En un partido que se resolvió en el segundo tiempo, Nacional venció por 2-0 a Peñarol con goles de Gonzalo Chori Castro y Guzmán Corujo, y se quedó con el Torneo Clausura, lo que sumado a haber ganado la Tabla Anual de la temporada lo lleva como finalista a la semifinal-final del próximo domingo. Peñarol, como campeón del Apertura deberá derrotar a Nacional el domingo a las 17.00 para estirar la definición a dos finales más, pero si el que gana es Nacional se quedará con el Uruguayo 2019.

Hay pocas cosas más maravillosas que el aura de las luces del estadio encapsulando el Parque Batlle, en una noche calurosa y de partido de fútbol trascendente. Es como el ambiente de las fiestas. Cuando uno va llegando, imantado por el cemento del Centenario, parecería que nada puede salir mal, en esas nochecitas carnavaleras y el perfume del fútbol. “Después, qué importa ya el después”, dice el tango pero no la definición del Uruguayo. Para Nacional, que ganó muy bien, fue una alegría y una ventaja. Para Peñarol rearmarse y tratar el domingo de generarse una nueva oportunidad.

Guzmán Corujo y Felipe Carballo, festejan el segundo gol de Nacional a Peñarol, anoche, en el estadio Centenario.

Guzmán Corujo y Felipe Carballo, festejan el segundo gol de Nacional a Peñarol, anoche, en el estadio Centenario.

Foto: Sandro Pereyra

A ver

Una caída de Matías Zunino en el área fue la primera acción concreta del VAR, cuando Andrés Matonte paró, para que desde el contenedor le dijeran qué había pasado. Otro reflejo de la aparición del VAR en el Campeonato Uruguayo estuvo dado por el primer córner donde no hubo agarrones.

Nacional, lentamente pero con juego de velocidad por las bandas, se fue adueñando del partido y fue ahí que otra vez el joven golero sabalero Thiago Cardozo empezó a demostrar su gran momento. Le contuvo no menos de tres pelotas de gol a Gonzalo Bergessio y compañía. De ahí hasta el pitazo final del primer tiempo siguió dominando Nacional, pero el encuentro cerró su primera mitad sin goles.

Chori completo

El segundo tiempo empezó con mayor paridad que los últimos minutos de la primera parte. A los 15 llegó el gol de Nacional. Fue una jugada maravillosa y una definición más hermosa aún de Gonzalo Chori Castro que controló y en el mismo movimiento resolvió cruzar de zurda para mandar la pelota al fondo de las redes.

Gonzalo Bergessio y Santiago Rodríguez, festejan un gol de Nacional a Peñarol.

Gonzalo Bergessio y Santiago Rodríguez, festejan un gol de Nacional a Peñarol.

Foto: Sandro Pereyra

Vale repasar la jugada porque de taco Armando Méndez consiguió desbaratar un pase en profundidad de Facundo Pellistri. Salieron por la banda derecha combinando con Matías Zunino y Santiago Rodríguez, y en el momento de llegar a la altura del área contraria combinó con Zunino, que se fue paralelo al área grande de derecha a izquierda y filtró el pase para el Chori Castro. Cinco minutos después el rodriguense Guzmán Corujo, de cabeza, puso el 2-0 a favor de Nacional. El tiro libre de Santiago Rodríguez en forma de centro cayó en las inmediaciones del punto penal, donde Corujo le ganó en el salto y en el cabezazo a Fabricio Formiliano para poner la pelota contra el caño.

Ello y la expulsión por un codazo del zaguero aurinegro Enzo Martínez empezaron a generar anticipadamente la sensación de que el partido y el Clausura estaba definido, y mientras transcurría la segunda parte del tiempo final, pensando en esos minutos pero también en los 90 de la semifinal-final del domingo, donde Nacional puede coronarse campeón uruguayo si se impone o Peñarol, con un triunfo, puede estirar la definición a dos finales más.

Giovanni Gonzalez, de Peñarol, y Santiago Rodriguez, de Nacional, durante el clásico.

Giovanni Gonzalez, de Peñarol, y Santiago Rodriguez, de Nacional, durante el clásico.

Foto: Ernesto Ryan

.