El secretario general de la Secretaría Nacional de Drogas, Daniel Radío, sostuvo que está “confiado” en que el artículo 72 de la Rendición de Cuentas, que quita la calidad de “dato sensible” a las direcciones de los autocultivadores de marihuana y los clubes cannábicos registrados en el Instituto de Regulación y Control del Cannabis (IRCCA) “no va a prosperar”, al menos con la redacción enviada por el gobierno al Parlamento.

Este artículo de la Rendición de Cuentas provocó críticas y consultado por la diaria sobre su postura, Radío afirmó que confía “en la sensatez y la racionalidad de los legisladores” para evitar que avance.

Además, mantiene su visión inicial de que la propuesta es “un error”, aunque fue defendida este martes por el ministro del Interior, Luis Alberto Heber, quien se mostró igualmente dispuesto a estudiar algún cambio en la redacción. Para Radío, dirigente del Partido Independiente (PI), “la orientación de este gobierno es de libertad, será absolutamente contraria a eso la aprobación de este artículo”.

El doctor en Medicina, que también preside la Junta Directiva del IRCCA, contó que hace poco estuvo reunido con la dirección del PI y fue “respaldado en su totalidad” por la postura adoptada.

El registro de consumidores es considerado un “dato sensible” según la normativa actual, por lo que el artículo 18 de la Ley de Protección de Datos Personales ampara que estos puedan ser recolectados “cuando medien razones de interés general autorizadas por ley, o cuando el organismo solicitante tenga mandato legal para hacerlo”. La propuesta que se encuentra en el proyecto de Rendición de Cuentas establece que las direcciones de autocultivadores y clubes cannábicos “serán de acceso por razones de seguridad pública al Ministerio del Interior”, a los fines de “la prevención de delitos, pudiendo en tales casos realizar inspecciones y controles regulares”.

El planteo para acceder al registro había sido realizado por el fallecido Jorge Larrañaga, y continuado por su sucesor al frente del Ministerio del Interior. En abril, la Unidad Reguladora y de Control de Datos Personales (URCDP) respaldó al Ircca en su negativa para entregar datos del registro, pero su dictamen señalaba que “con el previo consentimiento del titular del dato o si se asegura su debida anonimización” si se podrían otorgar.

En junio, Radío se refirió a este dictamen en el programa Así nos va de radio Carve y planteó que si bien “en el caso de los autocultivadores no hay ninguna posibilidad de revelar el domicilio sin revelar la identidad de la persona”, en los clubes cannábicos “los socios no viven en el club, y cuando uno revela la dirección del club, no necesariamente revela identidades”. Sin embargo, “para retirar el cannabis, los socios tienen que concurrir al club. Entonces, alcanzaba con pararse en la puerta, ver quién entra, y ya se sabía quiénes eran los socios [consumidores]; ahí está el dilema”.

En rueda de prensa este martes, Heber sostuvo estar dispuesto a hacer cambios al artículo 72, como quitar la referencia a los autocultivadores, pero no la de los clubes. Según el jerarca, no se sabe cuándo un club cannábico es legal o ilegal “porque no sabemos las direcciones de los mismos”; y como el objetivo de su creación es “combatir al ilegal para ganarles mercado, para que existiera algo legal para que el consumidor pudiera ir; necesitamos saber dónde están”.

El artículo de la Rendición de Cuentas tiene el apoyo de Cabildo Abierto. El diputado cabildante Álvaro Perrone dijo el martes a la diaria que el partido se opone a toda la Ley de Regulación y control del Cannabis, por lo que apoya el pedido.

Sin embargo, no todos los socios de la coalición de gobierno piensan igual. Al apoyo del PI a la postura de Radío se suma el planteo del diputado colorado Conrado Rodríguez, quien dijo el martes a la diaria que “una solicitud de esa envergadura” debería tener un paso previo por el Poder Judicial, antes de entregar los datos a Interior.

Sobre esto último, Radío dijo que no se opone, aunque “es preferible que no se incluya nada” en la Rendición de Cuentas porque “eso es lo que ya pasa en la actualidad [la Justicia autoriza el acceso a los datos si lo amerita], no se necesita ninguna inclusión en un proyecto en este sentido”.