La presencia de Edgardo Novick, fundador del Partido de la Gente, este miércoles de tarde en la Torre Ejecutiva sorprendió a propios y extraños, ya que hace más de un año que está alejado de la luz pública. El presidente Luis Lacalle Pou convocó a una reunión con todos los líderes de la coalición de gobierno, algo que sucede por primera vez desde que asumió (en febrero de 2020, pocos días antes de ponerse la banda presidencial, se habían reunido para acordar quién sería el candidato a intendente de Montevideo de la coalición).

El motivo de la convocatoria fue para anunciarles el proyecto de “trabajo solidario” que los intendentes blancos le propusieron a Lacalle Pou. En esta ocasión, en representación del Partido Nacional asistió Pablo Iturralde, presidente del directorio.

Según pudo saber la diaria, un integrante de la reunión pensó que el encuentro iba a contar con menos asistentes, e incluso se sorprendió cuando se enteró de que iba a estar Novick, que fue invitado “para mantener la formalidad” de la coalición. Su presencia fue “completamente testimonial” y no tuvo más participación que alguna pregunta concreta sobre el plan que anunció Lacalle Pou.

“Oferta de trabajo”

A la salida de la reunión, que duró menos de dos horas, el secretario general del Partido Colorado, Julio María Sanguinetti, fue la voz cantante en conferencia de prensa. Contó que Lacalle Pou convocó a los representantes de los partidos que integran la coalición para informarles que se presentará el proyecto de ley de “trabajo solidario”.

“Es un ofrecimiento de trabajo para aquellas personas que no se encuentran amparadas en el seguro de paro ni en ninguno de los otros mecanismos –si está en Uruguay Trabaja del Mides [Ministerio de Desarrollo Social] podrá optar por otra modalidad–, para hacerlo con los municipios y con las garantías del sorteo, a los efectos de poder sostener a ese sector importante de población que tendrá que sufrir un invierno duro, con una economía que aún no está ni puede estar en crecimiento, dada la situación mundial y regional que todos conocemos”, señaló Sanguinetti.

El expresidente recordó antecedentes de la iniciativa, ya que en “algunos municipios” existen “modalidades análogas” y en 2002 estuvo el Plan Veredas, del entonces ministro de Economía colorado Alejandro Atchugarry. Sanguinetti explicó que la propuesta requiere una ley, “por las exoneraciones necesarias de las contribuciones que generen un salario neto”. 

Consultado por la prensa, el líder colorado subrayó que la iniciativa no se trata de una “contraprestación” sino de “una oferta de trabajo”, y enfatizó que “no es una exigencia a un subsidio social”.

Pablo Iturralde, Guido Manini Ríos, Julio María Sanguinetti y Pablo Mieres, en conferencia de prensa en la Torre Ejecutiva.

Pablo Iturralde, Guido Manini Ríos, Julio María Sanguinetti y Pablo Mieres, en conferencia de prensa en la Torre Ejecutiva.

Foto: Ernesto Ryan

Por su parte, el senador Guido Manini Ríos, líder de Cabildo Abierto, señaló que el plan es transitorio, por cinco meses, y les dará una oportunidad a 15.000 uruguayos “de poder pasar un período muy difícil que está viviendo el país, a partir de junio”. Agregó que las condiciones para acceder serán detalladas más adelante por quienes implementarán la iniciativa, pero adelantó que “hay un rango de edad y la necesidad de no estar siendo beneficiario de otros planes”. 

En tanto, Pablo Mieres, líder del Partido Independiente y ministro de Trabajo y Seguridad Social, recordó que la Intendencia de Montevideo tiene programas similares, que establecen “un criterio social y que al mismo tiempo suponen una remuneración”. “Lo más digno que hay es que una persona pueda recibir un ingreso a cambio de un trabajo real, que además va a ser con la garantía del sorteo. Va a haber una convocatoria, la gente se va a inscribir y luego se van a sortear los lugares de trabajo en cada departamento, porque esta es una iniciativa que surge de los intendentes”, añadió. 

Según pudo saber la diaria por un integrante de la reunión, el plan costará 28 millones de dólares.

Pandemia y medidas económicas

Consultado por la situación de la pandemia, Sanguinetti dijo en la conferencia de prensa que en la reunión se habló “en general” sobre ella, y que Lacalle Pou expresó su “confianza” en que “el programa de vacunación va avanzando de un modo que nos permite avizorar un futuro razonablemente menos malo que lo que estamos atravesando hoy”. En cuanto a la posibilidad de implementar más medidas de restricción de movilidad, Sanguinetti subrayó que la movilidad “ha estado restringida en el hecho”, ya que Lacalle Pou señaló que se ha reducido cerca de 20%. Agregó que “da la impresión” de que, con los números brindados por el Ministerio de Salud Pública y el Grupo Asesor Científico Honorario, “se está en un momento de meseta, de aplanamiento de la curva” de contagios.

En tanto, Manini fue consultado sobre las medidas económicas anunciadas el martes por el gobierno para los sectores afectados por las medidas de restricción de marzo. Contestó que “sin dudas” están “en línea” con lo que vienen pidiendo distintos partidos de la coalición “desde hace meses” para darles “oxígeno a las micro, pequeñas y medianas empresas”. “Por supuesto que siempre hay más medidas que se pueden tomar. Nosotros hemos hecho propuestas, muchas de ellas han sido contempladas, algunas todavía no, por las cuales vamos a seguir insistiendo”, subrayó.

Por último, a Manini se le preguntó por el estado actual de la coalición de gobierno y contestó: “Mejor que el que muchos desearían”. Sanguinetti lanzó una carcajada.