Saltar a contenido

Laura Rey Gonnet

Rodolfo Boragno, Milton Torreli y Rossana Cáceres, el jueves, durante el III Encuentro Nacional "La economía solidaria es posible", en el atrio de la Intendencia de Montevideo. / foto: Javier Calvelo

Háblame de ti

Durante el III Encuentro Nacional de Economía Solidaria se presentó el proyecto “Mapeo, caracterización y desafíos de la Economía Solidaria en Uruguay”, que pretende conocer más sobre la experiencia de este sector y avanzar en caminos para expandirla. El proyecto depende de la Unidad de Estudios Cooperativos de la Universidad de la República y se extenderá por casi dos años. “Compañeros y compañeras, abrid vuestros talleres, emprendimientos, lugares de trabajo, que vamos a ver cuántos somos”, dijo con ímpetu Rossana Cáceres, presidenta de la Coordinadora Nacional de Economía Solidaria.
Ingreso de caña de azúcar al ingenio de Alur.  (archivo, setiembre de 2006) · Foto: Sandro Pereyra

Abundancia crítica

Si con la crisis económica y financiera los países europeos no tenían suficiente, la amenaza de una nueva debacle alimentaria es la gota que derrama el vaso e insta a cantar al unísono: “cartón lleno”. Con los índices de precios internacionales de alimentos en el ojo del huracán, el temor de repetir la crisis de 2007-2008 crece. ¿Cuál es el camino? Actuar a tiempo es la premisa para evitar un nuevo desbarajuste, pero esta vez con un mundo más desvencijado que hace cinco años.