Cuando llega diciembre, junto con las recetas navideñas vuelve al primer plano la influencia europea o directamente anglosajona presente en los platos y sobre todo en los postres cargados de canela, clavo, jengibre y anís. En estos últimos tiempos las especias ganaron espacio de la mano de la galletería rusa, las casas de jengibre y azúcar, los rolls de canela y los panes especiados y con frutas secas.

Esta aplicación tiene un porqué en la zona más fría del hemisferio norte: no sólo se usa para dar sabor a un dulce, sino además para conservarlo por un largo período. Tradicionalmente la elaboración de estas galletas o panes con melaza era una actividad anual. Lo que se producía el año anterior se consumía durante las festividades o era lo que se utilizaba para decorar la casa: un pino, una mesa o la chimenea. Incluso antes del cristianismo, los paganos nórdicos o eslavos ya tenían celebraciones en esta época, durante la que se lucían especias como la canela, el enebro, la nuez moscada, la pimienta y los herbales. Otro de los productos que reaparecían eran las conservas: mucho de lo que se preparaba durante el año se probaba este mes: escabeches de pescado, carnes de caza, frutas y verduras encurtidas. Mostaza, semillas de eneldo, enebro y pimientas jugaron un papel muy importante a la hora de almacenar y especiar.

En nuestro caso lo clásico fue siempre asar carne en abundancia, preparar ensaladas, embutidos o fiambres y abrir conservas del año anterior, duraznos, higos, membrillos, y también escabeches para la picada. En este sentido, pimienta en grano, anacahuita, laurel, mostaza, clavo, hinojo y canela eran los condimentos más utilizados. Para las carnes, la salmuera con herbales frescos, los ajíes y el ajo eran los más comunes.

Las distintas colectividades que se instalaron en nuestro país sumaron y permitieron enriquecer la tradición. Entonces encontramos la influencia del centro de Europa, España, Portugal, Italia y la región anglosajona. Hablando de ese continente, no puede faltar una galleta de Aulga, repostera especialista en galletería rusa que reside en Uruguay. Su receta contiene más de cinco especias diferentes –seguro lleva canela, clavo, cardamomo, jengibre y nuez moscada– que les dan un sabor particular y representativo de la zona.

Pan dulce con especias de Rusia con amor

Ingredientes | 2 huevos. 100 g de manteca. 75 g de azúcar. 1 cucharada de miel. 150 g de harina. 1 cucharadita de mezcla de especias Aulga. 1 taza de mezcla de fruta cristalizada. ¼ taza de almendras. 1 cucharadita de polvo de hornear.

Procedimiento | Batimos la manteca pomada con el azúcar durante unos cinco minutos e incorporamos los huevos de a uno. Comenzamos a sumar harina, miel, especias y almendras, luego pasamos a mezclar bien la preparación y a agregar las frutas. Mezclamos con lira o con la mano hasta lograr una masa homogénea. De esta preparación pueden salir dos panes de 300 g cada uno en moldes chicos o uno grande. Llevamos a horno a 180 grados por unos 25 o 30 minutos para luego chequear con palito de madera si sale seco. También lo podemos hacer en budinera y embeber las frutas en alguna bebida alcohólica. Este pan dulce con especias se puede conservar un mes.


Feria Mypes en la explanada

Hasta el jueves 24 se llevará a cabo la Feria Mypes de Navidad, que este año, debido a la emergencia sanitaria, se montó en una carpa abierta en todos sus laterales, ubicada en la explanada de la Intendencia. Allí funcionan 31 puestos de emprendedores, que comprenden artesanos, creadores y artistas plásticos que trabajan en los Cedel Carrasco y Casavalle, así como aquellos de la Secretaría de Accesibilidad. Se trata de pequeños emprendimientos productivos que han participado en los programas de formación de la Unidad Mypes de la Intendencia. La venta tendrá lugar hacia afuera de la carpa; por lo tanto la circulación de los asistentes también será por el exterior.

Además del uso de tapabocas y de respetar el distanciamiento, sólo está permitida la presencia de una persona por puesto y será obligatorio tener alcohol en gel a disposición del público. La feria estará abierta de lunes a sábados de 10.00 a 19.00.


Diseño local

Totebags (bolsos de lona), delantales, almohadones, banderines de tela, pareos y moda sustentable hecha a mano pueden conseguirse hoy en Almazen (Maldonado y Gaboto), que esta tarde funcionará como taller y tienda abierta. Hay que coordinar visita escribiendo previamente a [email protected]

De 16.00 a 20.30 hoy hay feria americana en Silvestre Blanco 2575, donde se podrá revolver entre una selección de ropa, calzado y accesorios.