Llegó a 80 el número de políticos mexicanos que han sido asesinados desde setiembre, cuando comenzó el proceso electoral que terminará con las elecciones del 1º de julio. En la madrugada del domingo fue asesinado Juan Carlos Andrade, el alcalde de Jitotlán de los Dolores, en el estado de Jalisco, que se había tomado licencia en el cargo para hacer campaña por su reelección. Según las primeras informaciones, Andrade fue asesinado en el estado de Michoacán, vecino al de Jalisco, y su cuerpo fue abandonado en su auto.

Andrade pertenecía al Movimiento Ciudadano, que tanto en el plano nacional como en Jalisco se presenta a las elecciones en la Coalición por México al Frente, junto al Partido Acción Nacional y el Partido de la Revolución Democrática. La alianza emitió un comunicado en el que condena el “artero asesinato” de su candidato y recuerda que se suma a los de otros dos dirigentes de Jalisco, en diciembre, uno del Movimiento Ciudadano y otro del Partido de la Revolución Democrática. Además, la coalición criticó la gestión del gobernador, Aristóteles Sandoval, del oficialista Partido Revolucionario Institucional (PRI), y lo responsabilizó de lo que considera “la peor crisis de seguridad” del estado.

Instituciones académicas y consultoras privadas han advertido que México vive el proceso electoral más sangriento de su historia. La semana pasada, la consultora Etellekt publicó un informe según el cual son 80 los políticos asesinados desde el comienzo de este ciclo electoral, en setiembre.

“Es el proceso electoral más violento en la historia”, dijo a la agencia de noticias Efe el director de la consultora, Rubén Salazar, tras señalar que en las elecciones de 2015 se cometieron 70 agresiones y 21 asesinatos contra políticos, cifras que aumentaron a 173 y 80 respectivamente.

En su informe, la consultora indica que la mayoría de los asesinatos fueron de políticos del oficialista PRI y de la Coalición por México al Frente (29 cada uno). El partido que lleva como candidato a Andrés Manuel López Obrador, el Movimiento Revolución Nacional, es el que tiene más políticos amenazados, 52.