Hace pocos días, la Fundación del Español Urgente (Fundéu) que promueven la Real Academia Española y la agencia de noticias Efe reveló que la palabra del año era “confinamiento”.

En otros idiomas la elección también giró alrededor de lo ocurrido con la pandemia del coronavirus. La Gesellschaft für Deutsche Sprache o academia de la lengua alemana, que comenzó en los años 70 la tradición de su “Wort des Jahres”, dio el título 2020 a “Corona-Pandemie” ('pandemia del coronavirus').

Según recoge Efe, las distintas instituciones que eligen una palabra del año en inglés tampoco innovaron. El diccionario Merriam-Webster y dictionary.com optaron por “pandemic” ('pandemia'), mientras que la American Dialect Society se quedó con “covid”, término que “hace un año ni siquiera existía y ha llegado para definir nuestras vidas en 2020”.

El diccionario de inglés Collins coincidió con la Fundéu, escogiendo “lockdown” ('confinamiento'), al tiempo que el Centro Nacional del Diccionario de Australia se quedó con “iso”, acortamiento de “self-isolation” ('autoaislamiento').

Los responsables del diccionario Macquarie de inglés australiano suelen elegir dos palabras por año: una seleccionada por un comité de expertos y otra por el público. Pero este año tuvieron que separar las categorías en una para palabras relacionadas con la pandemia y otra para los “términos de la parte no pandémica de la vida”.

En la primera categoría los expertos eligieron “rona”, acortamiento de “coronavirus”, mientras que el público optó por “covidiot” ('covidiota'), en alusión a quienes no siguen los lineamientos sobre salud o seguridad pública. En la otra categoría eligieron “doomscrolling”, sobre aquellos que pasan tiempo en su celular viendo noticias malas, y “Karen”, referido a cierto tipo de mujer blanca, racista y antivacunas.

Oxford University Press explicó por qué renunció a la tradición que mantenía desde 2004: “2020 no es un año que se pueda acomodar en una sola palabra del año”. Y prefirieron realizar un informe llamado “Palabras de un año sin precedentes”, que menciona la evolución de voces como “covid-19”, “social distancing” ('distanciamiento social') y “reopening” ('reapertura').

Van Dale, editorial de diccionarios y cursos en neerlandés, eligió una palabra del año para Holanda y otra para el área flamenca de Bélgica. La primera fue “anderhalvemetersamenleving”, algo así como 'la sociedad del metro y medio (de distancia)'. El término había sido utilizado por Mark Rutte, primer ministro de Países Bajos, para definir las relaciones que la sociedad tendrá en espacios públicos hasta que acabe la pandemia.

La palabra flamenca del año es “knuffelcontact”, o 'compañero de mimos (o de abrazos)', una persona aparte del núcleo familiar con quien se puede tener contacto físico y que debe ser la misma en todo momento para evitar contagios.

La fundación que regula los exámenes de aptitud en japonés eligió el kanji o ideograma del año, que en 2020 fue “mitsu”. Por sí solo significa 'lleno de gente' o 'cerca', pero se acuñó la expresión “los 3 mitsu” hablando de espacios confinados o lugares concurridos que deben evitarse para no extender los contagios.

Para el final del repaso quedó el diario británico_ The Guardian_, que preguntó a sus lectores y ellos optaron por “shit” ('mierda'), seguida de “fucked” ('jodido') y “exhausting” ('agotador'). Poca gente se opondría a estos tres vocablos para definir el año.