El segundo censo docente nacional se hizo durante el último trimestre de 2018, y este martes se presentaron los resultados. Se censó un total de 61.420 docentes de todos los subsistemas de la Administración Nacional de Educación Pública (ANEP) y, según los datos, 71,3% trabaja exclusivamente en la órbita pública, 14,7% lo hace en centros privados y 14% en ambas órbitas. Acompañando el ritmo de crecimiento de la matrícula y la diversificación de las modalidades de trabajo, creció también la cantidad de docentes: se pasó de 41.319 en 2007 –año del primer censo– a 52.387 en 2018, es decir, aumentó 26,8%, explicó el coordinador del Departamento de Investigación y Estadística de la ANEP, Alejandro Retamoso.

Las mujeres siguen siendo mayoría en el ámbito docente tanto en el ámbito público como en el privado: ocho de cada diez docentes se identifican con el sexo femenino, y dentro de los subsistemas públicos el grado de feminización es más marcado en educación inicial y primaria, con 90,8% de maestras. El censo también determinó que cerca de 70% de los docentes tienen entre 30 y 54 años en casi todos los subsistemas, salvo el Consejo de Formación en Educación (CFE), donde los docentes son un poco mayores.

Docentes de aula según carácter del cargo por sector y nivel

La mayoría de los docentes tiene formación en educación: 71,1% tiene titulación específica, 17,6% tiene formación docente incompleta y 11,2% no tiene estudios de este tipo, aunque de esos docentes la mayoría es graduada de otro tipo de carreras de nivel terciario. Dentro de los subsistemas, el Consejo de Educación Técnico Profesional es el que tiene menor cantidad de docentes con formación en educación: sólo 46,1%. El presidente del Consejo Directivo Central de la ANEP, Wilson Netto, comentó que “esa parte de personas que desempeñan el rol docente sin título tiene diversos títulos terciarios y universitarios y atiende áreas relacionadas a la UTU, donde Uruguay no ha constituido una formación docente específica”.

Netto también destacó la formación de posgrados: “En este quinquenio se ha hecho un esfuerzo muy particular en el CFE en el tema de los posgrados”.

La efectivización de los cargos fue una política de la última administración, sobre todo en el Consejo de Educación Secundaria. Según el censo, casi la mitad de los docentes de aula censados son efectivos en sus cargos, mientras que la otra mitad tiene un cargo interino o hace una suplencia. Al respecto, Netto apuntó que “hay que seguir trabajando en ese sentido, aunque es verdad que hay nuevos roles que inician en carácter de interinato y después se hace un llamado a efectividad”.

En cuanto a la inserción laboral, el censo demuestra que 60% de los docentes trabajan en una sola institución educativa, mientras que 25,4% reparte sus horas en dos lugares y 16,2% trabaja en tres o más centros. Si se mira dentro de los subsistemas, la mayoría de los maestros trabajan en una sola escuela. Además, se señala que 19,2% de los docentes que se desempeñan en centros educativos de la ANEP en funciones de docencia directa tienen, además, inserción en una institución del ámbito privado. Según el censo, el sistema docente uruguayo muestra una “relativa inestabilidad” en los planteles de los centros educativos: casi la mitad de los docentes llevaba en 2018 tres años como máximo en la institución.

En ese capítulo también se detalla que hay “un importante nivel de heterogeneidad en la situación de los docentes uruguayos con relación a su dedicación horaria en las instituciones de enseñanza en las que trabajan. En particular, el relevamiento indica que aproximadamente 30% de los docentes se desempeña por diez horas semanales o menos” y que “uno de cada tres docentes declaró que, de haber podido, habría elegido más horas docentes de las que efectivamente tomó”.

Satisfacción docente

El censo también indaga sobre el nivel de satisfacción de los docentes. En el caso de los trabajadores del sector público, lo que más satisface a los docentes es la actividad de enseñanza en sí (91,2%) y lo que menos le satisface es el salario (29,4%). Además, se midió la satisfacción con los centros en los que los docentes trabajan, las horas trabajadas, las posibilidades de crecimiento y el reconocimiento social (prestigio docente).

.