“Ahora, que hay una lucha muy justificada de género, resulta que en el fondo de la sociedad hay mujeres abandonadas con cuatro o cinco hijos, porque el hombre hace escapismo en la pobreza, y ellas tienen que soportar el patriarcado más la pobreza. Parte de este feminismo que está de moda se olvida de este fenómeno”, dijo el senador del Frente Amplio (FA) José Mujica, ex presidente de la República, en una entrevista con Rafael Correa, también ex presidente pero de Ecuador (2007-2017). Mujica participó el jueves pasado en el programa Conversando con Correa, de la agencia rusa RT, donde el ecuatoriano, que ha sido muy crítico del desempeño de los periodistas, ensaya él mismo la labor de entrevistador. En la conversación, que duró media hora, Mujica fue presentado por Correa como “un ícono latinoamericano”, una “referencia mundial”, “un estadista” y “un filósofo”. Los ex mandatarios intercambiaron ideas sobre derechos humanos, política internacional y medioambiente.

Con su característica forma de expresarse, Mujica aseguró que el acceso al agua potable es un problema mundial y no sólo de África subsahariana. “Uno se cae de espaldas cuando se entera de que el 40% del trigo que produce Alemania va a parar a África”, dijo, y aclaró que eso es posible porque la compra de esa exportación alemana está subsidiada y “se les presta” a los africanos recursos para que la adquieran, lo cual resulta perjudicial para quienes producen trigo en África. También comentó que ese continente fue "descuartizado por las potencias que lo colonizaron y que ahora sufre “una brutal discriminación”.

Por su parte, Correa destacó que la globalización fomenta la movilidad de mercancías y capitales pero “criminaliza la movilidad humana”. Sobre la cuestión de la pobreza mundial, los ex presidentes coincidieron en que responde a un problema de distribución. “Por primera vez” en la historia de la humanidad el problema no se debe a la “escasez de recursos”, sino a “un sistema perverso de exclusión”, opinó Correa, y Mujica aseveró que el desarrollo del capitalismo creó una “situación fantástica”, ya que el ser humano “nunca tuvo tantos medios como tiene hoy” para asegurarse buenas condiciones de vida, pero a la vez nunca había podido organizar “un desastre tan grande”.

Mujica visitará a Lula

La candidata a la presidencia por el Partido Comunista de Brasil, Manuela d’Ávila, visitó a Mujica el jueves de la semana pasada, y al contar en Twitter la entrevista que tuvo con él escribió que el ex presidente de nuestro país estará “en los próximos días en Brasil solidarizándose con Lula y nuestra gente”. Al día siguiente, Mujica participó en el encuentro anual de publicistas Desachate, y allí confirmó que va a ir a visitar al ex presidente brasileño, que está preso en Curitiba desde el sábado 7 de este mes, pero aclaró que aún no sabe en qué fecha lo hará. En el Desachate, el ex mandatario habló del consumismo, la comunicación, el avance de la tecnología y la condición humana. “Cuando veo las decisiones de [el presidente de Estados Unidos, Donald] Trump desconfío de la civilización humana”, dijo micrófono en mano. También afirmó que “por más vueltas que le demos, no hay ningún bien superior al hecho de estar vivo” y que “el arte de la comunicación es una herramienta para sembrar valores, y esto es sembrar la parte positiva del ser humano”.