Entre 2013 y 2017 se registró un promedio de 1.916 nuevos casos anuales de cáncer de mama y 678 mujeres murieron, en promedio, cada año por esta enfermedad. Las cifras corresponden al último relevamiento del Registro Nacional del Cáncer y fueron presentadas este lunes en el Ministerio de Salud Pública (MSP) en el marco de una actividad por el Día Mundial de la Lucha contra el Cáncer de Mama. La directora del Programa Nacional de Control del Cáncer, Marisa Fazzino, sostuvo que “no se encuentran variaciones en la incidencia y tampoco en la mortalidad” al comparar los datos con los de 2012 a 2016, cuando se había registrado un promedio anual de 1.926 casos y 670 muertes. Desde la década de 1990, la incidencia de este cáncer se ha mantenido estable, pero ha descendido la mortalidad.

“Una de cada diez mujeres en nuestro país podría desarrollar cáncer de mama a lo largo de su vida”, expresó Fazzino y señaló que este es el cáncer que se ubica en el primer lugar de incidencia de mortalidad de las mujeres. La probabilidad de contraer cáncer de mama aumenta con la edad y “se da sobre todo entre mayores de 50 años y 70 años”, pero también hay casos de esta enfermedad en mujeres más jóvenes y casos de cáncer hereditarios –que representan entre 6% y 7% del total–, explicó la doctora.

De los 9.582 casos de cáncer de mama registrados entre 2013 y 2017, se tiene información del estadio de la enfermedad en 5.547 casos. La mayoría se encuentra en los primeros dos, los “estadios tempranos”, con 2.030 (36,6%) y 1.815 (32,74%), respectivamente. En conjunto representan 69,34% de los casos y es donde justamente se deben aplicar las políticas de acción, para realizar tratamientos que no lleguen a la mastectomía completa. El tercer estadio implica los casos avanzados (1.146), y el cuarto, “diseminados” (555 casos).

El presidente de la Comisión Honoraria de Lucha contra el Cáncer, Robinson Rodríguez, señaló que los 1.916 casos diagnosticados en promedio por año equivalen a que un registro diario de cinco casos nuevos de cáncer de mama. En relación con la mortalidad por esta enfermedad, comentó que las cifras demuestran que es “un tumor altamente curable”: “Hoy podemos decir que se puede curar hasta 80% de los casos”. “El cáncer de mama es el que tiene más incidencia, de 73 por 100.000 habitantes, y una tasa de mortalidad de 20 por 100.000”, añadió.

Rodríguez planteó que desde la década de 1990 se registra un descenso de la mortalidad por cáncer tanto en hombres como en mujeres. En el caso de los varones se corresponde a la caída de casos de cáncer de pulmón, mientras que entre las mujeres descendieron las muertes por cáncer de mama, pero aumentaron las muertes por cáncer del pulmón. “Si seguimos como venimos, en algún momento puede llegar a cruzarse la mortalidad de cáncer de pulmón con respecto al cáncer de mama”, vaticinó.

Foto del artículo ''

Énfasis en la prevención

El ministro de Salud, Daniel Salinas, sostuvo que el cáncer en Uruguay ocupa “la segunda causa de muerte”: una de cada cuatro personas fallece de cáncer. En ese sentido, destacó la importancia de la “detección precoz, porque eso está íntimamente relacionado con los resultados que se obtienen”: “Un diagnóstico precoz, las mamografías realizadas en tiempo y forma, implican una reducción en la morbimortalidad”, expresó.

En el marco de este mes de concientización, el Programa Nacional de Control del Cáncer está elaborando una guía que informa “qué es el cáncer de mama, factores de riesgo, diagnóstico, tratamiento, rehabilitación y cuidados paliativos”, dijo Fazzino. Para contribuir con la prevención y el diagnóstico oportuno, la Comisión Honoraria de Lucha contra el Cáncer presentó su iniciativa “Cuidate vos y pasá la posta”.

La vicepresidenta de la República, Beatriz Argimón, afirmó que el cáncer de mama no es un tema “exclusivo de las mujeres, sino que tiene relación con toda la sociedad”. Por eso resaltó la “importancia de la prevención”, especialmente en “tiempos de pandemia”, cuando las mujeres “retroceden en sus cuidados para prestar atención al entorno familiar y social”. Argimón reafirmó el compromiso de las legisladores y mujeres del Poder Ejecutivo de la coalición de gobierno para garantizar el acceso de todas las mujeres a prótesis mamarias, “sin distinción, si forman parte del mercado formal de trabajo o no”. Luego de la actividad, en diálogo con la prensa, la vicepresidenta sostuvo que esta propuesta no estará incluida en la Ley de Presupuesto Quinquenal y que aún no se han determinado los fondos que implicaría. En principio, Argimón y el grupo de trabajo piensan en incluir la prestación en el Fondo Nacional de Recursos.