En la vuelta a los clásicos en el Gran Parque Central, Nacional derrotó 2-0 a Peñarol, con goles de Brian Ocampo y Camilo Cándido, y continúa como líder del Torneo Apertura.

Esperándolo a Teo

El escritor argentino Eduardo Sacheri, en su cuento “Esperándolo a Tito”, la obra con la que despegó masivamente su exquisita carrera, cuenta la historia de un partido clásico entre muchachos de barrio y un futbolista, de barrio también, pero ahora un profesional determinante en el fútbol internacional, al que esperan para jugar, y ganar, aquel partido como antes.

Fue mucho más lindo cómo llegó Tito de su competencia internacional a jugar con sus compañeros que cómo lo hicieron Brian Ocampo, Camilo Cándido, Sergio Rochet, Facundo Torres y Giovanni González a uno y otro equipo, pero sin dudas los goles de Brian Ocampo especialmente, y de Camilo Cándido, conectan con aquel magistral relato.

El partido en el que 92 años después se volvía a jugar en el Gran Parque Central pudo haber sido recordado por ese acontecimiento histórico, pero seguramente lo recordaremos por los vuelos privados, por los jugadores sin dormir, por el recelo, por la chiquita. Lo cierto es que la vuelta del clásico al lugar que, a pesar de los 92 años en que no se jugó, es el segundo escenario que más veces ha albergado el partido Nacional-Peñarol, se empezó a decidir con el impresionante gol de campito de Brian Ocampo y se reafirmó en la conquista también trascendente de Camilo Cándido.

Amanecidos

Fue pobre el comienzo del partido. Tal vez por la sensación inadvertida de andarlo parangonando con el consumo masivo y próximo del fútbol de altísima intensidad de las copas continentales. Se advertía en la simple visualización del juego, o en el análisis puntual del encuentro. A los 6’ una pelota quieta mandada por Brian Ocampo sorprendió en el punto penal a Matías Laborda, que no le pudo pegar y, contra el caño, pudo quedarse con la pelota Kevin Dawson.

Braian Ocampo, tras ser sustituido, en el clásico por la novena fecha del Torneo Apertura, en el Gran Parque Central.

Braian Ocampo, tras ser sustituido, en el clásico por la novena fecha del Torneo Apertura, en el Gran Parque Central.

Foto: Ernesto Ryan

La respuesta inmediata de Peñarol fue un minuto después, también de tiro libre, a través de un certero remate de Pablo Ceppelini, que generó una enorme atajada de Sergio Rochet.

A los 20’ Alejandro Cappuccio intervino sobre el partido al aprovechar tempranamente el abanico de cinco cambios posibles y sacar del campo a Gabriel Neves, que, por sensación térmica fogoneada por los gritos de los hinchas VIP, parecía estar en el límite de la segunda amarilla. Maximiliano Cantera se unió a la media cancha tricolor.

Hubo algunos trazos de intento de afirmarse en el partido por parte de la visita y una cadena de microfrustraciones en Nacional, que no encontraba el juego que había intentado, planeado. Muchas faltas, poco juego y ausencia de individualidades que pudiesen ayudar a resolver las cosas.

Un empate clavado desembocó en el minuto 45 y en los posibles ajustes de ideas y de nombres de los vestuarios.

Teo y sus amigos

El segundo tiempo encontró en el campo a Facundo Torres. El paceño que el sábado había jugado en Brasilia media hora con la selección salió al Gran Parque Central con apenas unas horas de sueño y arrancó de manera determinante combinando con Joaquín Piquerez y generando una acción de gol que Agustín Álvarez Martínez no pudo hacer subir al marcador.

Aunque Nacional respondió de inmediato con una de Maxi Cantera, que demoró un segundo más de lo necesario su remate, esos fueron minutos de los aurinegros al influjo del joven Facundo Torres, quien además fue muy golpeado.

Cuando ingresó y se asentó Andrés D’Alessandro, Nacional creció algo en acciones ofensivas y niveló el juego, pero de todas maneras no era un indicio de que los tricolores ganarían el partido como lo ganaron.

A los 27’ llegó el primer gol tricolor a través de Brian Ocampo, el mismo que llegó de Brasilia en la madrugada y jugando amanecido como después de haber salido de Sudaka. Brian, al que sus amigos del fútbol del pueblo conocen como Teo, llegó con los botines colgados del cuello, se los puso y como si estuviera en el campito controló un larguísimo y preciso cambio de frente del fraybentino Laborda. Pedaleó, engañó y embaló en diagonal al área con frenesí, hasta definir como un rayo por entre las piernas de Kevin Dawson. Un golazo de barrio, de un jugador de campito, que desequilibra en el fútbol de elite.

Los jugadores de Nacional tras la victoria ante Peñarol en el clásico por la novena fecha del Torneo Apertura, en el Gran Parque Central.

Los jugadores de Nacional tras la victoria ante Peñarol en el clásico por la novena fecha del Torneo Apertura, en el Gran Parque Central.

Foto: Ernesto Ryan

Esperándolo a Teo, si me lo permite Sacheri.

Ahí se resolvió el partido. Faltaban 20’ pero lo pudo sostener, casi sin problemas. Cappuccio eligió reafirmar la acción defensiva colocando a Cristian Almeida como lateral izquierdo y poner a Camilo Cándido más arriba. Y fue Cándido, casi como aquel que resolvió la Supercopa 2020 para Liverpool, quien recibió en tres cuartos, se sacó gente de encima y resolvió de manera brillante para marcar el 2-0 con el que Nacional se llevaría el clásico, lo que lo deja fortalecido para el Apertura, que lidera, para los próximos clásicos de la Sudamericana y también en la historia, al ganar el primer clásico del profesionalismo en el Gran Parque Central.

Detalles

Torneo Apertura 2021 – 9ª fecha
Estadio: Gran Parque Central
Árbitros:Gustavo Tejera, Santiago Fernández, Mathías Muniz, Daniel Rodríguez (cuarto árbitro). Arbitro VAR: Christian Ferreyra. Ayudante VAR: Nicolás Tarán.

Nacional (2): Sergio Rochet; Mathías Laborda, Guzmán Corujo, Nicolás Marichal, Camilo Cándido; Gabriel Neves (20’ Maximiliano Cantera), Facundo Píriz (Joaquín Trasante), Brian Ocampo (81’ Christian Almeida), Alfonso Trezza (58’ Andrés D’Alessandro), Gonzalo Bergessio. Entrenador: Alejandro Cappuccio

Peñarol (0): Kevin Dawson; Maximiliano Pereira (67’ Juan Acosta), Gary Kagelmacher, Carlos Rodríguez, Joaquín Piquerez; Agustín Canobbio (81’ Ariel Nahuelpán), Walter Gargano, Jesús Trindade, Pablo Ceppelini (60’ Giovanni González); Cristian Olivera (46’ Facundo Torres), Agustín Álvarez Martínez (86’ Álvaro García). Entrenador: Mauricio Larriera

Goles: 72’ Brian Ocampo (N), 83’ Camilo Cándido (N).