En esa línea, el principal mandatario designó al titular de la OPP, Gabriel Frugoni, al director de Industrias, Sebastián Torres, y al propio Buonomo -que estará como delegado de Presidencia y solamente en "una primera etapa"- al frente de la Junta Directiva del Fondo para el Desarrollo (Fondes), una herramienta financiera para proyectos del "sector social" de la economía a partir de recursos del Banco República (BROU).

El Poder Ejecutivo aprobó en setiembre el decreto reglamentario del Fondes y los tres jerarcas designados comenzaron en febrero una ronda de contactos con potenciales beneficiarios.

Sin tela

Este lunes, el director de Cifra, Luis Eduardo González, dijo en una entrevista con Economía y Negocios de El País que en el gobierno de José Mujica la "predominancia" del MEF está "en tela de juicio", a diferencia de lo que pasó en todos los gobiernos posteriores a la dictadura. Para Buonomo, sin embargo, en esta gestión el MEF "cumple su rol claramente asignado", aunque sí admitió que la "muy buena gestión" que ha llevado adelante el equipo económico, sobre todo en materia de políticas fiscales, es un factor que "permite" que los ministerios sectoriales y la OPP puedan tener un "mayor protagonismo en el diseño y la aplicación de las políticas". "Pero, de ninguna manera, eso atenta contra las funciones fundamentales del MEF, que las sigue cumpliendo perfectamente, como no debe ser de otra manera", agregó Buonomo.

Buonomo explicó que los recursos para esta idea provienen del 30% de las utilidades anuales que obtenga el BROU -que en diciembre de 2010 reformó su carta orgánica para esos fines-, y adelantó que el Fondes tendrá disponibles 100 millones de dólares por las ganancias obtenidas en los dos últimos años. "No habrá muchos proyectos, pero van a ser significativos. Estamos pensando financiar entre 15 y 20 proyectos por año", detalló.

Desde el punto de vista formal, el Fondes todavía "no abrió la ventanilla" para las propuestas, aunque ya se iniciaron intercambios con potenciales interesados en obtener algún tipo de respaldo.

"Esto surge por una inquietud del presidente de la República, que encomendó el diseño de instrumentos para apoyar emprendimientos productivos autogestionarios, que conjuguen capital y trabajo. Es un sector que no va a tener un peso significativo en la economía y que tiene dificultades para acceder a crédito, pero que conceptual, política e ideológicamente, para el presidente Mujica, es importante apoyar", argumentó Buonomo.

Según el asesor presidencial, estos proyectos que actualmente "no son considerados" por el sistema financiero formal y que tienen dificultades de acceso al crédito también son un elemento interesante para retomar una "discusión histórica en la izquierda" sobre la importancia de la autogestión, que en el fondo tiene "altas connotaciones ideológicas". "Ésta es una inquietud del presidente, porque ve en esto la oportunidad de desarrollar otras formas de gestión y modalidades productivas, que pueden germinar en otro tipo de desarrollo económico alternativo al capitalista tradicional en el que vivimos", reflexionó.

La maquinaria

Buonomo recordó que históricamente ha sucedido que muchas leyes cooperativas que se aprobaban para darles facilidades a estas asociaciones, "se utilizaban" para obtener determinado tipo de ventajas. "Hay que tener cuidado con eso. Por eso, en una primera etapa el Fondes apoyará proyectos con historia y reputación para demostrar que son genuinamente autogestionarios.

Esta iniciativa, que tendrá como agente fiduciario a la Corporación Nacional para el Desarrollo, no apunta a ser una banca de desarrollo, sino un "instrumento específico concreto para ayudar proyectos que existen". "En esta primera etapa, la prioridad serán las empresas autogestionarias, por su propia reputación y por su capacidad para desarrollarse en un entorno que les ha sido bastante desfavorable", continuó.

A pesar del debate que ha originado el modelo de las empresas recuperadas en el PIT-CNT, por ejemplo, en torno a FUNSA, el ex subsectario del MEF opina que "hoy el sindicalismo uruguayo tiene la madurez suficiente como para encarar esto con mucha seriedad".

La sustentabilidad de los proyectos en el mediano plazo será otro factor que tendrán en cuenta los responsables del Fondes para avalar los proyectos. El gobierno estima que hoy funcionan 132 cooperativas sociales que emplean 1.400 puestos de trabajo, y que este año se podrían generar unos 1.500 lugares más por esta modalidad productiva. "Esto tiene un alto componente político. El Fondes está diseñado de tal manera que el análisis técnico, que se hace con gran profesionalismo, no condiciona la decisión política", agregó el jerarca.

Va con Zavala

Buonomo, que pertenece al MPP, ve "con muy buenos ojos" que se haya impulsado el nombre de Alejandro Zavala como candidato para la presidencia del Frente Amplio (FA).

"Me ha provocado una gran alegría, es una figura nueva. Ese tipo de iniciativa marca que es posible reflotar el carácter de movimiento del FA, con figuras que no surgen por acuerdos de cúpulas. Es una idea removedora e interesante", dijo el ex subsecretario del MEF, que trabajó con Zavala en esa dependencia.

Buonomo ve con "preocupación" que ese "carácter de movimiento" se haya limitado y que haya aumentado tanto el peso de los sectores. "Los éxitos electorales y la cultura de gobierno llevan a que la parte de la coalición sea más fuerte. La discusión política ha pasado a un segundo plano, la discusión ideológica hace mucho tiempo que no se da. Los comités como embriones de poder popular, que discutían desde abajo hacia arriba, quizás románticamente, se han ido relegando. Es necesario rediscutir todas estas cosas", continuó. Respecto de las críticas que ha recibido Zavala por su pasaje en la comuna capitalina, respondió: "Achacarle a él el fracaso de gestión por eventuales problemas en la recolección de basura en Montevideo, es lo mismo que adjudicarle como mérito el crecimiento económico del tercer trimestre de 2011 porque estaba en el MEF". También rechazó que no tenga el peso suficiente para negociar con los líderes de la oposición: "Eso es pensar la actividad política como algo de elite, de cúpula; no creo que sea el espíritu que debiera tener una fuerza de izquierda y cambio como el FA. La capacidad política se genera en los hechos".