Organizaciones y colectivos feministas de todo el país convocaron a movilizarse este miércoles contra las distintas formas de violencia basada en género por el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer. Hubo talleres, concentraciones, marchas y en algunas ciudades la invitación era a una lectura de proclama. En todos los casos, debido a la pandemia de covid-19, se exhortó a participar con tapabocas y respetando la distancia la física.

En Montevideo, los colectivos Mujer y Salud en Uruguay (MYSU) y Gozarte inauguraron la jornada con una performance al mediodía en la plaza Independencia. Por la tarde, una decena de colectivos feministas convocaron a marchar desde la Intendencia de Montevideo (IM) hasta la plaza Libertad bajo la consigna “Ni sumisas, ni encerradas: en la calle organizadas”, mientras en la plaza 1º de Mayo la Intersocial Feminista se concentró con el lema “Violencia de género, responsabilidad de Estado”.

Performance "Uruguay no será la República del cuento de la criada" en la Plaza Independencia por el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia hacia las Mujeres

Performance "Uruguay no será la República del cuento de la criada" en la Plaza Independencia por el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia hacia las Mujeres

Foto: Federico Gutiérrez

El llamado de las “criadas”

Decenas de mujeres y disidencias con capas rojas y gorros blancos irrumpieron al mediodía en la plaza Independencia en silencio, serias y con la cabeza gacha. No era la primera vez que recreaban El cuento de la criada, la novela distópica de la escritora canadiense Margaret Atwood en la que plantea la creación de un país donde las mujeres son obligadas a someterse, renunciar a su autonomía y parir para las clases poderosas. Sin embargo, el impacto nunca deja de ser fuerte. Esta vez, además, las “criadas” llegaron a las puertas de la Torre Ejecutiva, donde entregaron un documento a las autoridades con algunas de las demandas de MYSU y Gozarte, los colectivos que coordinaron la intervención artística.

En el marco de este #25N, exigieron al Estado “políticas públicas que aborden las desigualdades de género de forma estructural para prevenir la violencia machista”, la “transversalidad de la perspectiva de género en todas las acciones e instituciones de gobierno” y la implementación de un “plan de acción ante la declaración de la emergencia por violencia basada en género con presupuesto acorde a esta prioridad”.

Concentración en la Plaza 1 de Mayo por el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia hacia las Mujeres.

Concentración en la Plaza 1 de Mayo por el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia hacia las Mujeres.

Los colectivos pidieron un sistema de respuesta a la violencia de género que asegure “acceso a la Justicia, mecanismos de denuncia claros y eficaces, no revictimización de quienes denuncian y reparación para una vida libre de toda forma de violencia”.

También solicitaron prestar atención a las consecuencias de la pandemia que afectan especialmente a mujeres y disidencias. En este sentido, exigieron incorporar la perspectiva de género a los protocolos por emergencia sanitaria y que se brinde “especial apoyo a quienes están en la primera línea de atención y cuidados en la salud, la educación, ollas populares y otras medidas solidarias, así como renta básica dirigida especialmente a mujeres jefas de hogar”. La proclama cierra con un pedido: “No queremos un Estado ausente cómplice de la violencia patriarcal”.

Performance 10 de cada 10, frente al Palacio Legislativo, por el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia hacia las Mujeres

Performance 10 de cada 10, frente al Palacio Legislativo, por el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia hacia las Mujeres

Foto: Mariana Greif

Organizadas y en las calles

“Hoy no están todas nuestras voces porque desde la tumba no se puede gritar”, decía un cartel color lila decorado con glitter que sostenían dos chicas paradas en la mitad de la explanada de la IM. A unos metros, otra levantaba una cartulina blanca que en letras violetas y negras exponía: “No es justo tenerle miedo a existir”. A su alrededor, mujeres y disidencias autoconvocadas, colectivos feministas y otras organizaciones se preparaban para marchar hasta la plaza Libertad, con la misma consigna: “Ni sumisas, ni encerradas: en la calle organizadas”.

