El domingo la asociación civil Patrimonio Activo llevó adelante tareas de limpieza y retiro de afiches del basamento del edificio del Jockey Club Montevideo, ubicado en 18 de Julio, entre las calles Andes y Convención. “La idea detrás de estas acciones de intervención es también que la ciudadanía tome conciencia del valor material e inmaterial que tienen estos edificios históricos que son patrimonio de todos”, indicó a la diaria Erich Schaffner, presidente del colectivo. “Es una riqueza que compartimos todos por igual y que nos une. Estas acciones, en las que llevaremos adelante objetivos concretos de recuperación, le permiten al ciudadano común entrar en contacto directo con los elementos físicos de valor de estos edificios y apreciar a su vez el trabajo y los oficios de las generaciones que los construyeron y nos los legaron”.

Durante el transcurso de la jornada de trabajo participaron voluntariamente 16 personas equipadas con materiales y herramientas donados por un socio de los más de 120 que integran la iniciativa. Limpiaron el exterior del edificio a nivel peatonal: el sector de basamento de granito rojo y los balcones de mármol. La sede del Jockey, un ejemplo de eclecticismo historicista, data de 1920 y es obra del arquitecto francés Joseph Paul Carré.

La jornada se llevó adelante con previo aviso y contando con el visto bueno de las autoridades de la Intendencia, señaló Schaffner. Aunque el edificio pertenece a la cadena hotelera portuguesa Pestana, actualmente luce abandonado, tapiado y, como agregó el consultado, dicha compañía “no da indicios de retomar el proyecto para rehabilitarlo y transformarlo en hotel, como viene prometiendo y anunciando desde hace ya diez años”. La intervención de este fin de semana ocurrió en la vía pública, “revirtiendo el daño y vandalismo sobre un bien que es Monumento Histórico Nacional, sobre la principal avenida de Montevideo, y que si bien es propiedad privada, es parte del patrimonio cultural de todos los uruguayos”.

Patrimonio Activo programa continuar recuperando elemento urbanos de valor. En noviembre actuarán sobre una puerta, de la que adelantaron que “es de un bien público en Ciudad Vieja que actualmente se encuentra en estado de avanzado deterioro”.

Visitas programadas

El museo Quinta Vaz Ferreira (Carlos Vaz Ferreira 3610 esquina Arteaga - 099216168) no abrió sus puertas durante el fin de semana del Patrimonio, ya que, según comunicaron, el aforo permitido por las restricciones sanitarias hacía inviable sumarse a una jornada masiva, que habitualmente convocaba a unas 2.500 personas en el lugar. Sin embargo, es posible agendarse para las visitas guiadas que están organizando para los sábados, con entrada gratuita. El calendario previsto incluye el 9 y 23 de octubre, 6 y 20 de noviembre, y 4 de diciembre, pero puede postergarse si hay lluvias o previsión de temporal.

Hay dos horarios para anotarse cada vez, a las 11.00 y a las 11.30; cada grupo tendrá diez cupos, el aforo máximo que permite la locación en esta etapa. Por la misma razón piden estricta puntualidad, ya que además a las 12.00 actuará en el jardín, para los visitantes, el coro Tárraco. El concierto “Aún canta el ruiseñor” presentará una selección de obras de compositores del siglo XIX, XX y XXI ‒Franz Schubert, Josef Gabriel Rheinberger, Benjamin Britten y Ola Gjeilo‒ para coro femenino y piano y para coro femenino, solista y piano, bajo la dirección de Virginia Piria y con la pianista Lucía Castellanos.

Las inscripciones se reciben exclusivamente vía mail, de lunes a jueves para el sábado de la misma semana, y las plazas se adjudicarán respetando el orden de llegada de la solicitud. Los interesados deberán dirigirse al correo [email protected] indicando nombre completo y celular o teléfono fijo. Cada solicitud podrá contener hasta tres inscriptos, incluidos niños a partir de los diez años. Junto a la confirmación se adjuntará material informativo.

Derechos en un minuto

Hasta el domingo 17 de octubre está abierto el concurso nacional de cortometrajes 1 minuto 1 derecho, parte de las actividades de la décima edición del festival de cine y derechos humanos Tenemos que Ver (TQV). La convocatoria busca promover la participación de niños y adolescentes, así como de realizadores audiovisuales y estudiantes de cine, en la generación de contenidos que denuncien la vulneración o exijan la defensa de un derecho. Las bases figuran en ladiaria.com.uy/Ucj. Por consultas: [email protected]