Saltar a contenido

Rafaela Lahore

Guillermo, César y la hija de ambos en su casa, en Atlántida, Canelones. Foto: Santiago Mazzarovich

Formas de ser familia

En Uruguay hay niños y adolescentes que llevan una vida como cualquier otra. Sin embargo, tienen una particularidad: sus padres son personas del mismo sexo. ¿Cómo son esas familias que se alejan de lo que hasta ahora se consideraba el modelo de familia tradicional?
Los técnicos Andrea Maciel, Tatiana Leibner y Santiago Roland, en el Observatorio Astronómico Los Molinos. Foto: Federico Gutiérrez

La rebeldía de mirar el cielo

Los astrónomos del Observatorio Astronómico Los Molinos (OALM) se emparientan con miles de hombres y mujeres que, en distintas épocas, en diferentes civilizaciones y con distintos instrumentos, tuvieron la misma fascinación: estudiar el espacio.

Escondidos

Existen más de 5.500 niños y adolescentes en Uruguay para quienes su casa ya no es su casa: viven con familias de acogida o en alguno de los hogares del Instituto del Niño y Adolescente del Uruguay (INAU). Suelen ser niños de familias pobres, desmembradas, que sufrieron algún tipo de abuso y que viven separados de sus padres, algo escondidos, bajo el cuidado del Estado.
Planta baja del Museo Nacional de Historia Natural, donde se encuentran las colecciones biológicas. Foto: Pablo Vignali

Identidad en frascos

Afuera está la naturaleza viva. Adentro no. Adentro está el intento de conservar eso que varía, que desaparece, que se muere. El Museo Nacional de Historia Natural (MNHN) reúne colecciones inmensas de plantas y de animales que permanecen inmutables en la oscuridad de los armarios o flotando, inmóviles, en el líquido de los frascos.
Carolina Morales, Tamara Figueredo y Patricia Díaz. Foto: Pablo Vignali

Y el mundo fue blanco

Se calcula que en Uruguay hay aproximadamente 30.000 sordos. En especial, los niños y jóvenes sordos tienen grandes problemas para comunicarse con sus padres, a quienes les resulta un enorme desafío explicarles todo: los detalles de la vida cotidiana, las opiniones, los recuerdos, la muerte.
Concentración de trabajadores nucleados en la Coordinadora de Trabajadores de la Calle, en la explanada de la Intendencia Municipal de Montevideo. / Foto: Fernando Morán (archivo, abril de 2014)

Manos chicas que se mueven

Ahí están: dos manos pequeñas intentando convencer de las ventajas de un par de medias. Dos manos pequeñas fabricando ladrillos en el patio de un vecino o volcando de nuevo la ración de los animales. Otras, seguramente, estarán cargando leña, cargando costales de harina, cargando muebles. También hay manos de niños cuidando a otros niños. Hay manos -chicas, sucias- buscando ciertos materiales: plástico, papel, cartón.