El rector Rodrigo Arocena considera que si bien la propia Udelar debe elaborar un nuevo articulado, los verdaderos protagonistas en la discusión deben ser los órdenes y que el rectorado únicamente debe "acompañar el proceso y facilitar las discusiones".

El rector admite que los órdenes han encontrado puntos de desacuerdo importantes, como la integración del CDC, la proporción de los órdenes en los órganos de conducción, y el cobro de los posgrados. Entre las causas externas al freno de la discusión, el rector destacó los “inesperados debates respecto a la vigencia de la autonomía universitaria”.

El representante docente en el CDC e integrante de la Asociación de Docentes de la Universidad de la República (ADUR), Alejandro Bielli, piensa que la discusión quedó relegada porque en el demos universitario "es mucho más fácil impedir que las cosas se concreten, a lograr definiciones sobre cambios importantes”. Por su parte, Federico Kreimerman, delegado de los egresados al mismo órgano, opinó que la discusión se frenó porque no se consiguieron acuerdos internos, sumado a que “no se ha trabajado sobre las diferencias, sino que se quiso llegar a un articulado que las dirima”.

Momento de convenciones

La representante de la Federación de Estudiantes Universitarios del Uruguay (FEUU) en el CDC, Carolina Cabrera, explicó que los estudiantes han tenido actividades de índole gremial que les han impedido avanzar en este debate. “La Convención por Ley Orgánica del año pasado no se cerró y hay que ver qué se resuelve”, comentó. Aunque no está definido si se convocará a esa misma convención o a una nueva, las fechas que se manejan son finales de 2011 o comienzos de 2012. “Además de ser una situación estatutariamente compleja, es una situación política complicada”, señaló. La anterior convención de la FEUU tuvo problemas para sesionar por constantes pedidos de hora, al no llegarse al quórum en el tiempo reglamentario.

"Vaca sagrada"

El secretario general del Partido Colorado (PC), Ope Pasquet, piensa que la Ley Orgánica de 1958 es una "especie de vaca sagrada", que está "inmune a todo análisis crítico", algo que "no es bueno para ninguna institución". "Muchos no estamos conformes con el rendimiento de la Udelar, porque no colma las expectativas de la ciudadanía, pero no es por desconocimiento sino por opiniones distintas", replicó. El PC, según el Senado, nunca se propuso promover la participación de sus militantes en la Udelar, mientras que la izquierda "ha visto la cuestión de otra manera". "De hecho, gobierna la Udelar desde hace décadas. Han enfocado el tema de otra manera, sobre todo durante los años que fueron minoría en el sistema político", comparó.

Bielli indicó que en ADUR no hay acuerdos por el cobro de posgrados. “Hay que ver si se mantiene la situación actual en la que el CDC habilita el cobro de algunos de los posgrados de perfil profesionalizante, o si se pide que no se cobren posgrados de ningún tipo. Incluso hay compañeros que opinan que debería habilitarse al cobro de cualquier tipo de posgrados”, graficó.

Kreimerman, en tanto, no ve viable la aprobación de un articulado a corto plazo, por entender “peligroso” el enviar al Parlamento un proyecto que no sea consensuado. Bielli también encuentra "muy difícil" que la Udelar pueda tener un proyecto de Ley Orgánica en el transcurso de 2012.

Interior y grado

Por su parte, Arocena entendió que la nueva Ley Orgánica debe ser flexible y permitir la evolución de la institución dentro de ciertos márgenes, sin que los cambios impliquen tener que volver a pasar por el Parlamento. “Espero que el sistema político pueda prestar atención a esto y que la universidad sea más elocuente al respecto”, sentenció. El rector opinó que si bien el cambio de la Ley Orgánica es una herramienta muy importante para el desarrollo de la reforma, sin su aprobación igualmente se pueden seguir haciendo cosas.

Un avance destacado por Arocena en este “semestre de aceleración de la reforma”, fue la definición de un camino preciso para los tres centros universitarios regionales en el interior del país (noreste, noroeste y este), que se encuentran en construcción. Comentó que se definieron sus ordenanzas, para el momento en que éstos dejen de ser centros en construcción y presenten un desarrollo institucional y académico que les permita funcionar como tales. “Cuando eso ocurra se va a llegar al grado de autonomía máximo que la Ley Orgánica permite. Esto hace posible que estemos haciendo cosas en el interior que no podemos hacer en Montevideo; una ventaja de llegar tarde es que hay más lugar para la innovación”, indicó.

Otro avance destacado por Arocena fue la aprobación de una ordenanza de estudios de grado. Según dijo, esto permite que la Udelar tenga por primera vez criterios generales comunes para la orientación de la enseñanza. “En estos dos años, la Udelar tendrá una oportunidad única en su historia para que todos los servicios discutan sus planes de estudio al mismo tiempo, buscando un diálogo entre ellos, más allá de las distintas especificidades. Esto se da en un momento en el que tenemos que realizar más esfuerzos contra la desvinculación estudiantil, y buscar que más estudiantes terminen sus estudios en la Udelar. Es un tema de democratización del conocimiento y de reducción de brechas sociales”, dijo.

En otro orden, se podría decir que el cuarto, Arocena recibió en los últimos días otro traspié en su compleja relación con los funcionarios. A última hora del viernes 23, el congreso de ese sindicato (AFUR) lo declaró "persona no grata", tras una moción presentada a última hora y en una votación dividida (22 votos a favor, 13 en contra y 5 abstenciones). "Seis de los once compañeros de la directiva no votamos esa moción, que se contradice con otras resoluciones congresales, que encomendaban negociar con la Udelar y con el rector", se quejó el dirigente Jorge Taborda.