Saltar a contenido

Gabriel Quirici

Nacional

Educación: Yo no sé… como del odio social

Es momento de solidarizarse con los educadores que vienen siendo agredidos de muchas maneras, parar un segundo la manija y pensar. ¿Hasta dónde o hasta cuándo no existe, por parte de muchos sectores de nuestra sociedad, una sensibilidad general algo trastornada con respecto a la tarea de quienes enseñamos?
Sociedad

Para reformar la educación con los docentes

No hay continuidad sistemática ni institucional de la carrera docente como tal. Todos sabemos que se asciende de grado por acumulación de años, y que a lo sumo uno podrá tener un mejor o peor informe de Inspección y fijarse como horizonte ser profesor adscriptor, o bien ser director, inspector o quizá profesor de Formación Docente. La carrera como formación continua no presenta ningún estímulo más allá de la vocación y la chance de encontrar un buen plantel colectivo en algún centro gestionado por un director con características positivas de liderazgo pedagógico. Pero en buena medida esto depende de la suerte que se tenga en la “kafkiana elección de horas”.
Política nacional

Docentes a Primera

Distancias, puentes rotos, diálogo de sordos, discusiones fuera del tarro, radicalización intolerante, tecnicismos intolerantes, lucha, gasto, presupuesto, resultados, crisis, “dictadura sindical”, planes del FMI y del Banco Mundial, Pisa, pesos… que los legisladores ganen menos, que con lo que ganan los docentes no está tan mal… Entre tantas cuestiones, la enseñanza en nuestro país parece que no se debate bien.