Este martes el director de informativos de TV Ciudad, Eduardo Preve, declaró ante el fiscal especializado en Delitos Económicos de 3° turno, Gilberto Rodríguez, en la causa que investiga la filtración a la prensa del Plan de Inteligencia.

Si bien Preve fue citado en calidad de testigo, por lo que no necesitaba concurrir con un abogado, el periodista fue acompañado por su defensor, el exfiscal de Corte Jorge Díaz, y por la directora de TV Ciudad, Alejandra Casablanca, quien no ingresó a la sala de audiencia.

Según informaron a la diaria fuentes de la investigación, durante la comparecencia, que duró un poco más de una hora, el fiscal Rodríguez le consultó al periodista sobre la fuente que le proporcionó la información, le mostró el documento original para confirmar que fuera el mismo que sé publicó y reiteró algunas preguntas vinculadas a la forma de conseguir la información.

El periodista se amparó en el derecho a no revelar sus fuentes y señaló que la información fue chequeada con más de una de ellas, incluyendo a personas de distintos sectores e intereses contrapuestos.

A la salida de la Fiscalía, el abogado de Preve, Díaz, señaló el hecho de que el periodista haya sido indagado en calidad de testigo y señaló que Prevé “no va a ser nunca imputado por su conducta”. “Eso nos da tranquilidad de espíritu en un Estado democrático. No se puede mutar la calidad de testigo a la calidad de imputado”, agregó Díaz.

El exfiscal de Corte dijo que su defendido cumplió con su tarea como periodista y en ningún momento brindó información que permitiera identificar las fuentes por las que accedió al Plan Nacional de Inteligencia. Agregó que el fiscal no le pidió ninguna documentación.

“Fue un interrogatorio específico, pero todas las respuestas fueron preservando la fuente. [...] El día que un periodista revele directa o indirectamente la fuente estaría firmando su certificado de defunción como periodista y estaríamos vulnerando el derecho a la libertad de expresión y la libertad de prensa”, agregó.

Díaz dijo que “está bien” que su cliente sea convocado en calidad de testigo y no como indagado porque “la conducta de Preve no es delictiva, fue ajustada a derecho, la acción no es antijurídica”.

Jorge Díaz, a la llegada a Fiscalía.

Jorge Díaz, a la llegada a Fiscalía.

Foto: Ernesto Ryan

La causa fue iniciada por el director de la Secretaría de Inteligencia, Álvaro Garcé, luego de que se filtrara a la prensa parte del Plan Nacional de Inteligencia, que presentó ante la Comisión de Control y Supervisión del Sistema Nacional de Inteligencia de Estado.

Por este tema, la presidenta del Senado, Beatriz Argimón, se reunió con los coordinadores de bancada para analizar el caso y dispuso una investigación interna. En el momento de la comparecencia de Garcé no había funcionarios del Parlamento en la sala, y los legisladores que estaban presentes fueron Graciela Bianchi, Gustavo Penadés y Álvaro Viviano, del Partido Nacional; Raúl Batlle, del Partido Colorado; Daniel Caggiani, Micaela Melgar, Mariano Tucci y Diego Reyes, del Frente Amplio; y Luis Alberto Posse, del Partido de la Gente.

Tras conocerse la citación a Preve, la Asociación de la Prensa Uruguaya expresó su respaldo al periodista señalando que “se ve obligado a enfrentar instancias judiciales sólo por haber cumplido con su deber como trabajador de un medio de comunicación”. En esa línea, rechazaron “la decisión de judicializar el trabajo de los periodistas” y calificaron la citación a la Fiscalía como “un claro y contundente intento de menoscabo de la libertad de expresión”.

“Exhortamos a todos los integrantes de los poderes públicos y a los principales actores de la sociedad civil a reflexionar sobre la imperiosa necesidad de trabajar juntos para evitar que el clima de polarización que se está viviendo en países de la región se traslade a Uruguay”, concluye el comunicado.

Ahora la Fiscalía continuará la indagatoria en el Parlamento, donde declararán ante el fiscal Rodríguez los legisladores que integran la comisión en la que Garcé presentó el plan, según informaron a la diaria fuentes allegadas al caso.

El primero en ser indagado será el senador de Cabildo Abierto Raúl Lozano. Luego están agendados para el jueves los cuatro legisladores frenteamplistas Daniel Caggiani, Micaela Melgar, Mariano Tucci y Diego Reyes, que serán defendidos por el abogado Homero Guerrero.