El jueves, la Comisión de Ganadería, Agricultura y Pesca de la Cámara de Senadores recibió al directorio de la Unidad Agroalimentaria Metropolitana (UAM), que depende de la Intendencia de Montevideo (IM), para que informara sobre la situación actual de la institución.

Al término de la sesión, el senador nacionalista Jorge Gandini, integrante de la comisión,  dijo en rueda de prensa que están trabajando sobre los “hallazgos” que hizo la Auditoría Interna de la Nación en la UAM, gracias a la que se enteraron de que “tiene dificultades económicas”, y que sus ingresos le permiten pagar “las obligaciones actuales pero no pagar a futuro, es decir, las amortizaciones”.

Subrayó que el plan de negocios de la UAM “reposa sobre la base del desarrollo de las zonas complementarias, donde se instalan otros operadores, que ponen allí áreas donde agregan valor”. “Pero ahí la cosa está complicada, porque no se sabe cuál es la naturaleza jurídica de los terrenos que tiene la UAM, porque la IM, en el tiempo del intendente Daniel Martínez, iba entregando terrenos; donó siete padrones muy importantes, e iba a donar los demás, pero cuando llegó Carolina Cosse hizo un contrato con el presidente de la UAM [Daniel Garín] por el que la UAM devolvió lo que les donó”, sostuvo.

Por lo tanto, Gandini subrayó que al perder la propiedad, los derechos que concedió la UAM “hoy están en riesgo, porque nadie puede conceder derechos que no tiene”; concedió “derechos de uso por 25 años a empresas y hoy la UAM no tiene la propiedad para conceder derechos de uso, y mucho menos por 25 años”.

El senador señaló que a su juicio esa concesión está fuera del marco normativo, y si bien la IM pidió esos terrenos, el presidente de la UAM los “entregó con su firma, y eso hay que analizarlo desde el punto de vista de la responsabilidad penal”. Dijo que está estudiando realizar una denuncia penal, porque “ahí hay abuso de funciones, un apartamiento de las obligaciones”, ya que “se vació el patrimonio de una persona de derecho público no estatal”.

Gandini sostuvo que se debe “ir al origen, lo que se quiso hacer siempre, que la UAM fuera propietaria de los terrenos”, porque está construida sobre la base “de préstamos al Banco República, de plata directa que pone el Fondo de la Granja a través del Ministerio de Ganadería, y de un préstamo que le hizo la IM, que tendrá que devolverse”. “Ahora, si cuando termina de hacerse todo eso, se pagan todos los préstamos y todo es propiedad de la IM, y no de la UAM, ¿para qué la hicimos?”, finalizó. 

Para el FA, el directorio de la UAM “actuó ajustado a derecho”

Por otra parte, el senador de Frente Amplio José Carlos Mahía, integrante de la comisión, señaló a la diaria que tanto Garín como el resto del directorio de la UAM “actuó ajustado a derecho”, y agregó que a la oposición le preocupa “qué actitudes sectoriales y personales puedan afectar lo que más les importa a los productores”, y no tanto que “una muy buena iniciativa como la UAM pueda seguir desarrollando su plan de negocios y apostando a crecer”.

Mahía sostuvo que Garín dijo en la comisión que cumplió con una resolución que tenía sanción anterior; por lo tanto, no fue él sino “el directorio de la UAM” el que tomó esa decisión, así que “si quiere personalizarse en algo, es por un motivo político y no jurídico”.

“Las rencillas políticas y judiciales a los únicos que van a perjudicar será a los productores rurales, especialmente a los más pequeños, que hoy viven una situación muy dura como consecuencia del aumento de los costos de los combustibles y de la reducción del mercado por la baja del consumo. Un clima de confrontación va a ser realmente negativo para los productores y para el futuro de la UAM, que es lo que más nos preocupa”, sostuvo.

Mahía dijo que no tiene dudas de que la postura de Gandini tiene intenciones políticas, y que además “es una reacción muy personal”, ya que la actitud de otros senadores blancos dentro de la comisión, como la Sergio Botana, “no tuvo nada que ver con ese talante, todo lo contrario”.

En tanto, Botana dijo a la diaria que fue “una buena reunión”, en la que hubo coincidencias sobre que la UAM “se va a pagar con el crecimiento de las áreas ocupadas” y sobre que “es necesario reestructurar la deuda para darle un alivio financiero a la situación actual”. También coincidieron “entre todas las partes” en que tienen que “cuidar el nivel de actividad y darle estabilidad”.

En cuanto a la posibilidad de hacer una denuncia penal contra Garín, como señaló Gandini, Botana dijo que en este momento “todos” tienen que darle “estabilidad al emprendimiento”, por lo tanto, no deberían “distraer esfuerzos”. “Por supuesto que tiene todo su derecho a recorrer estos caminos, pero estoy seguro de que va a terminar actuando con el mismo objetivo que tenemos todos: el de sembrar paz, tranquilidad, y contribuir a la mejor performance de la UAM, que es contribuir a la mejor suerte del sector hortifrutícola”, sostuvo. 

Consultado sobre si en la UAM hubo un hecho que amerite denuncia penal, Botana contestó que no dice “ni que sí ni que no”, porque no se detuvo “a estudiar ese tema”. “Pero me parece que es el momento de que todos hagamos una contribución al mejor funcionamiento del sector, dando estabilidad y resolviendo algunas cosas en conjunto”, finalizó.