La vuelta al ruedo político del ex presidente Julio María Sanguinetti, como líder del sector Batllistas, removió la interna del Partido Colorado (PC). A los resultados de una encuesta de Equipos Consultores que ubica al dos veces presidente como preferido en la interna, aunque no ha sido proclamado precandidato, se sumó ayer la polémica por los rumores de alejamiento de Fernando Amado (Batllistas Orejanos, BO) del partido.

Amado criticó ayer a Sanguinetti por promover una coalición entre el PC y el Partido Nacional. “Trabajar para el @PartidoColorado pero para que gane el @PNACIONAL. Este es el pensamiento que reina lamentablemente en el @PartidoColorado”, publicó en Twitter. El comentario generó la inmediata respuesta de Ope Pasquet (del sector Ciudadanos, liderado por Ernesto Talvi), quien publicó, arrobando al integrante de BO: “Desde hace semanas se dice que te vas del partido. Tené la lealtad de confirmarlo o desmentirlo, para que sepamos si nos ataca un compañero o un adversario”. En conversación con la diaria, Pasquet dijo que “todo el mundo sabe que se está por ir” y que hay varios dirigentes de BO que abandonaron el sector por esto. “Yo no tenía la intención de molestar a Fernando [Amado], pero si él se permite atacar al partido, lo menos que puede hacer es mostrar las cartas”, afirmó. Pasquet relató que Flavio Harguindeguy, que pertenecía a BO, se apersonó en su despacho y le avisó que no estaba más en ese sector porque Amado tiene la intención de irse del PC. Aseguró que hace más de 20 días que sabe de esta situación y opinó que “está todo bárbaro”, pero que Amado debe “decir que se fue, o que es falso y Harguindeguy estaba confundido”.

Pasquet declinó hacer declaraciones sobre la mencionada encuesta de Equipos Consultores, y dijo que esperará la próxima encuesta, “cuando se vea el efecto Talvi". El lunes esa empresa dio a conocer un sondeo en el que el ex presidente está primero en la preferencia de los simpatizantes colorados consultados, con 32%, seguido por Pedro Bordaberry (31%) y Talvi (7%). Más abajo aparecen José Amorín Batlle, Amado y el intendente de Rivera, Tabaré Viera, los tres con 2%. La ventaja de Sanguinetti fue aun mayor cuando a los encuestados se les pidió que eligieran de una lista con cuatro nombres: obtuvo 67%, seguido por Talvi con 13%; Amorín Batlle con 12% y Amado con 2%.

Sobre estos resultados, el ex mandatario declaró en Telenoche que “las encuestas vienen cambiando hace tiempo, mostrando que la irrupción de nuestro nuevo movimiento batllista marcó un cambio”.

El secretario general del PC, Adrián Peña (Ciudadanos), dijo a la diaria que le gustaría que Sanguinetti fuera precandidato, en el entendido de que sería el mejor representante de Batllistas, y su postulación haría que ese sector votara mejor. “A nosotros nos desafía a tener que superarlo, pero en caso de que podamos revertir esta situación, nos legitima aun más”, afirmó. Peña no descartó que el retorno de Sanguinetti a la actividad sectorial haya contribuido a que más personas prefieran al PC, pero apuntó que “no es el único elemento”. Alegó que el partido pasó por un momento “complicado” debido a que Pedro Bordaberry (Vamos Uruguay) decidió no ser candidato, y al escándalo de Cambio Nelson, pero que “viene en un proceso de recomposición”.

Otra integrante de Ciudadanos que consideraría positiva una precandidatura de Sanguinetti es Susana Montaner, quien dijo a título personal que todo el PC se verá beneficiado si hay “figuras importantes” en la interna.