El comercio mundial en 2020

Pese a que la caída del comercio global registrada en 2020 carece de antecedentes históricos, la magnitud del golpe efectivo se alejaría del escenario más pesimista manejado inicialmente (hace unos meses, el peor escenario previsto por la Organización Mundial del Comercio –OMC– estimaba una contracción anual de 32%). En este sentido, con datos cerrados al tercer trimestre, el valor global del intercambio comercial disminuyó 10,5% en relación con el año anterior (se había contraído 2,9% en 2019). Luego de atravesado el punto más bajo en los tres primeros meses del año (el comercio mundial se contrajo 23,9% en el primer trimestre), el panorama empezó a mejorar gradualmente sobre la segunda parte del año. De acuerdo con el indicador de nuevas órdenes de exportación, los indicios de mejora se habrían mantenido durante el último trimestre. A la luz de lo anterior, la caída efectiva del comercio se ubicaría en el entorno de 9%, en línea con la última estimación realizada por la OMC en octubre.

¿Qué pasó en la región?

De acuerdo con el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), las exportaciones de bienes de América Latina y el Caribe caerán entre 13% y 11,3% en 2020. En el caso de América del Sur, la retracción anual del comercio habría sido de 12,4% (en 2019 había caído 6,3%). Pero, como siempre, hay petisos que se ahogan en el promedio. En ese sentido, las caídas más pronunciadas fueron las de Venezuela (-70,8%), Bolivia (-28,7%) y Colombia (-23,6%). En contraposición, y manteniendo la analogía, los únicos países de la región que mantuvieron la cabeza fuera del agua en 2020 fueron Paraguay (+4,1%) y Chile (+1,1%). De forma consistente con los tiempos de la pandemia, la caída del comercio fue más intensa durante la primera parte del año. Sin embargo, sobre el último tramo comenzaron a emerger tímidas señales de recuperación, pese a que aún son insuficientes para poder afirmar que esta tendencia se consolidará de cara a 2021 (más a la luz de las innovaciones recientes en el frente sanitario). Desde la perspectiva regional agregada, China fue el único destino hacia el cual se incrementaron las ventas durante 2020, con un crecimiento estimado de 2,1% anual. En el caso de Estados Unidos y la Unión Europea, las exportaciones regionales habrían caído 14,6% y 16% respectivamente. En el caso del comercio intrarregional, la retracción de los intercambios comerciales ascendería a 20,2%.

Foto del artículo ''

¿Cuáles son las perspectivas para las exportaciones uruguayas?

Pensando hacia adelante, Uruguay XXI estima que las exportaciones de bienes en 2021 se ubicarían en el entorno de los 8.625 millones de dólares. Esto supone, respecto del año anterior, un crecimiento de 6,8% en términos de valor. Analizando las perspectivas por rubros, el crecimiento sería bastante generalizado, con la excepción del arroz, que se contraería 14% anual (hay que tener presente que el arroz fue el rubro de mayor crecimiento en 2020). Será clave para el dinamismo exportador de los próximos meses lo que suceda en el plano regional. En ese sentido, según destaca el informe, las ventas hacia Brasil son las que tienen mayor potencialidad de crecer este año. También ayudarán la debilidad global del dólar y el repunte del precio de las materias primas. No obstante, la recuperación prevista no será suficiente para recuperar el terreno perdido durante la pandemia y es todavía muy incierta dada las innovaciones en el frente sanitario mundial. Además, hay que tener presente que la carne, principal producto exportado en 2020, enfrentará peores condiciones de acceso a mercados en 2021 y que los problemas de competitividad están generando dificultades de colocación. En este sentido, pese a que China se mantuvo como el principal destino de la carne bovina uruguaya, las ventas a ese país bajaron 30% entre 2019 y 2020. Este no es un dato menor, dado que la demanda de carne por parte del gigante asiático se incrementó fuertemente durante el año pasado. En efecto, producto del desequilibrio de precios relativos, Uruguay se vio desplazado en su ingreso por otros países de la región, en particular por Argentina y Brasil. De acuerdo con Uruguay XXI, las exportaciones de carne congelada desde Brasil a China se incrementaron 156% en el último año y desde Argentina, 40%.

Medidas comerciales desplegadas durante la pandemia

En su último informe, el BID analiza las medidas comerciales que fueron desplegadas en todo el mundo ante la irrupción de la pandemia. De acuerdo con el organismo, a noviembre de 2020 se contabilizaban 343 medidas impuestas por diferentes países. En algunos casos esas medidas estuvieron orientadas a restringir las exportaciones de insumos y equipamientos médicos y en otros casos buscaron facilitar su importación. De ese total, 37% de las medidas restrictivas para enfrentar la crisis ya fueron eliminadas. En el caso de las medidas para la liberalización, la eliminación alcanzó a 22%. Esta tendencia no es ajena a la región, aunque la normalización viene siendo más lenta y menos difundida entre economías. Concretamente, en América Latina y el Caribe sólo se eliminaron 6% de las medidas restrictivas que fueron introducidas este año y 20% de las otras.