“Adelantamos lo comprometido, que era empezar a recuperar [salario] a partir del 1º de enero [del año que viene]”, dijo este lunes el ministro de Trabajo y Seguridad Social, Pablo Mieres, tras la última reunión del Consejo Superior Tripartito antes de que se abran las negociaciones en los distintos grupos de los Consejos de Salarios. El jerarca, en una rueda de prensa, dijo que en las pautas presentadas por el gobierno “hay un componente de recuperación a partir del 1° de julio” de 2021, y la propuesta es que los correctivos se hagan al final de los convenios, a los dos años de firmados.

Mieres señaló que la metodología de esta novena ronda no es algo nuevo, ya que lo mismo sucedió en la séptima. “De esta forma, al finalizar el período de dos años, salvo los muy afectados [por la pandemia], que están en una situación muy complicada, todos los demás tendrán una recuperación”, dijo. Para los sectores más afectados por la covid-19 el gobierno propuso un nuevo convenio puente de un año con un aumento de 3% en enero de 2022. En tanto que, en julio de 2023, las pequeñas, medianas y grandes empresas alcanzarán una recuperación de 1,6% del salario real y las microempresas tendrán una recuperación de 1%. “La meta es que dentro de un año, con una situación que se espera que esté mejor, se pueda resolver una nueva negociación con el mismo objetivo de recuperar el poder adquisitivo del salario”, señaló Mieres.

El ministro declaró que el período puente que finaliza “cierra con una pérdida de 4,3%, pero al día siguiente habrá un aumento de 2,5% [a julio de este año] por lo que se descuenta una parte significativa de esa pérdida, después empieza la inflación de este semestre. Pero el 1° de enero se dispara un aumento de 3,5%, por lo tanto el nivel de recuperación se va ajustando”.

Mieres reiteró que, a entender del gobierno, el mantenimiento de las fuentes de trabajo se relaciona con la actividad económica y la inversión: “El empleo no se mantiene mágicamente, hay que crearlo y para crearlo hay que ayudar a que haya más puestos de trabajo, y para eso tiene que haber una economía creciente y un impulso a la inversión, que es lo que el gobierno está haciendo”.

El ministro de Trabajo y Seguridad Social, Pablo Mieres, a su salida de la reunión del Consejo Superior Tripartito.

El ministro de Trabajo y Seguridad Social, Pablo Mieres, a su salida de la reunión del Consejo Superior Tripartito.

Foto: Ernesto Ryan

El ministro destacó como positiva la política económica del gobierno que permitió ajustar la inflación a la baja, “más allá de que haya una falta de confianza [por parte del PIT-CNT] de cómo va a evolucionar la economía”.

Estimaciones de inflación demasiado bajas

Marcelo Abdala, secretario general del PIT-CNT, dijo que el movimiento sindical “rechaza de forma contundente los criterios del Poder Ejecutivo”. “En nuestro análisis no se garantiza el mantenimiento del salario real y menos la recuperación. Hay que tomar en cuenta que en la negociación colectiva, que abarca distintos aspectos, uno de los cuales es el salario, en general veníamos en una trayectoria de ubicar correctivos en momentos de cada ajuste que pudieran compensar”, por si la estimación de la inflación se quedaba “corta”, mientras que ahora “estamos ante estimaciones de la inflación que son demasiado bajas y eso no nos da garantías de mantenimiento del salario real”.

Sobre la opinión del PIT-CNT, Mieres sostuvo que tienen “una mirada equivocada” y señaló que también hubo críticas del sector empresarial. “Si de un lado y del otro hay opiniones de distancia quizá es una señal de que estamos caminando de una forma equilibrada”. Las gremiales empresariales se manifestaron en contra del aumento en julio de 2021, que estaba previsto para diciembre, y aseguraron que hay más empresas de las estimadas afectadas por la pandemia que no podrán cumplir con la pauta.

Cabe recordar que Mieres en mayo de este año dijo que “la situación de la emergencia sanitaria sigue planteando incertidumbres en el mercado de trabajo y con respecto a la situación de empleos y salarios. Nuestro objetivo debería ser una ronda de salarios lo más parecida a lo común, pero tenemos que tener en cuenta la situación que estamos viviendo”.