El Centro de Estudiantes de Ciencias Económicas y de Administración (CECEA) fue la primera asociación de estudiantes en manifestarse con respecto a la elección del rector, que probablemente se celebrará en setiembre. El centro decidió el jueves, en asamblea, proponer como candidato a rector al actual decano de la Facultad de Ciencias Económicas y de Administración (FCEA), Rodrigo Arim. Según comentó Analía Ruggeri, integrante del CECEA y de la Mesa Ejecutiva de la Federación de Estudiantes Universitarios del Uruguay (FEUU), en la asamblea se hizo una evaluación de la gestión del actual rector de la Universidad de la República (Udelar), Roberto Markarian, que a su entender fue “sumamente nefasta”, por lo que “se rechazó la posibilidad de apoyar una reelección”.

En una declaración divulgada en las redes sociales, el CECEA asegura que la FCEA es de “puertas cada vez más abiertas”, ya que tras la implementación del nuevo plan de estudios los estudiantes "logran egresar a un ritmo mayor", porque "pueden obtener un título universitario en varios puntos del territorio nacional", y pueden estudiar personas “que hoy se encuentran privadas de libertad, para quienes, hasta hace un tiempo, el acceso a la facultad era algo impensable”.

En cambio, señalan que “en contraste, observamos a una Udelar cada día más enclaustrada en sí misma, que no logra resolver sobre temas relevantes”, y aspiran a que la Udelar “retome su impulso descentralizador, que priorice la enseñanza de las generaciones que ingresan, que piense en la investigación como herramienta para el desarrollo del país, que revitalice la extensión, que se vincule con la sociedad y el resto del sistema educativo, que trabaje para reducir las desigualdades entre hombres y mujeres, y entre quienes acceden a ella y quienes no”. En ese sentido, el CECEA afirma que ve en Arim “a la persona ideal para liderar un proceso de cambios profundos en nuestra casa de estudios, basándose en la construcción colectiva, y particularmente en la relevancia que ha tenido el orden estudiantil durante sus decanatos".

En la asamblea se sentaron las bases para un documento programático sobre el futuro de la Udelar, con el que se apuntará a recorrer otros centros de estudiantes y a tener “una agenda común” de cara a la discusión en la Convención de la FEUU. Ruggeri explicó que la definición sobre candidaturas no podía dilatarse en el CECEA, porque la próxima semana empieza un receso de un mes y medio, durante el cual la actividad de la facultad baja considerablemente y es difícil reunir a los estudiantes.

Ruggeri explicó que no se consideró la candidatura de Fernando Tomasina porque tenían información de que el actual decano de la Facultad de Medicina había desistido de ser candidato. El País informó que Tomasina dijo que quiere “regresar a la investigación en salud” y que no sería candidato. Sofía Kohn, dirigente de la Asociación de Estudiantes de Medicina (AEM) e integrante del Frente de Participación Estudiantil Susana Pintos (FPE), señaló que si bien “hay incertidumbre” respecto de la candidatura de Tomasina, la agrupación que integra considera que “sigue siendo el candidato ideal y necesario en este momento que atraviesa la Udelar”.

Desde el FPE tienen una opinión “muy crítica” respecto de la candidatura de Arim, “porque representa la continuidad del rectorado de [Rodrigo] Arocena, la sumisión de la Universidad a corrientes internacionales que van en busca de la mercantilización de la educación, por la creación de la ordenanza de grado, la instalación de los créditos, de los conceptos de transversalidad, horizontalidad, que en realidad se venden como cosas favorables a los estudiantes, y lo que no se dice es que son elementos promovidos por el Plan Bolonia para generar profesionales adaptables a un mercado laboral que es cambiante”. También cuestionan la postura de Arim durante la discusión de la participación público-privada (PPP) para las obras en el Hospital de Clínicas.

En relación con el rectorado de Markarian, Kohn valoró que “fue capaz de poner un freno a ciertas políticas que venían del rectorado de Arocena, que eran cuestionables desde el punto de vista académico”, pero afirmó que en otros aspectos “no permitió la autonomía real de la Universidad, quiso imponer la PPP a espaldas de los órdenes y tampoco nos convence desde el punto de vista de una construcción democrática de los posicionamientos de la institución”.

Kohn afirmó que, en cambio, Tomasina “es un tipo con grandes convicciones democráticas, gran compromiso con los principios universitarios, en cierto sentido crítico con las posturas que se promueven sobre la construcción de los planes de estudio en la ordenanza de grado”, por lo que, más allá de la incertidumbre que existe en estos días con respecto a su candidatura, “trataremos de que pueda estar arriba de la mesa durante la discusión”.

Otra de las corrientes estudiantiles que integran la FEUU, la Brigada 1958, está comenzando a analizar las candidaturas y sus proyectos, por lo que todavía no ha tomado definiciones.

La FEUU, mientras tanto, todavía no ha marcado una fecha para reunir a su Convención, el órgano encargado de proponer el candidato de la federación.