El Directorio del Partido Nacional se reunirá el lunes 7 de diciembre a analizar los resultados de la elección del domingo. Hasta ese entonces, los nacionalistas tienen un compromiso de no hacer comentarios a través de los medios de comunicación porque, tal como dijo ayer el jefe de campaña, Gustavo Penadés (Herrerismo), las evaluaciones deben hacerse “puertas adentro y cara a cara”. Pese a esto, algunos dirigentes se aventuraron a expresar las primeras ideas.

Para el intendente de Colonia, Walter Zimmer (Alianza Nacional), el resultado era “lo que se esperaba”. “Cuando se da la mayoría parlamentaria, como se dio en la primera vuelta, y la diferencia con los otros partidos es tan notoria (48% a favor del Frente Amplio y 29% a favor del PN en octubre), siempre se afirma la fórmula ganadora”, explicó en diálogo con este medio.

Participar o no participar

El lunes Lacalle informará al directorio blanco sobre la reunión que mantenga el viernes con José Mujica, y se deberá discutir qué grado de participación están dispuestos a tener en el futuro gobierno los nacionalistas. “El que gana gobierna, y los demás debemos acompañar con aportes positivos, porque la gente no nos eligió para ser oposición sino que para ser gobierno”, sostuvo Vidalín, diputado electo, manifestando su disposición a la participación. Para el senador de Alianza Nacional Sergio Abreu, el PN deberá definir algunos temas del programa de gobierno para plantear y negociar con la administración electa y, a partir de los entendimientos alcanzados, analizar las responsabilidades a cumplir en el futuro gobierno. “Los que pierden son los que tienen que ver cuál es el futuro respecto a su rol político”, dijo el ex canciller de Lacalle en declaraciones a Montevideo Portal. Para Piñeyrúa, la lista de temas a discutir propuestos por la fórmula del Frente Amplio es “insuficiente”. Educación, seguridad, energía y medio ambiente fueron las áreas en las que para el FA es necesario acordar “políticas de Estado”, pero para la ex ministra de Trabajo del segundo gobierno de Julio María Sanguinetti, hay otro tema central, que es la política de empleo: “Es la principal herramienta para la erradicación de la pobreza. En este gobierno no hubo políticas en ese sentido, y también deben ser parte de un pacto social o acuerdo nacional”, manifestó.

Para el intendente aliancista hubo “unas muy malas ocurrencias” desde el punto de vista publicitario, como los spots relacionados con el caso Feldman. “En política no vale todo; el asesoramiento que tuvo la fórmula fue un mal asesoramiento, no fue idea de la fórmula... y bueno, ya cuando se estaba rematando se tocó ese punto, que no fue feliz”, dijo al respecto.

Zimmer señaló que el descenso de nueve puntos en la intención de voto al PN de julio a octubre (de 38% a 29%) se explica por los errores cometidos durante la campaña: “Un factor fundamental fueron los errores que se cometieron, porque no podíamos haber caído tanto si no es que hubo errores”, señaló, en referencia a los dichos del candidato Luis Alberto Lacalle, por ejemplo, respecto a que la casa de Mujica es “un sucucho”. “Ésas fueron actitudes infelices, que en su momento no se valoran pero que hay que valorar”, remató.

No fuimos nosotros

Para la diputada electa Ana Lía Piñeyrúa “creer que el resultado se debe a los errores del candidato sería una versión bastante superflua”, y es necesario “ir más hondo en el tema”. La futura legisladora dijo ayer a la diaria que es necesario estudiar las elecciones pasadas como resultado de un “fenómeno sociocultural de muchos años”, que generó que “nuestros discursos no lograran captar al electorado, a pesar de que eran propositivos y fundados, y estaban inspirados en solucionar lo que la gente sentía que eran sus principales problemas”.

Piñeyrúa consideró que los especialistas en opinión pública deberán analizar “por qué hay más de un 50% del electorado que prefiere un candidato con antecedentes penales, un candidato mal hablado, que no se corresponde con la tradición de los presidentes del Uruguay”, dijo, en referencia al hoy presidente electo. “Para mí no tiene ningún atractivo la figura de Mujica”, pero por eso, justamente, una de las conductoras de Concordia Nacional reconoció que se debe analizar “la estrategia que sigue Mujica para lograr que legítimamente el 50% de los uruguayos depositara su confianza en él; yo nunca hubiera votado por él ni por alguien parecido, pero hay que analizar por qué seduce al 50% de los uruguayos”, insistió. “Para esas preguntas no tengo las respuestas todavía”, agregó.

El dirigente de Soplan Vientos Nuevos, Carmelo Vidalín, dijo que “habrá que sentarse a analizar” los resultados y que su agrupación lo hará hoy, pero remarcó que el espíritu “no es la crítica; hay cosas que debemos corregir y enmendar sin encontrar culpables”. En este sentido, Penadés, como encargado de la campaña nacionalista, también enfatizó que la responsabilidad del resultado no puede recaer en una persona: “Nadie puede decir que hay un solo responsable para que esto se dé”, aseguró en radio Carve, y mantuvo la misma línea de Piñeyrúa: “Hay que hacer análisis que nos permitan entender las preferencias de los ciudadanos; esto es complejo”.