Continuando con el seguimiento del precio de nuestra comida típica nacional, se pone a disposición del lector las principales conclusiones que muestra el Índice de Precios del Asado con Picadita (IPAP), presentado el mes pasado (ver artículo “La inflación del asado con picadita”) y construido a partir de datos públicos de precios relevados por el Instituto Nacional de Estadística y el Ministerio de Economía y Finanzas (MEF).

El asado con picadita se abarató entre mayo y junio

Según el IPAP, el costo total del asado con picadita para seis personas sufrió una caída de $ 68, y pasó de $ 2.302 en mayo a $ 2.234 en junio. Esta evolución implica una variación mensual de -2,9%, y se configura como la caída mensual más importante de los últimos diez años.

Una hipótesis que podría explicar este movimiento es el acuerdo voluntario de precios de los supermercados propuesto por el gobierno, que incluye productos como el pan flauta, el asado de tira, la colita de cuadril, el chorizo, el queso colonia, la lechuga y el tomate, de acuerdo a lo publicado por el MEF. Dicho acuerdo voluntario estará vigente hasta el 11 de agosto. También incidieron los problemas en la exportación de carne a algunos mercados internacionales –en particular China, Argentina y Brasil–, que provocaron una baja de $ 15 en el precio del asado, según anunció en la primera quincena de junio el presidente de la Unión de Vendedores de Carne, Heber Falero.

Foto del artículo ''

La inflación general, medida por el Índice de Precios al Consumo (IPC), también experimentó un enlentecimiento en junio, cuando alcanzó un valor mensual de 0,02%, una cifra bastante atípica que sorprendió a los analistas, quienes esperaban un aumento de 0,45% en el mes, de acuerdo a la encuesta de expectativas del Banco Central del Uruguay. De hecho, la inflación mensual de junio fue la segunda más baja de los últimos diez años, después del -0,1% de abril de 2014 (se exceptúan los valores de inflación mensual de diciembre de cada año, que tienen el efecto distorsivo de UTE premia).

Bajó la carne y bajó más aun la lechuga

El componente más importante de la canasta, la carne que va en la parrilla (el asado, la colita de cuadril y los chorizos), que representa la mitad del costo total, experimentó una caída de 3,4%. Dentro de la carne se destacó la caída del asado de tira, cuyo precio bajó 6,5%.

Sin embargo, no fueron los productos cárnicos los que experimentaron el descenso más pronunciado. El producto de la canasta del IPAP que sufrió la variación de precio más importante fue la lechuga crespa, cuyo precio bajó 15%. Este ingrediente de la ensalada fue además el que más vio caer su precio de todos los de la canasta global de 357 productos que releva el MEF y publica en la página precios.uy (seguido por la banana, la naranja y el jabón de glicerina).

La inflación anual sigue en niveles históricamente altos

Más allá de la baja de junio, la inflación del asado con picadita sigue en niveles altos, y alcanza un acumulado en 12 meses a junio de 2020 de 12,7%, un valor históricamente elevado que continúa superando a la inflación general, que se ubicó en 10,4%.

Canasta del IPAP

La canasta del IPAP está compuesta por tres cervezas Patricia de un litro, una Coca-Cola de 2,25 litros, un vino tinto Santa Teresa clásico de un litro, un paquete de papas chips de 150 gramos, 300 gramos de queso colonia, dos flautas, un kilo y medio de asado de tira, una colita de cuadril de un kilo, tres chorizos extra Cattivelli, una lechuga, tres tomates y un helado Crufi de dulce de leche granizado de un litro.