Ayer la cancha del Club Stockolmo estaba concurrida, mas no a tope. Los presentes ‒entre los que se mezclaban vecinos, autoridades y dirigentes frenteamplistas‒ llenaban las sillas del medio, las de la cancha, pero las gradas estaban semivacías. Pasadas las 18.30, cuando la intendenta de Montevideo, Carolina Cosse, entró por un costado, se escuchó un aplauso que duró más o menos medio minuto, lo mismo que había sucedido momentos antes, cuando aparecieron el presidente del Frente Amplio (FA), Fernando Pereira, y el intendente de Canelones, Yamandú Orsi, que se sentaron en primera fila.

“Capaz que hoy, contra mi costumbre, no bajo mucho al detalle”, comenzó excusándose Cosse, con un micrófono de vincha y sobre una tarima ubicada frente al público, y que la elevaba un poco en comparación con los miembros de su gabinete, sentados en sillas a un costado. “Lo que sí puedo prometerles es que vamos a informar en detalle semana tras semana de toda nuestra actividad”, añadió, y aseguró que compartirán “cómo Montevideo encara su responsabilidad ambiental”.

Cosse se movía con gestos calculados, incluso las inflexiones de la voz y las pausas parecían practicadas, como si hubiera comenzado a pensar esta conferencia el mismo día en que los ediles de la coalición multicolor decidieron no votar el préstamo del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) en la Junta Departamental. A pesar de no contar con el préstamo, continuó Cosse, aseguró que se hará de todas formas “la obra del arroyo Mataperros”, en la que la Intendencia pondría la mitad del presupuesto y el BID la otra.

Al no conseguir esa mitad, aseguró se usará un dinero que “sobró” del Plan de Obras 5 ‒lo que se pensaba hacer con el BID sería el sexto‒.“Ha sido una decisión difícil”, lamentó. Durante la primera parte de su oratoria, Cosse se dedicó a explicar la instrumentación de esta obra y todo lo que no se podrá hacer sin el préstamo, tema sobre el que volvió una y otra vez en los 36 minutos que duró el discurso.

Así y todo, la jerarca aprovechó un momento para felicitar a los miembros del “equipo negociador” de la Intendencia, quienes ‒aseguró‒ “dieron todo de sí hasta el final, para que no hubiera ni un pretexto para no votarlo”. “Porque a pesar de que en algunos corrillos se decía que no se le podía dar a Montevideo un éxito antes del 27 de marzo, yo no me resigné y hablé con todos con los que tenía que hablar”, afirmó.

Participantes de la conferencia que brindó la intendenta Carolina Cosse en el club Stockolmo.

Participantes de la conferencia que brindó la intendenta Carolina Cosse en el club Stockolmo.

Foto: Ernesto Ryan

“Entonces, como el centro es la gente, vamos a empezar de cero con el BID de vuelta”, aseguró, y levantó una ronda de aplausos. En el proyecto original, aseguró, utilizaban el concepto de “saneamiento ambiental”, que es el que utiliza el organismo internacional en cuestión. Sin embargo, según Cosse, como “obviamente no hay voluntad de considerar eso”, este nuevo proyecto se limitará “a la versión antigua del saneamiento”, puesto que no existen “garantías de que si incluimos algo que no sea eso lo vayan a votar”.

Luego, Cosse pasó a explicar el camino que debe hacer este proyecto una vez presentado, es decir, que implica “ir al MEF [Ministerio de Economía y Finanzas] de nuevo, implica que vamos a elaborar los proyectos”, cosa que según la intendenta “va a llevar un tiempito”. Por su parte, “el BID los tiene que tomar y cada uno de ellos lo va a analizar económicamente, lo va a analizar en su impacto social, en el impacto ambiental y desde el punto de vista financiero, y recién después lo van a elevar a su directorio y recién después viene la parte de la votación acá”, contó, con ademanes que indicaban que sería un camino largo.

“Se ha utilizado para votar negativamente este proyecto un argumento ‘seudocontable’ de que este proyecto tenía bienes fungibles, y se referían a los camiones que duraban menos de 20 años”, siguió Cosse, y recordó que “este proyecto era un sistema [de reciclaje] completamente nuevo”, que necesitaba de camiones y contenedores.

Gustavo González, Fernando Pereira, Graciela Villar, Jorge Meroni y Yamandú Orsi, durante la conferencia de Cosse.

Gustavo González, Fernando Pereira, Graciela Villar, Jorge Meroni y Yamandú Orsi, durante la conferencia de Cosse.

