La agrupación nacional Dale, del Partido Nacional (PN), encabezada por el intendente de Florida, Carlos Enciso, llevó a cabo ayer su plenario mensual montevideano. Como asistió el precandidato y senador de Todos, Luis Lacalle Pou, se acortó la participación de asistentes, explicó Enciso, pero de todas formas los integrantes del centro de estudios del sector, formado el 25 de julio, hicieron una puesta a punto de los temas en los que están trabajando –Estado de derecho, seguridad, educación, empleo, reforma del Estado, descentralización, y defensa nacional, entre otros– y entregaron a Lacalle Pou un resumen.

En su discurso, el senador no hizo ninguna referencia a la interna blanca, pero sí varias críticas al gobierno actual. Usando referencias marítimas, volvió a reprocharle al Poder Ejecutivo carencias en materia de liderazgo. “Se vienen nubes, algunas ya están arriba nuestro, hay un viento arrachado, y mirás el timón y el capitán no está”, graficó.

Lacalle Pou llamó a ejercer “distintos mecanismos de presión social civilizada y pacífica” sobre las autoridades, porque "si hay un pueblo educado hasta para criticar es el uruguayo", y "tienen que escuchar lo que está pasando”. A pesar de que alegó que la elección del candidato del Frente Amplio (FA) no le incumbe, pronosticó que será quien tenga menos que ver con las “macanas” cometidas. “No es a ver quién es el mejor, es a ver a quién le pueden pegar menos. Yo les anticipo una cosa, hay que pegarles a todos porque todos estuvieron en todos lados”, dijo. Desde el fondo se escuchó un “¡Bien!” y la gente arrancó a aplaudir.

Hubo otros amagues de aplauso que no prosperaron, pero los concurrentes intervinieron cuando Lacalle Pou les preguntó: “La gente ya está suficientemente caliente con los políticos, ¿no? Y tiene razones, ¿verdad? Yo lo que pido en la campaña que viene es que nos sentemos a debatir, porque yo le voy a decir al candidato del FA a ver si defiende lo que hizo el FA. Me gustaría saber qué contesta”. “No tiene argumentos”, apostilló una de las asistentes.

El senador comentó que desde el FA dicen que “si gana la derecha, se va a recortar esto y lo otro”, abriendo “el cajón de los cucos”, y dijo que si el PN gana va a tratar de que “a la gente se le pueda aflojar el cinturón”, aunque “la austeridad ya no va a ser una opción del gobierno que viene, va a ser una necesidad". En este marco, sostuvo que lo que está en juego es la libertad: “La pregunta es: cuando termine este gobierno, ¿ustedes se van a sentir más libres que cuando empezó? Si ustedes me dicen: ‘Sí, Luis, la verdad es que nos sentimos más libres’, entonces no pierdan más tiempo, voten al FA. Ahora, si se sienten menos libres, van a tener que cambiar”.

En el encuentro se destacó la incorporación a Dale de ex integrantes del FA, como el médico Fabio Pandolfo –director de Salud de la Intendencia de Florida– y Diego del Valle. Sobre este último, Enciso dijo que no es un dirigente pero sí un “votante de izquierda”. Del Valle es uno de los referentes de Vecinos en Alerta en la localidad de Suárez (Canelones). Cabe recordar que, en junio de este año, un grupo de vecinos inició una serie de patrullajes en Toledo, también en Canelones, y en julio un grupo de vecinos le dio una paliza a un hombre que había robado una pollería allí cerca, en Casarino. En ese momento, Del Valle defendió la actitud de los agresores, arguyendo que actuaron “de buena fe”, según publicó el diario El Observador. Enciso aseguró a la diaria que Del Valle es “un activista de toda la problemática de seguridad en Canelones, con epicentro en Suárez y Sauce”. Además del integrante de Vecinos en Alerta, se sumó ayer a Dale el inspector general retirado José Pedro Delgado, jefe de Policía de Montevideo hasta 2004, que estuvo vinculado al Partido Colorado. “No es para nosotros nueva su impronta, porque está en el equipo de [la intendencia de] Florida, pero hoy se integra en lo nacional para dar aportes técnicos”, aclaró el intendente.

Lacalle Pou pidió que se aclaren acusaciones contra el FA

El senador del Partido Nacional (PN) Luis Lacalle Pou dijo en su audición semanal que deberá ser “aclarada y refutada” la supuesta vinculación de la campaña del Frente Amplio (FA) y el “dinero K”. “Esto no le hace nada bien al país, que supo ser una isla entre tantas conductas ilegítimas en la región”, sentenció.

“Lamentablemente, se señala a nuestro país como un lugar en el que entraron fondos multimillonarios mal habidos, para hablar mal y pronto”, dijo, en referencia a la versión de que el dinero de los sobornos pagados a empresarios por el gobierno de los Kirchner llegaba a Uruguay para ser blanqueado.

“Lo que más preocupa y es llamativo es que nuestro país haya sido, una vez más, un colador”, acotó Lacalle Pou. “Lo está siendo con la droga y otras cosas. En este caso, lo es con respecto a fondos ilegítimos”.

“Están llegando acusaciones muy gruesas desde Argentina”, dijo, e insistió: “Llama la atención que todos los caminos terminen en el Uruguay”. “Tiene que haber un clarísimo pronunciamiento, una profunda investigación y que, caiga quien caiga, este tipo de cosas no permanezcan impunes”.