__En 2014 se creó el Premio Fundación Cuatrogatos, con el propósito de difundir los libros de calidad creados por escritores e ilustradores latinoamericanos. Cada año el comité de lectores de la fundación analiza una amplia muestra de los libros para niños, niñas y adolescentes publicados en español en Iberoamérica y Estados Unidos, y selecciona 20 premiados y 100 recomendados. En 2019 habían estado entre los galardonados Cuentos cansados, de Mario Levrero con ilustraciones de Diego Bianki, y La jaula, de Germán Machado y Cecilia Varela. El año pasado era El secreto del paraguas rojo, de Susana Aliano Casales y la ilustradora portuguesa Ana Seixas para la editorial uruguaya ¡Mas Pimienta!, el que aparecía entre los 20 premiados, mientras que entre los 100 de lectura recomendada figuraban Soy un animal, de Alfredo Soderguit, y Tocarle el timbre al mar, de Germán Machado y Cecilia Pisos con ilustraciones de Irene Singer.

Edición 2021

Este año dos autores uruguayos están entre los 20 premiados, y se suman varios más entre los 100 recomendados.

Ese listado, explican desde Cuatrogatos, “incluye libros álbum, poemarios, cuentos y novelas que estimamos de interés y valor para un muy diverso rango de destinatarios: desde los bebés hasta los jóvenes adultos. Las obras ganadoras fueron publicadas en Argentina, Chile, Colombia, España y México”. Destacan que en el proceso de selección participó “un equipo de profesionales de formación multidisciplinaria –filología, educación, sociología, comunicación, bibliotecología, teatro y artes visuales– que comparten el interés por la creación y el estudio de la literatura infantil y juvenil. Los integrantes de este grupo buscan calidad en el texto, la ilustración y el diseño; propuestas inteligentes, que diviertan, que conmuevan, que inquieten, que hagan pensar: destacan libros que les gustaría que otras muchas personas pudieran conocer y leer”.

Confirmando una trayectoria brillante desde su publicación en la prestigiosa editorial Ekaré, en la que ha cosechado unos cuantos premios y reconocimientos, Los carpinchos, de Alfredo Soderguit, fue premiado en la categoría “Para los que empiezan a leer solos”, con el siguiente comentario del jurado: “Magistral abordaje del tema de los desplazados y el rechazo a los migrantes, expuesto a través de unos carpinchos que abandonan su hábitat por la persecución de que son objeto y de unas gallinas temerosas ante la llegada de extraños a su territorio. Este libro álbum es una emotiva celebración de la empatía y de la solidaridad. La notable expresividad de los personajes animales, el efectivo y comedido uso del color y la solidez de la trama, entre otras virtudes, hacen de esta una obra de lectura necesaria”.

Por otra parte, En la tela de una araña, de Pilar Muñoz Lascano y el ilustrador sanducero Matías Acosta, publicado por la editorial chilena Muñeca de Trapo, fue distinguido en la categoría “Para leer con los más pequeños” y recibió el siguiente juicio: “‘Un elefante se balanceaba…’. No, no: en esta chispeante recreación de la conocida retahíla acumulativa del folclor es un tucán quien está sobre la tela de una araña, a la espera de que un estrambótico cuarteto de animales –mono, león, cocodrilo y, por supuesto, el infaltable elefante– se sume, progresivamente, a su diversión. Este precioso libro para bebés es una invitación a explorar los territorios de la poesía mediante la voz y la mirada; un espacio lúdico de comunicación y afecto entre padres e hijos”.

Entre los 100

En el proceso de lectura, que incluyó 1.194 libros de 182 editoriales de 16 países, fue preseleccionada una centena de títulos, provenientes de Argentina, Bolivia, Chile, Colombia, Cuba, España, Estados Unidos, México, Nicaragua, Perú, Puerto Rico, Uruguay y Venezuela. Entre ellos aparecen tres publicados en nuestro país: Un día de gatos, de Francisco Cunha (Alter Ediciones), La luz en la sombra, de Susana Aliano y Ana Seixas (¡Más Pimienta!), y Masumi y Naoki, de Mercedes Lafourcade y Genoveva Pérez Volpe (Basilisa, colección Cuento de Lectura Accesible).

A estos tres se suman otros tantos en los que participaron autores nacionales en publicaciones de editoriales extranjeras. Por un lado, el excelente _Poemas para leer en un año, de Horacio Cavallo y Matías Acosta (Buenos Aires, Calibroscopio); por otro, dos más de Acosta en la ilustración: Arre arre caballito, con texto de Pilar Muñoz Lascano, también en la chilena Muñeca de Trapo, y el poemario Los entusiasmos, con texto de la argentina Laura Wittner (Del Naranjo, colección El Gato Gris).