“En ausencia de una evolución claramente favorable de los indicadores, y en especial de la situación de los pacientes críticos y fallecidos, un aflojamiento de las medidas de restricción existentes corre riesgo de agravar aún más el nivel de situación”. Así concluye el informe Análisis de la situación de la epidemia en Uruguay, del 26 de abril, del Grupo Asesor Científico Honorario (GACH).

En particular este informe fue elaborado por el grupo de Modelos y Ciencia de Datos del GACH y fue presentado al Poder Ejecutivo antes del Consejo de Ministros de este miércoles, según supo la diaria. El informe retoma la última versión presentada en enero y continúa el análisis de la situación del coronavirus en el país en base a datos públicos y otros reservados que obtienen de un acuerdo con el Ministerio de Salud Pública (MSP).

Según indican, en la comparación de los valores del pico de abril de este año con la situación en enero todos los indicadores empeoraron. “En la segunda semana de abril se llega a un promedio semanal de alrededor de 3.500 nuevos casos diarios a nivel nacional, cuatro veces mayor al máximo de enero”, señalan.

En cuanto a los otros indicadores, describen: “El número de casos activos llega a unos 35.000, también un incremento por un factor de cuatro. La positividad promedio semanal en los resultados de test es del 25% (comparado con el 11% del informe de enero). Un promedio de 60 fallecidos diarios en los últimos días, aproximadamente seis veces mayor que en enero. Una ocupación de 530 camas covid en CTI, un factor de 4,5 respecto al pico de enero”.

Uruguay se encuentra en el nivel de transmisión comunitaria (TC) más alto, el 4, según los parámetros de la Organización Mundial de la Salud (OMS), que mide cuatro indicadores. Todos fueron relevados por el grupo de Modelos y Ciencia de Datos e indican un agravamiento de la situación desde el informe presentado en enero.

La tasa de hospitalización “se ubicó en los últimos días por encima del límite del nivel TC4”; la mortalidad y la incidencia se encuentran “fuertemente dentro del nivel TC4” y la realización de pruebas “se ubica actualmente por encima del límite del nivel TC4”.

Foto del artículo 'Nuevo informe del GACH: “Se estaría posiblemente comenzando una nueva etapa de aumento de contagios”'

Con respecto a la capacidad de respuesta del sistema sanitario, en base también al criterio de la OMS, el GACH afirma que se encuentra “fuertemente comprometida y debe considerarse limitada”, ya que la ocupación total es de 74% y la ocupación por pacientes con covid-19 es de 54%.

Baja en la movilidad, baja en los contagios

El grupo analizó los indicadores de propagación de la enfermedad. En particular sobre el R, que indica el promedio de contagios que genera cada caso, se vio un crecimiento, con una tasa mayor a 1 a partir del 20 de febrero y durante todo marzo, “en una trayectoria aproximadamente exponencial”, aclaran.

“A partir de abril comenzó un freno significativo aproximadamente una semana después de la adopción de medidas gubernamentales (cierre de educación, oficinas públicas, etcétera) y el comienzo de la Semana de Turismo”, indican en el informe; agregan que cerca del 10 de abril se llegó a un valor de R menor a 1 y que se ubicaba en 0,95 al cerrar el informe. Sin embargo, según se observa en el monitor de covid, este martes el R estaba en un valor de 1,03.

Según comprobaron al comparar los datos de movilidad que brinda Google y los que obtuvieron de las compañías telefónicas, hay una idea clara: cuando se reduce la movilidad, como en la Semana de Turismo, los casos tienden a bajar. Según detallan, la correlación entre la movilidad y el R es máxima en un intervalo de 18 días, es decir, “el número de R sigue la tendencia del índice de movilidad visto 18 días atrás”.

Sobre esto, los investigadores afirman: “Siguiendo esta línea de razonamiento, teniendo en cuenta solamente la movilidad, no es esperable continuar con una reducción del número de reproducción y de los contagios, sino que se estaría posiblemente comenzando una nueva etapa de aumentos de contagios”.

Foto del artículo 'Nuevo informe del GACH: “Se estaría posiblemente comenzando una nueva etapa de aumento de contagios”'

Asimismo, advierten por el “delicado escenario que se enfrentaría en caso de comenzar una nueva escalada de contagios a partir de los números actuales”. De todas formas, moderan estas afirmaciones y señalan que “no tienen en cuenta el efecto del proceso de vacunación que se está realizando en paralelo”.

Lo que se espera de la vacunación

Los investigadores se preguntan: “¿Puede el avance de la campaña de vacunación explicar la evolución reciente, en particular el freno observado en abril?”, y responden: “Es difícil que la vacunación haya sido el motor del enlentecimiento”.

Señalan que la vacuna que más se distribuyó en el país es la de Sinovac, que tiene un alto grado de efectividad semanas después de la segunda dosis, que a nivel país se está aplicando en estos días. Según los datos nacionales y en comparación también con la situación internacional, estiman que “la perspectiva más firme es que harán falta uno o dos meses más y la extensión mayor de la vacunación” para que esta “pueda asegurar el control que todos aspiramos”.

Un punto aparte se lleva la vacunación con Pfizer-Biontech, ya que este fármaco muestra altos niveles de efectividad incluso después de la primera dosis, pero se ha administrado casi en exclusividad a los trabajadores de la salud. Al ver esas estadísticas el grupo afirma que se “constata un desacoplamiento de la evolución de esta población respecto de la población en general”.

Las proyecciones del GACH

En sus conclusiones el grupo indica que la situación actual es “muy grave” y en base al deterioro de todos los indicadores aseguran que “la necesidad de una reducción importante y rápida de los casos es por demás clara”.

A los investigadores les preocupan los indicadores de movilidad, más allá de que hayan “repuntado luego de la Semana de Turismo a valores menores que en marzo”, ya que “no alientan, por sí mismos, la reducción necesaria de los contagios”. Además, subrayan: “De ocurrir una meseta en estos valores debe pensarse en la cantidad de fallecidos de mayo, la cual sea difícilmente menor que la de abril”.

Además, tal como demuestran los números de esta semana, el valor de R ya superó el 1 y eso, según indican los investigadores, puede indicar el retorno de una “tendencia exponencial de casos” que llevaría “a una situación de gravedad extrema dado que el sistema de salud ya no tiene reservas”.

Sobre la vacunación concluyen que hace falta trabajar más sobre los datos, pero “no es esperable que en el próximo mes la vacunación por sí sola pueda reducir significativamente los casos”.

informe-modelos by la diaria on Scribd