Saltar a contenido

Ramón Gutiérrez

Firulete primitivo

Vuelve al tapete el proyecto que regula la compra de tierras por parte de Estados extranjeros, ya aprobado en la Cámara de Diputados. Y al volver, volvemos, como Gardel en las horas pares. Y es que queremos insistir en la ineficacia de dicho proyecto para cumplir con el cometido que se propone: incrementar la soberanía sobre los recursos naturales del país, y en particular sobre la tierra.