Desde el comienzo del siglo XXI, Artigas se ha caracterizado por la alternancia del signo político al mando del gobierno departamental. Se trata de un nuevo capítulo de la historia política del departamento, que históricamente fue un bastión del Partido Colorado (PC). Desde que consiguió el triunfo en 2005, el Partido Nacional (PN) estuvo dos veces al frente de la intendencia departamental y el Frente Amplio (FA) una vez, entre 2010 y 2015. El 27 de setiembre el nacionalista Pablo Caram buscará la reelección y la continuidad de su partido en el poder, y los resultados de las encuestas de opinión pública son favorables, con cifras de intención de voto para el PN que van desde 54% hasta 66%.

Mientras que un informe de la consultora Ágora del 11 de agosto muestra una intención de voto de 54% para el PN y de 30% para el FA, una encuesta de Opción Consultores del 5 de agosto señala una ventaja aún más marcada para el PN, con una intención de voto que asciende a 66% y supera por 51 puntos al 15% frentista. En cuanto al PC, la variación es menor: 6% en el primero y 4% en el segundo.

Según Opción, Artigas es el departamento del país más proclive a votar al PN el 27 de setiembre, y está comprendido en un grupo de cinco departamentos “donde existe un claro liderazgo tanto por lema como por candidato y que, salvo acontecimientos extraordinarios, anticipan desde ya el resultado principal de la contienda”. “Las ventajas de los lemas en estos departamentos son muy amplias (superiores a los 20 puntos) y además la definición a la interna del lema ganador está resuelta, ya sea porque existe candidatura única o porque la competencia interna es muy desigual”, explica la consultora. En esta categoría entran también Canelones, Durazno, Flores y Soriano, que tienen en común que los candidatos despegados del resto van por la reelección: Caram en Artigas, el frenteamplista Yamandú Orsi en Canelones y los nacionalistas Carmelo Vidalín en Durazno, Fernando Echeverría en Flores y Guillermo Besozzi en Soriano.

Foto del artículo ''

Además de Caram –que ostenta el apoyo del sector Todos–, el PN postula a Raúl Arralde (Alianza Nacional) y a Roque Moreira, coronel retirado y padre de la ministra de Vivienda, Irene Moreira. Por su parte, el FA también compite con una triple candidatura: Gerardo García, secretario general de la Intendencia de Artigas durante el gobierno de Patricia Ayala, que es respaldado por Asamblea Uruguay, el Partido Socialista y el Movimiento de Participación Popular; José González, edil departamental desde 2010, que es apoyado por la lista 711 y otras listas locales; y el ingeniero Ricardo Xavier, que cuenta con el apoyo de las listas 99000, 1001, la Vertiente Artiguista, Baluarte Progresista y otras listas locales. El ingeniero agrónomo Renato Sambucetti es el elegido de Ciudadanos para competir por el PC en el departamento, mientras que Batllistas respalda a Cecilia Umpiérrez. A su vez, Unidad Popular postulará a Roberto Ribeiro.

Caram renunció a su cargo para apostar a la reelección en febrero, y dejó en su lugar a su suplente, Beltrán Vázquez. El actual candidato fue electo en mayo de 2015 tras ganar una interna muy ajustada con el ex intendente Julio Silveira, a quien superó por poco más de 2.000 votos. Según datos de la Corte Electoral, en esa instancia el PN consiguió el gobierno por 24.996 votos (40,8%), mientras que el FA cosechó los votos de 28,9% de los habilitados para votar y el PC de 10,5%. En la interna frenteamplista, por su parte, hubo tres contrincantes: el que obtuvo más votos fue Silvio Ríos, quien duplicó en votos a la ex intendenta Ayala, y en tercer lugar se ubicó Carlos Maseda.

La visita de Lorena Ponce de León

Semanas atrás, la esposa del presidente de la República, Lorena Ponce de León, fue blanco de críticas por haber visitado una escuela de Artigas acompañada por el ex intendente y actual candidato Caram. En su visita a la escuela 1, que recibe a niños con discapacidad auditiva, Ponce de León entregó, junto a la juventud del PN, 50 carpetas de plástico reciclado de cartelería política. La visita generó críticas de varios políticos, que incluso hablaron de violación a la laicidad, y fue criticada por el ex consejero de Primaria Héctor Florit, que en su cuenta de Twitter escribió: “No hacen política, sólo se parece. La Primera Dama, el ex intendente blanco y hoy candidato P. Caram y jóvenes afines, en el acto de entrega de 20 carpetas recicladas en Esc. No. 1 de Artigas. Un poco exagerado si Primaria entrega por año, en silencio, cientos de miles de útiles”. Ponce de León subió a Twitter fotos de la actividad y de la entrega de las carpetas, pero luego las borró.

Lo único permanente es el cambio

2005 significó el final de un largo capítulo de la historia política de Artigas. Con el triunfo del PN con un cómodo 44,7% y el crecimiento del FA hasta alcanzar el segundo lugar en los comicios de ese año, el PC se vio desplazado al tercer puesto, en el cual se mantuvo en las siguientes elecciones y, según las últimas encuestas de opinión, no podrá abandonar en las venideras. En “Algo cambió en el Norte. Artigas: del predominio inquebrantable a la rotación permanente” (en Cambios, certezas e incertidumbres: elecciones departamentales y municipales 2010, de Antonio Cardarello y Altair Magri), Alexandra Lizbona, Miguel Lorenzoni y Ernesto Nieto explican que Artigas ha tenido a lo largo del período comprendido entre 1925 y 2000 una “predominancia clara” del PC, que se vio “fuertemente erosionada” en las elecciones de 2005 y 2010.

