligieron un mes después de la elección de horas docentes. “Están un mes sin clase más todo lo que pierden, es un disparate”, evaluó.

La falta de presupuesto y los problemas edilicios

La cuestión presupuestal fue algo también remarcado por Martínez, pero en relación con la reforma educativa que la ANEP implementará en 2023. Desde el gremio consideran que hay una “nula participación estudiantil” y que el proceso de la transformación es “totalmente autoritario”. Aún así, aclaró que como estudiantes entienden “que hay que hacerla” y que por tanto no es que están “en contra de una reforma, sino en contra de una reforma que no nos beneficia en nada y que tiene más que nada fines presupuestales”; “es una formación totalmente estructurada, que no nos da derecho a elegir”, resumió.

Otro de los puntos principales de la plataforma reivindicativa del gremio estudiantil es la falta de accesibilidad y el deterioro edilicio del Instituto. Al respecto de la primera preocupación, Martínez describió que el liceo no cuenta con rampa y que desde hace cuatro años se pide un ascensor, ya que el actual “está inhabitable, no se usa, y hay profesores y alumnos que han tenido que dejar el Instituto por no tener accesibilidad”.

Estudiantes desocupan el liceo IAVA

Estudiantes desocupan el liceo IAVA

Foto: Ernesto Ryan

En cuanto a lo edilicio, la vocera narró que debajo de todos los techos que rodean la entrada a los salones está colocada una malla sombra “para que no se caiga el pedregullo, o sea, literalmente se está cayendo el techo”. Por otro lado, contó que durante las ocupaciones pasadas la Comisión Limpieza del gremio “se encargó de limpiar todos los baños y específicamente los mixtos, porque no tenían puertas. Se supone que el baño mixto es para que las disidencias de género se puedan sentir cómodas en un espacio, ¿pero cómo te vas a sentir cómodo en un espacio en el que no tenés ni puerta?”, cuestionó. Agregó que otros baños directamente “no andan y hay desagües que están rotos”, y que en invierno “se pasó fatal porque no andaban las estufas”. Además, dijo que “cuando querías enchufarla se rompía y producía un cortocircuito”.

En agosto fue la última reunión entre integrantes del gremio del IAVA y autoridades del Codicen, cuando los estudiantes formaban parte de la Coordinadora de Gremios de Secundaria del Área Metropolitana, a la que desde hace pocas semanas dejaron de pertenecer.

Martínez esgrimió que si continúa la falta de respuesta de las autoridades ante la reciente solicitud de una instancia de diálogo exclusivamente con el gremio estudiantil, en el correr de estos días evaluarán en asamblea con qué medidas seguir.