Milton Gibbs no tenía más razones para vivir. Había enviudado hacía muy poco y se encontraba enfermo. Sólo su amor por los pájaros, que tenía en abundancia, lo impulsaba a continuar. Tanto era el amor que tenía por ellos, que su seguro de vida estaba dedicado a la conservación de su aviario. Su muerte, entonces, debería haber sido claramente un suicidio. Pero si bien lo encontraron con un disparo en la sien, el revólver no aparecía por ningún lado. El asegurador informó que en caso de suicidio, no se pagaría el seguro. ¿Gibbs había logrado suicidarse de alguna manera imposible? ¿Qué otra cosa podría haber ocurrido? Envianos un mensaje con la solución a [email protected].

Foto del artículo ''

Solución de la entrega anterior: Petersen es el espía. Tiene el telégrafo bajo el pie.