Antes de iniciar la marcha, los distintos colectivos que adhirieron a la convocatoria leyeron sus proclamas: Colectivo Feminista Violeta; Comisión de Género de la Sociedad Uruguaya de Actores; Comisión Feminista Our Voice; ¿Dónde están nuestras gurisas?; Encuentro de Feministas Diversas (EFD); MYSU y Gozarte; Minervas; Paro Internacional de Mujeres, Lesbianas, Travestis, Trans y No Binaries en Uruguay; y Unión Trans.

“No aceptaremos más la violencia en nuestros hogares, donde tantas veces somos tratadas como una posesión, como alguien que debe cumplir y que no es libre de ser”, advirtió Our Voice, ya que “el machismo nos condena cada día cuando nos miran, cuando nos acosan, cuando nos tocan, cuando nos abusan, cuando nos violan y cuando nos matan”.

Performance 10 de cada 10, frente al Palacio Legislativo, por el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia hacia las Mujeres

Performance 10 de cada 10, frente al Palacio Legislativo, por el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia hacia las Mujeres

Foto: Mariana Greif

Las palabras de todos los colectivos recordaron a las víctimas de femicidios, a las mujeres, niñas y adolescentes que cayeron en redes de trata y explotación sexual, a las que sufrieron y sufren abuso, acoso y violencia de cualquier tipo en todos los ámbitos de la vida. También a las desaparecidas: el colectivo ¿Dónde están nuestras gurisas? denunció en ese sentido que, detrás de cada desaparición, “hay múltiples violencias y vulneraciones, omisiones del Estado, violencia sexual, redes de trata y narcotráfico”.

Las mujeres y disidencias exigieron un presupuesto que permita implementar de principio a fin lo que establece la Ley 19.580 de violencia basada en género. Porque “aunque pesa una declaración de emergencia nacional, se definió postergar para 2024 la implementación completa”, como expresó EFD.

Rechazaron la ley de urgente consideración (LUC) debido a que, como señaló el Paro Internacional de Mujeres, “Violenta el mandato popular, antipunitivo, de cara a generar su marco de ajuste y reforma del Estado para favorecer a los sectores de concentración del capital que profundizan cada vez más las condiciones de desigualdad en las que nos encontramos las más pobres que vivimos en este territorio”.

Marcha por la Avenida 18 de Julio por el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia hacia las Mujeres

Marcha por la Avenida 18 de Julio por el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia hacia las Mujeres

Foto: Mariana Greif

Y aplaudieron cuando la vocera del Colectivo Feminista Violeta pronunció: “Ante el patriarcado, ¡más feminismo popular! Somos mujeres, colectivos y organizaciones sociales en resiliencia y nos levantamos con el puño en alto”.

“Quisieron cercenar nuestra sexualidad y nuestros placeres, nuestros amores y nuestras alegrías. No supieron que aprendimos a encontrarnos, a liberarnos y a gozar las vidas a cada paso”, leyeron las Minervas. “Quisieron aislarnos, llenarnos de miedo. No supieron que sabemos que en las miradas y en las vidas de otras, en las luchas compartidas, cuerpo a cuerpo, aprenderíamos que no estamos solas. ¡Tiemblen que las brujas hemos vuelto!”.

Después de las lecturas, la Coordinadora de Feminismos realizó una performance artística vinculada a la temática. Pasadas las 19.00, comenzaron a caminar, entre bombos y cánticos, por la Avenida 18 de Julio. Al llegar al destino, todas cantaron al unísono “Canción sin miedo”, de la cantautora mexicana Vivir Quintana, que adaptaron a la realidad uruguaya: “Que tiemble el Estado / los cielos / las calles. / Que tiemblen los jueces y los judiciales. / Hoy a las mujeres nos quitan la calma / nos sembraron miedo / nos crecieron alas”.

