Saltar a contenido
El ministro de Hacienda de Argentina, Nicolás Dujovne, y el ministro de Finanzas, Luis Caputo, durante la conferencia de prensa que brindaron ayer en Buenos Aires. Foto: Eitan Abramovich, AFP

La receta ortodoxa

Los nubarrones económicos complican al gobierno de Macri. A las protestas por los recortes en las jubilaciones y los aumentos de las tarifas se sumó una tormenta financiera: esta semana, una acentuada fuga de divisas socavó las reservas y el dólar entró en zona inestable. Lejos de los globos amarillos y la “revolución de la alegría”, el macrismo apela a sus reflejos instintivos para evitar el colapso.