“Sé tu propio jefe. Trabaja para nuestra aplicación el tiempo que tú quieras, aunque te advertimos que con menos de ocho horas por día no te alcanzará para nada. ¡Pero la decisión es tuya! Y los aportes sociales también son solamente tuyos”. Esta clase de pensamientos marca nuestro presente en materia de flexibilización laboral. ¿Y el futuro? Podemos aventurar que será algo parecido a lo que le ocurre a Charlie, la protagonista de esta aventura.

Temprano, en la mañana, dejó su habitación para una pareja que la utilizaría el resto del día. Trasladó pasajeros en su vehículo para un par de aplicaciones distintas, y luego directamente prestó el auto a un usuario de otra empresa. Alquiló su ropa, paseó perros, cuidó niños, tutoreó alumnos, conversó con extraños (por dinero) y consiguió una cita, también gracias al celular.

El mundo de este futuro –muy– cercano se rige por celulares, ratings y empleos de alquiler. Y Charlie conocerá la peor de sus facetas cuando su nombre aparezca en Reapr, un sitio de crowdfunding de asesinatos permitido por las autoridades.

La gente comienza a aportar dinero para la recompensa por matarla y el pozo se acerca al millón de dólares. Por ese dinero media ciudad de Los Ángeles se lanza detrás de esta joven, que como último recurso entra a un “Uber de guardaespaldas” y contrata a Vita, que no tiene buen puntaje pero al menos aceptó el reto. Así comienza Crowded, una historieta editada por Image Comics desde 2018 y que podría ser un episodio de Black Mirror. Tanto, que su guionista Christopher Sebela temió durante mucho tiempo que le primerearan el concepto. “Estaba convencido de que llegarían a esta idea antes de que yo pudiera”, declaró a Syfy. “Viví con miedo cada vez que Black Mirror anunciaba una nueva temporada”. Eso no ocurrió y la idea pudo desarrollarse en el mundo de las viñetas y los globitos de texto.

Mujeres en acción

Este es un cómic que no da tregua. Las protagonistas se conocen en la primera página y antes de llegar al final Vita ya mató al primer asesino en potencia. A partir de ese momento todo será huir, encontrar un refugio, creer que todo está en calma, repeler a una nueva oleada de sicarios, volver a huir, encontrar otro refugio y todo así. Pero esa es solamente una parte de la historia.

Especialmente en los primeros números, Sebela sabe cómo administrar la información para dejar enganchado al lector. Hay misterios que se mantienen (¿quién inició la campaña de crowdfunding contra Charlie?) y otros se van resolviendo número a número de la serie mensual.

Mientras tanto, somos testigos de la compleja relación entre la joven aparentemente frívola y hueca y la metódica y experimentada profesional encargada de salvarle la vida, algo que sería más sencillo si Charlie no dejara de cometer errores, como utilizar el teléfono celular y avivar a cientos de personas acerca de su actual ubicación. El formato de la historieta es ideal para que el equipo creativo cuente esta historia con la suficiente profundidad. Hay lugar para las escenas de acción y también para los momentos personales, y todos son igual de agradables a la vista del lector.

Foto del artículo ''

Hay equipo

Los responsables del resto de Crowded son Ro Stein y Ted Brandt en el dibujo, Triona Farrell en los colores, Cardinal Rae en el rotulado y Juliette Capra en la edición. No es menor el detalle de que todos ellos más Sebela estén señalados como “creadores” del título. Además del guion, tanto el arte como el coloreado merecen un destaque. Stein y Brandt crean un mundo moderno sin virar demasiado hacia la ciencia ficción, porque no es el objetivo de la historia. Apenas si veremos mesas que funcionan como monitores de computadora y muchos vehículos que se manejan solos. Pero este es un mundo posible, mirado a través de un filtro de chicle, que le da un colorido que lo hace aun más atractivo.

Un detalle que no es original pero aquí muestra una de sus mejores aplicaciones (guiño) es el de los efectos de sonido. Las onomatopeyas como bang, scree, blam o cualquier otra de ellas están integradas en el dibujo, así que el sonido del disparo está rotulado con forma de disparo, el sonido de frenada acompaña el movimiento del auto que derrapa, y todo así. No es tan fácil de describir en este medio, pero lo identificarán tan pronto como lo vean.

El diseño de los personajes es muy particular, lo que separa a este cómic de casi todos los que se publican en el mainstream de Estados Unidos, y hay un gran uso tanto del lenguaje corporal como de las expresiones faciales. Cada uno de los creadores deja el alma en su pedacito de responsabilidad para el total.

Luces y sombras

También debe mencionarse como algo positivo la diversidad orgánica que tiene la historia. Un poco en cuanto a los cuerpos, y bastante más en cuanto a la sexualidad y las identidades de los protagonistas. De hecho, una de las protagonistas parece tener un secreto a voces y el guion no se preocupa en mencionarlo, porque hasta ahora no es importante.

Con el correr de los arcos y las escenas se introducen más elementos parodiables de nuestra realidad, como los youtubers, el costo de los servicios públicos y la decadencia de las bibliotecas. Sin embargo, en el segundo tomo (que comprende del número 7 al 12, que hasta ahora es el último publicado) se empiezan a notar algunas repeticiones. Charlie necesita permanecer con vida un mes para que la campaña termine, y cada tomo cuenta aproximadamente una semana en la vida de ella y su compañera.

Con un primer tomo casi perfecto, Crowded necesita recuperar el buen ritmo en su tercera tanda de episodios, que todavía no tiene fecha de salida. Pero vale la pena ir leyendo esta primera mitad de la historia, que cuenta con muchísimos más aciertos que errores.

Crowded vol. 1: Soft Apocalypse y Crowded vol. 2: Glitter Dystopia. De Christopher Sebela, Ro Stein y Ted Brandt. Image Comics, 168 páginas. 2019 y 2020. Los números independientes y los volúmenes recopilatorios están disponibles en formato digital en comixology.com.