El dato

De acuerdo a la información presentada por el Instituto Nacional de Estadística (INE) los salarios se mantienen en promedio un 3% por debajo de su nivel de 2019. Esto se produce pese al adelanto del correctivo salarial a los funcionarios públicos otorgado por el Poder Ejecutivo en el mes de julio y a la convocatoria a negociar dicho adelanto en los sectores que no lo tenían previsto dentro del sector privado. Las variaciones salariales por sectores en relación a 2019 son muy heterogéneas. Por ejemplo, en el gráfico se muestra la evolución del sector más afectado, hoteles y restaurantes, donde la caída alcanza hoy a 7,7%.

Foto del artículo 'Gráfico de la semana: luego del adelanto del correctivo de julio, los salarios siguen por debajo del nivel de 2019'

El contexto

¿Qué tiene de particular el dato del salario real de julio?

En el mes de abril de este año el gobierno anunció un conjunto de medidas que se harían efectivas a partir del mes de julio con el fin de actuar sobre el deterioro de los ingresos de los hogares.1 En cuanto al salario, puso en marcha dos instrumentos: (i) para el sector público, decretó un adelanto de 2% de aumento salarial a partir de julio, y (ii) para el sector privado, planteó en el Consejo Superior Tripartito que se convoque a las mesas de negociación que no tenían previsto correctivo por inflación en 2022 para que lo discutan. De esta negociación del sector privado, según el Ministerio de Trabajo y Seguridad Social, la mitad (51,1%) de las 86 mesas convocadas aprobó el adelanto del correctivo y la otra (48,9%) no llegó a acuerdo.

El dato de aumento salarial de julio era esperado para evaluar el impacto de estas medidas anunciadas para frenar el deterioro del salario real, que, pese a alcanzarse niveles trimestrales interanuales superiores de producto interno bruto respecto a 2019, todavía se encuentra fuertemente rezagado. El resultado observado fue una recuperación salarial que, en promedio, devolvió al salario real a los niveles de un año atrás (3% debajo de los del promedio de 2019). La inflación de los próximos meses probablemente deteriore nuevamente el salario real en los próximos meses camino a los ajustes de enero de 2023.

¿Cómo ha sido la heterogeneidad de la evolución de los salarios reales en distintos sectores?

En comparación con el promedio de 2019, la caída ha sido generalizada pero con heterogeneidades. Respecto al promedio de 2019 se observan las siguientes caídas por sector: 0,4% en el caso de la construcción, 0,7% en actividades inmobiliarias y empresariales, 1,2% en actividades de intermediación financiera, 2,6% en la industria, 3,8% en el comercio, 4,7% en transporte y comunicaciones, 4,7% en servicios sociales y de salud, 5,2% en enseñanza, y 7,7% en hoteles y restaurantes. Cabe recordar que la pérdida salarial total del período considerado acumula la suma de pérdida salarial de todos los meses (por ejemplo, en el sector privado los trabajadores perdieron un salario desde marzo de 2019)2.

¿Qué sucede con los sectores más sumergidos?

El Ministerio de Trabajo y Seguridad Social presentó los lineamientos para la negociación salarial de aquellos sectores que fueron categorizados como “muy afectados” en el marco de la pandemia. Estos sectores transitaron desde la pandemia por dos rondas puente y acumulan un importante retroceso salarial. Se trata de un universo de aproximadamente 40.000 trabajadores cuya mayoría percibe bajos ingresos. Según las estimaciones del Instituto Cuesta Duarte,3 los ajustes no serán suficientes para compensar todo lo perdido desde junio de 2020. Según estos cálculos, a mediados de 2026 los salarios reales de este sector todavía estarían cerca de 1% por debajo del nivel inicial con base en las estimaciones de inflación previstas por los analistas en el último relevamiento de expectativas del BCU.


  1. Ver comunicado del gobierno https://medios.presidencia.gub.uy/tav_portal/2022/noticias/AJ_246/Comunicado%2018-4-2022.pdf 

  2. Ver “Salario privado, ¿qué sucedió realmente?” 

  3. Cuesta Duarte. Primeras apreciaciones acerca de los lineamientos presentados por el Poder Ejecutivo para los “sectores muy afectados”.