Con el objetivo de darle “movilización, contenido y mística” al Partido Nacional (PN), el viernes el senador Jorge Saravia (Concertación Republicana Nacional) lanzará su precandidatura a la presidencia dentro del Partido Nacional. Según explicó el dirigente de la agrupación y ex senador Julio Lara, en una reunión entre dirigentes sectoriales realizada este lunes Saravia “aceptó el desafío de ir de candidato en la interna”.

La convocatoria al acto de este viernes -que fue recogida ayer por La República- fue redactada por Lara y circuló por Facebook. Aunque Saravia ya había manifestado que quería ser candidato a la presidencia, durante la gira por el interior del país “la gente no lo tenía muy claro, y nos preguntaban con quién íbamos a hacer un acuerdo”, por lo que se consideró necesario “formalizar” la candidatura. “A veces en el entorno lo damos por descartado, pero en el interior la gente no sabe”, argumentó Lara.

Saravia abandonó el Frente Amplio (aunque no su banca) en junio de este año, y en julio presentó su nuevo grupo, con el que volvió al PN. Lara es consciente de que el anuncio se realizará cuando todavía faltan tres años para las elecciones nacionales, pero aseguró que la decisión es “estratégica”: “Nosotros queremos adelantar la interna”, reconoció.

“El partido no está en el mejor momento, ha venido cayendo. Hemos perdido 15 puntos desde el 35% que alcanzamos en 2004, y la gente nos reclama en el interior es que cada vez hay más divorcio entre la dirigencia central y los dirigentes locales”, explicó Lara, quien puso como ejemplo de esa falta de movilización que la Departamental Nacionalista de Canelones todavía no se ha conformado desde las elecciones departamentales pasadas. “Falta movilización, falta contenido y falta darle mística y un entusiasmo que no tienen los dirigentes, menos la gente. Entonces, al posicionarnos como una tercera corriente, clara y definida, queremos darle participación a la gente, darle vida a la militancia”, manifestó.

Además de lanzar la precandidatura, el sector ya está definiendo sus principios para la creación de listas. Según Lara, “no va haber una línea nacional y no se va imponer los candidatos locales”, sino que se va a “abrir la base”. “En lugar de ir con una lista única como las otras agrupaciones, el objetivo es que gane el partido: si hay 50 candidatos a diputados y cinco listas al Senado, que haya”, expresó. Por la no acumulación de sublemas para la Cámara de Diputados, Lara consideró que abriendo tantas listas “es probable que podamos ser mayoría y no tener un diputado, pero no importa porque eso beneficia al partido en la medida en que suma electorado”.

Dentro de su partido Lara ve al líder de Alianza Nacional, Jorge Larrañaga, “definido, con una estructura importante” y al sector Unidad Nacional, poco posicionado: “Tendrán que definir el criterio rápidamente para bien del sector y del partido, porque esa incertidumbre lleva a que mucha gente, ante no saber quién va a ser el candidato, se está acercando, por ejemplo, a nosotros”. Por eso el dirigente canario insistió en que el lanzamiento de la precandidatura es “estratégico”: “Nos es sumamente necesario posicionar al candidato y después darle contenido a la propuesta”, afirmó.