Ir al contenido

Internacional | Miércoles 12 • Abril • 2017

Michel Temer, presidente de Brasil, el 4 de abril, en Río de Janeiro. Foto: Yasuyoshi Chiba, AFP
Michel Temer, presidente de Brasil, el 4 de abril, en Río de Janeiro. Foto: Yasuyoshi Chiba, AFP

Decenas de dirigentes políticos y altos funcionarios de Brasil serán investigados por corrupción en el caso Petrobras

Nueve ministros del gobierno de Michel Temer, 29 senadores y 42 diputados -entre ellos los presidentes de ambas cámaras- serán investigados por sus presuntos vínculos con el esquema de corrupción de Petrobras. El responsable dentro del Supremo Tribunal Federal de aprobar las investigaciones de funcionarios que tienen fueros, Edson Fachin, resolvió ayer respecto de los 83 pedidos de investigaciones presentados ante este órgano por el procurador general de Brasil, Rodrigo Janot. Estos pedidos se apoyaron en los testimonios de más de 70 ejecutivos y ex ejecutivos de la empresa constructora Odebrecht que hicieron un acuerdo con la Justicia para obtener una reducción de la condena a cambio de revelar lo que sabían de esta red.

Los pedidos de Janot, que fueron denominados “la lista Janot”, sacudieron la política brasileña durante todo el verano, especialmente porque trascendió que varios ministros, e incluso el propio Temer, habían sido mencionados por ex trabajadores de Odebrecht. Sin embargo, Temer no aparece en los pedidos de Janot porque, como presidente, sólo puede ser investigado por delitos que haya cometido en el ejercicio del cargo. En la mayoría de los casos se pide que se investigue a los funcionarios por corrupción activa y pasiva, lavado de dinero y falsedad ideológica.

El diario O Estado de São Paulo y la cadena O Globo accedieron a la lista de Fachin, donde sí aparecen todos los integrantes del círculo más cercano de Temer: su ministro de Presidencia, Eliseu Padilha; el secretario general de la Presidencia, Moreira Franco, y el senador Romero Jucá, que es también el presidente interino del Partido del Movimiento Democrático Brasileño (PMDB), en sustitución de Temer. Entre los otros ministros que serán investigados aparece el recientemente designado canciller, Aloysio Nunes, así como su antecesor, el senador José Serra. O Globo informó ayer, citando a una fuente cercana al presidente, que Temer no tiene previsto hacer cambios en el gabinete a raíz de estas investigaciones.

A su vez, serán investigados 42 de los 513 diputados y 29 de los 81 senadores, opositores y oficialistas. Así como figura el presidente del PMDB, también aparece el del Partido de la Social Democracia Brasileña (PSDB), el senador Aécio Neves, y los presidentes de ambas cámaras del Congreso: el diputado Rodrigo Maia y el senador Eunício Oliveira, así como el antecesor de este último, Renan Calheiros.

La lista Fachin también incluye a un ministro del Tribunal de Cuentas, Rêgo Filho, tres gobernadores y otros 24 políticos que no cuentan con fueros pero están involucrados con personas que sí los tienen, como el número dos del Partido de los Trabajadores, José Dirceu, y el ex ministro de Hacienda de los presidentes Luiz Inácio Lula da Silva y Dilma Rousseff, Guido Mantega.

La investigación por la corrupción en Petrobras también avanza en el tribunal de primera instancia de Curitiba, dirigido por Sérgio Moro. Ayer declaró ante el juez el ex presidente de Odebrecht, Marcelo Odebrecht. Se desconoce el contenido de toda su declaración, porque será mantenida en reserva, pero una parte sí trascendió, de una forma muy llamativa: una página web llamada El Antagonista informó, prácticamente minuto a minuto, sobre las declaraciones de Odebrecht. Las filtraciones eran tan rápidas y fieles que Moro detuvo la declaración de Odebrecht después de que uno de los abogados que estaban en el lugar le señaló lo que estaba ocurriendo.

Las docenas de personas presentes en la sala entregaron sus celulares para demostrar que no estaban filtrando la información; Moro no entregó el suyo argumentando que lo había dejado fuera de la habitación. Según su relato, no se descubrió quién había facilitado la información a la página web. Mientras tanto, El Antagonista informaba que Odebrecht declaró que le entregó a Lula un total de más de 4.000.000 de dólares en 2012 y 2013, durante el primer gobierno de Rousseff.


Etiquetas