En una carta, el exvicepresidente y dirigente de la lista 711 del Frente Amplio (FA), Raúl Sendic, les informa a sus compañeros que dará “un paso al costado de la actividad partidaria” y por eso se despide de la agrupación. En la misiva, que divulgó El País, el expresidente de Ancap aclara que va a “seguir de cerca” los temas que le preocupan y que no estará “orgánicamente con ustedes porque entiendo que debemos apostar a un recambio que garantice la continuidad del proyecto”.

Sendic deja en manos de los militantes de la lista 711 la decisión de cómo continuar, pero les asegura que estará “cerca, acompañándolos con todo el corazón”. El dirigente político entiende que ahora tiene “muchas cosas, además, para resolver y siento que no debo ser yo, sino otros compañeros/as que puedan encabezar este proceso de reconstrucción y crecimiento que permita aportar al FA lo que el FA necesita”.

“Doy este paso convencido y espero que lo sepan entender, los tendré siempre en la mente y el corazón porque son parte de mi vida, de lo mejor de mi vida. Ya habrá tiempo para reencontrarnos, pero mientras tanto seguiremos soñando juntos con el mejor amanecer para nuestros compatriotas”, se despide Sendic.

Vicepresidencia y escándalo

Para Sendic fue un “enorme honor” haber sido vicepresidente en el gobierno de Tabaré Vázquez, aunque admitió que en ese período de su vida “se desataron todos los demonios…, los de adentro y los de afuera, y en el 2017, cansado de tanto manoseo y procurando no perjudicar el transcurso del gobierno, renuncié a la vice, nunca estuve atado a ningún sillón”.

Sendic: “Aguanté una virulenta campaña que se desató desde la política y desde la prensa. Desde adentro y desde afuera”

“Aguanté una virulenta campaña que se desató desde la política y desde la prensa. Desde adentro y desde afuera… Cuántas veces escuché a dirigentes del FA decir ‘si yo fuera Sendic haría tal o cual cosa…’ y banqué eso sin responder, como no respondí muchos agravios de todo tipo que lanzaron desde distintos lugares. Ninguno puede ser Sendic porque cada uno de nosotros es hijo de las circunstancias que le tocaron vivir y muchos de los que hablaron no vivieron buena parte de las cosas que me tocaron vivir. He mantenido un silencio respetuoso, no sólo por los dirigentes sino por los miles de frenteamplistas que a lo largo y ancho del país han mantenido la bandera en alto”, escribió.

Sendic aseguró que se disculpó con todos pero tiene “una enorme tranquilidad de conciencia, estuve en lugares muy importantes y tengo el orgullo de haberme ido sin un peso, más allá de las estupideces que algunos repiten por maldad o ignorancia sobre los 800 millones, las estancias o las estaciones de servicio de Sendic. El agravio de algunos o de muchos no nos puede arrastrar a todos al mismo barro. Cada uno en su sitio”.

En su opinión, “la derecha hace su juego y a la izquierda le cuesta entenderlo”, y “en oportunidades la política usa a la Justicia, lamentablemente, y cada tanto un cordero es ofrecido a los dioses para limpiar las culpas, como ocurría en las viejas sociedades. Eso es así y va a seguir ocurriendo”.

Sendic: “la política usa a la Justicia, lamentablemente y cada tanto un cordero es ofrecido a los dioses para limpiar las culpas”

También dedica unos párrafos a evaluar la situación del FA tras la derrota en la última elección. A su entender, el último gobierno “dejó muchas cosas pendientes” y cree “que el FA ha tenido cambios que requieren una convicción mayor. Se necesita mucha voluntad unitaria frente al deterioro de las relaciones internas o al ego creciente de algunos dirigentes”. De todas formas, admite que “el FA es la única herramienta capaz de enfrentar este sistema concentrado de riqueza y generador de injusticia que representan los partidos de la coalición que nos gobierna”.

El trayecto

En su misiva hace un recorrido por su trayectoria política, recordando la influencia de su padre, Raúl Sendic Antonaccio, El Bebe, miembro del Movimiento de Liberación Nacional-Tupamaros. En particular recuerda el exilio que pasó en Cuba, y de su regreso a Uruguay resalta el trabajo con Tabaré Vázquez, José Mujica y Víctor Licandro.

Sendic recuerda que fue diputado opositor en el gobierno de Jorge Batlle y participó en las campañas pueblo a pueblo que llevaron a la victoria del FA en 2005. “A partir de allí y a propuesta de Tabaré fui a Ancap a cumplir un plan que estaba preestablecido en el programa de gobierno. No inventamos nada, todo estaba escrito. 1.200 millones de dólares de inversión para rescatar una empresa que estaba hundida y que habían querido regalarla a los españoles”, expresó.

Sobre su etapa al frente de la empresa estatal destacó el desarrollo de “biocombustibles, ALUR, refinería, plantas de cal y de pórtland, exploración petrolera, entre otras inversiones que la empresa desarrolló y amortizó, ayudada por una capitalización de 600 millones que se realizó en el 2015”.

Señaló su paso al frente del Ministerio de Industria, Energía y Minería, cuando armó el centro de estudios estratégicos Uruguay 2030 “que nos ayudó a integrar una mirada multisectorial a los problemas y desafíos que el país tenía y tiene todavía por delante”.

Carta Sendic by la diaria on Scribd

.