Saltar a contenido

Roberto López Belloso

Benedetti en 1950. Foto: Fundación Mario Benedetti.

Mario y los parricidas

El punk, combustible inicial del rock de la posdictadura, permitió cuestionar sin miedo las vacas sagradas de la cultura uruguaya. Con esa honda los jóvenes incultos del 87 apuntaron contra los ventanales de los abuelos del 45. Ellos, a su vez, también habían dado peleas para destronar a sus antecesores. Dos generaciones en el relato de un protagonista comprometido y atento observador.