Foto: Ernesto Ryan

“Nos han dejado sin recolección domiciliaria en varios barrios, nos han dejado sin contenedores antivandálicos”, continuó, pero luego habló de lo que “sí vamos a poder” hacer, y explicó que debido a eso “ya empezamos a trabajar con varios actores para obtener crédito de corto plazo, que no necesitan una mayoría especial en la junta” para así desplegar “medidas para seguir fortaleciendo la estrategia de Montevideo más Verde”.

“Vamos a ir a las cooperativas de más de 20 unidades y a todos los complejos de viviendas, y si nos dejan, les vamos a plantear un nuevo sistema de recolección”, adelantó, y explicó que se van a “separar residuos dentro de las cooperativas” y que la comuna va “a entrar” a las cooperativas. “Esta medida, que vamos a financiar con los créditos a corto plazo, tiene dos consecuencias: la primera, aumentamos significativamente la clasificación y el reciclaje en Montevideo, y la segunda, como vamos a entrar a los complejos de vivienda para retirar los contenedores, vamos a poder sacar de las calles que rodean estas cooperativas los contenedores, y eso va a tener una consecuencia muy visible en la limpieza urbana y en la seguridad”, dijo.

Por otra parte, Cosse anunció que en unos días enviará “a la Junta un proyecto para generar un nuevo ingreso que deberán pagar las empresas que son grandes generadoras de residuos”. Con este dinero, al que Cosse se refirió como “un nuevo ingreso” pero que es más bien una multa, aseguró que contarán “con más fondos para trabajar por nuestro ambiente” y que también “será un incentivo para las empresas, para que generen nuevos residuos y para que se plieguen a planes de economía circular”.

Carolina Cosse y su gabinete, al final de la conferencia en el club Stockolmo.

Carolina Cosse y su gabinete, al final de la conferencia en el club Stockolmo.

Foto: Ernesto Ryan

“Política por lo alto” contra “política por lo bajo”

Al terminar la oratoria, anunciando su “Plan V” (Plan Verde) por el que voluntarios podrán inscribirse para colaborar a través de un número de Whatsapp, Cosse bajó a saludar a sus directores y a la primera fila del público. Yamandú Orsi la saludó rápido, la felicitó y se hizo a un costado.

Consultado por la diaria, sostuvo que le parecieron “muy buenos” los conceptos manejados por Cosse, y aseguró que se lleva “algunos conceptos interesantes”, aunque Canelones tiene su plan de reciclaje propio, aseguró que junto a Montevideo se debe “pisar el pie en el acelerador, porque hay cursos de agua que están contaminados y que son de los dos, así que me llevo el compromiso de ayudar desde allá”.

Respecto del evento y la forma de anunciar este “empezar de cero” con el BID, consideró que es “política por lo alto, con propuestas, y también existe la política con la gente, no sólo consignas”; consultado sobre qué sería entonces hacer política por lo bajo, sostuvo que es “adjetivar o quejarnos o camisetear; también está bueno ir con argumentos identificando cuál es el camino”.

Hace poco, el mismo Orsi tuvo que enviar su propuesta de un fideicomiso para obras, que fue aprobado en la Junta de Canelones gracias al voto de un edil del Partido Nacional, lo que trajo consecuencias políticas y un intercambio de acusaciones entre gobierno y oposición. Sobre qué tipo de política es esta, Orsi sostuvo que “es parte del juego, parte de la realidad, nosotros tenemos 20 votos y nos falta uno para tener los dos tercios. A veces te va bien, a veces no, depende”. Todo “tiene que ver con las miras”, aseguró, “si te movés con luz corta o con luz larga”.

Por su parte, el presidente del FA, Fernando Pereira, dijo a la diaria que “hubo una traba de los ediles del partido de gobierno a la acción del departamento de Montevideo como se intentó hacer en el departamento de Canelones” y que desde la fuerza política se ha tomado “la delantera y la iniciativa de mejorar el ambiente de Montevideo”, y congratuló la “proactividad” de Cosse. “Cuando las cosas salen mal por necedades políticas, por política menor, por poner palos en la rueda, tenemos que ser capaces de encontrar estos planes alternativos”, añadió.

“Nosotros, que votamos a Carolina Cosse como intendenta, tenemos que ser responsables con que esa gestión pueda funcionar cuando lo que le colocan son adversidades”, continuó Pereira, y aseguró que “miles de frenteamplistas van a estar” en colaboración con el plan, pero que también lo hará “gente que no votó al FA, solucionando temas que se podrían haber resuelto de una manera civilizada”.