Marcha por la Avenida 18 de Julio por el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia hacia las Mujeres

Marcha por la Avenida 18 de Julio por el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia hacia las Mujeres

Foto: Mariana Greif

“Sin presupuesto es puro cuento”

El movimiento en la plaza 1º de Mayo empezó a sentirse a partir de las 18.30. Allí un cartel negro, grande, con letras violetas, gritaba a pocos metros del Palacio Legislativo: “Compromiso = Presupuesto”. La Intersocial Feminista convocó a concentrarse con distintos hashtags como #EmergenciaNacional, #NuestrasVidasValen y #SinPresupuestoEsPuroCuento, que podían verse en algunas de las pancartas que llevaban mujeres. Una consigna más grande englobaba a todos: “Violencia de género, responsabilidad de Estado”.

Antes de las 19.00, la plaza fue escenario de la performance Diez de cada diez, dirigida por Valeria Píriz y Leticia Magallanes, que emergió en el marco del Día Internacional de la Mujer de 2015 como forma de accionar en el espacio público para generar conciencia sobre la violencia de género.

Luego de la intervención, representantes de la Intersocial Feminista leyeron la proclama de este #25N, que además de poner énfasis en el presupuesto, denunció la violencia hacia mujeres afro, las trans y las lesbianas, así como la explotación y el abuso sexual contra las infancias. “Basta de naturalizar y minimizar los distintos tipos de violencias que sufrimos todos los días: sexual, doméstica, callejera, psicológica, económica, verbal y física; violencia que está en nuestras casas, trabajos y en las calles”, aseguró la proclama.

Marcha por el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia hacia las Mujeres, ayer, en el centro de Montevideo.

Marcha por el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia hacia las Mujeres, ayer, en el centro de Montevideo.

Foto: Ernesto Ryan

“Nos movilizamos para decir basta de femicidios, basta de no tener el presupuesto apropiado para instrumentar una ley que protege nuestras vidas y nos da garantías”, señalaron las activistas. En esta materia, volvieron a reclamar un presupuesto de 50 millones de dólares para servicios especializados, fiscalías, juzgados multimateria en todo el territorio nacional, capacitación en interseccionalidades, género y derechos humanos para operadores judiciales y educación sexual integral en la enseñanza, entre otras cosas.

“Basta de relativizar la emergencia nacional que atravesamos, y decir que resulta inadmisible la mutilación de la Ley 19.580, cuando se plantea la derogación (en primera instancia) y suspensión sin plazo ni condiciones (en una segunda instancia) de los juzgados multimateria y asegurar condiciones de acceso a una Justicia de calidad”, agregaron.

El llamado de la alianza de organizaciones feministas resaltó también los efectos de la pandemia en las mujeres. “Nos movilizamos porque las desigualdades de género rompen a la vista durante la emergencia sanitaria y social: por la precariedad de los empleos, los mayores índices de desempleo y por asumir de manera desigual las responsabilidades de cuidados y de las tareas domésticas, porque en épocas de crisis las mujeres somos las más empobrecidas”, aseguraron en ese sentido.

Marcha por la Avenida 18 de Julio por el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia hacia las Mujeres

Marcha por la Avenida 18 de Julio por el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia hacia las Mujeres

Foto: Mariana Greif

A la vez, cuestionaron las “restricciones para acceder a los servicios de salud sexual y reproductiva” durante la pandemia, que tampoco puede servir para “justificar la violencia obstétrica”.

La Intersocial Feminista también rechazó la aprobación de la LUC, que definió como “un retroceso importante para los derechos humanos en Uruguay que afectan de manera desigual a mujeres, afros y adolescentes; en materia de legislación policial, proceso penal, privación de libertad, alquileres y protesta social”.

“Basta de pensar que la violencia de género va a desaparecer tan sólo con decir que es un problema grave”, remató la proclama. “A los problemas graves se los discute, se los toma en serio, se le generan estrategias para modificar las prácticas y conductas que los generan, se los atiende con políticas públicas y se les destina recursos”.