Foto del artículo ''

En las elecciones de 2000 se produjo “un cómodo triunfo” del PC, que le sacó más de 30 puntos de diferencia al PN, pero a partir de entonces “la situación partidaria del departamento cambia en forma sustancial”, sostienen los autores. “En las elecciones de 2005 el PC, muy desgastado por la gestión colorada en gobierno nacional y departamental, sufre un duro revés que le permite triunfar al candidato nacionalista Julio Silveira, con una ventaja muy pequeña sobre el Frente Amplio, quien logra más que duplicar su votación respecto del año 2000”, explican. De este modo, Artigas, tras haber sido un “bastión histórico” del PC, comenzó un nuevo capítulo, a principios del siglo XXI, “con un formato de tipo bipartidista entre el FA y el PN”.

En 2010 se produjo “un nuevo cambio de importancia”: el FA logró arrebatarle la intendencia al PN, según datos de la Corte Electoral, por 44,7% contra 39,8%, y a su vez se produjo una nueva caída del PC, que apenas logró 9,5% de los votos. Asimismo, esto indica que la incidencia del gobierno nacional es un factor importante en la conducción gubernamental de Artigas (Ayala era del Movimiento de Participación Popular, el mismo sector que el presidente de entonces, José Mujica).

Foto del artículo ''

Por otra parte, los autores destacan la influencia que tuvo en ese quiebre la instalación de Alcoholes del Uruguay en Bella Unión, que “pudo haber colaborado a que los habitantes de dicha localidad respalden en su gran mayoría al FA”, dado que este proyecto significó un aumento significativo del empleo, que impactó fuertemente. Bella Unión fue el único municipio donde el FA se alzó con la victoria en la primera elección con “dimensión municipal” tras la creación del tercer nivel de gobierno (Ley 18.567), y cosechó 58,9% de los votos. En esta elección se determinó que en el departamento de Artigas se constituyeran tres municipios: Baltasar Brum, Tomás Gomensoro y Bella Unión.

“Entro por una puerta y salgo por la otra”

En enero, tras un pedido del edil colorado Francisco Bandera, la Junta de Transparencia y Ética Pública (Jutep) concluyó que Caram y dos funcionarios de la comuna ‒Omar Bicera y Emiliano Soravilla‒ violaron los principios de probidad, legalidad y transparencia, dado que los dos últimos tenían relación con las empresas a las que se otorgaron licitaciones, en total, por un monto de casi cuatro millones de dólares. La fiscalía de ese departamento inició una investigación ‒que sigue en curso‒ contra el actual candidato, quien en ese entonces dijo que los argumentos de la Jutep eran “absolutamente falsos y mentirosos” y se manifestó tranquilo sobre su situación judicial: “Entro por una puerta y salgo por la otra”, manifestó tras ser consultado al respecto por la radio Carve.

Foto del artículo ''

A su vez, en febrero de 2018 la Jutep había exhortado a políticos y funcionarios públicos con cargos jerárquicos a no contratar en forma directa a sus familiares. En la comuna de Artigas estaba al frente de la Dirección de Cultura la pareja del intendente, Karina Gómez. Su sobrina, Valentina dos Santos, hoy diputada, era la directora general de la intendencia; el primo del ex intendente, Rodolfo Caram, estaba en la Dirección de Desarrollo, y Manuel Caram, también primo, era director de Desarrollo Social. En ese momento Caram aseguró: “Si tengo que aclarar algo, lo voy a aclarar, [pero] los cargos en la intendencia son de confianza; no nos apartamos para nada de la ley”.

La colonia de Moreira

En febrero, el nombre Roque Moreira cobró popularidad a raíz de una nota del semanario Búsqueda que informó que el padre de la ministra de Vivienda figura como director junto a su hija de Palomar SA, que es propietaria de un campo del Instituto Nacional de Colonización (INC) ubicado en Artigas, con una extensión de 1.300 hectáreas. En 1974, según consignó el semanario, el INC intimó al padre de la ministra a residir en el campo adquirido, a explotarlo directamente y a pagar sumas adeudadas al instituto por la compra de los dos padrones que incluían el territorio. Con la nueva redacción dada a la Ley 11.029 (creación del INC) a través de la ley de urgente consideración (LUC), se introdujeron excepciones al requisito impuesto a los colonos de habitar los predios y trabajarlos directamente, por lo cual en la mencionada publicación se sostenía que Moreira podría verse beneficiada. En ese momento, la actual ministra aseguró que su padre “nunca fue colono” y que Cabildo Abierto no compartía ese artículo del borrador de la LUC, por lo cual iba a proponer sacarlo del proyecto. Si bien en la redacción final el artículo sufrió algunas modificaciones, mantuvo la esencia original y se introdujeron varias excepciones a este requisito, como haber tenido una radicación por un plazo mínimo de diez años, haber cumplido con el plan de inversiones comprometido si lo hubiere y razones “fundadas” de salud, educación o trabajo del colono o los integrantes del núcleo familiar.

.