Saltar a contenido

Elisa Failache

Transferencias positivas

Al ver los efectos de las políticas de transferencias no contributivas, se observa que colaboraron de manera importante en la reducción de la pobreza y la indigencia. A su vez, estas transferencias tienen un fuerte impacto distributivo, colaborando en la disminución de la desigualdad medida con el Índice de Gini, que cayó casi un punto y medio. Por otra parte, hay evidencia de que no afectan la tasa de actividad, el empleo ni las horas trabajadas. En cambio, sí se verifica un efecto negativo de desestímulo al empleo formal.