Carolina Cosse asumió como intendenta de Montevideo y anunció que una de las primeras medidas que adoptará el nuevo gobierno departamental será extender los horarios de las Comuna Mujer a partir de marzo. La decisión se enmarca en el Plan de Emergencia ABC que propuso durante la campaña electoral, específicamente en el eje sobre violencia de género.

Las Comuna Mujer brindan asesoramiento jurídico y psicosocial gratuito a mujeres, niñas y adolescentes en situación de violencia en distintos barrios de Montevideo. Actualmente funcionan 13 servicios, que son articulados por la División Asesoría para la Igualdad de Género de la Intendencia de Montevideo (IM) a través de convenios con organizaciones de la sociedad civil. Estos servicios funcionan dos o tres días a la semana, según el caso, y alrededor de cuatro horas diarias.

La intendenta dijo que la idea es ampliar el horario entre semana o los sábados. Además, adelantó que se creará un equipo de la IM que a partir de junio de 2021 “empezará a funcionar en territorio” para abordar los temas violencia de género y discapacidades.

Cosse se había comprometido a fortalecer las Comuna Mujer durante la campaña. En una actividad de la Intersocial Feminista con las candidatas y los candidatos a la IM, había dicho que duplicaría “los días y los horarios de atención” y crearía dos servicios adicionales.

En esa oportunidad la plataforma de organizaciones feministas presentó su propuesta para Montevideo con un capítulo dedicado a “cultura de la no violencia y denuncias de las violencias patriarcales”. Allí planteaban entre otras cosas una “transformación” de las Comuna Mujer en un servicio de atención integral con equipos técnicos remunerados y un horario más amplio. “Es importante fortalecer el patrocinio legal y promover el modelo de atención a nivel territorial. Un lugar físico donde confluyan diferentes instituciones y trabajen en forma conjunta en los casos de mayor complejidad. De esta manera, se puede gestionar y administrar los recursos al servicio de ese caso, contemplando la atención de adultas, niñas, niños y adolescentes de manera que no tengan que trasladarse de un lugar a otro”, proponía el documento.

El anuncio de Cosse “es un buen paso para arrancar”, celebró Lilián Celiberti, coordinadora de Cotidiano Mujer e integrante de la Intersocial Feminista, consultada por la diaria. “Nosotras queremos que haya más servicios de atención, que se incrementen los recursos para la violencia de género en todo el país y, en el caso concreto de la IM, que se profundicen esos servicios que hoy son los únicos que atienden las situaciones de violencia”, manifestó.

La referente feminista dijo que la extensión del horario de atención de las Comuna Mujer “contribuye” porque hay una “saturación de la demanda”. “Nosotras estamos recibiendo en este momento reclamos de mujeres que plantean que llaman y les dan fecha para otro momento porque no pueden atenderlas”, explicó, “entonces obviamente que incrementar los niveles de servicio, las horas de atención y, por lo tanto, la disponibilidad de profesionales para atender las situaciones que se presentan es fundamental”.

“Es el ABC de la discusión sobre recursos que se necesitan” para abordar la violencia de género, agregó Celiberti, e insistió en que “el Estado tiene responsabilidad”. Por esta razón, dijo, la Intersocial Feminista no comparte la consigna que eligió el gobierno para conmemorar el Día de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer:“Prioridad de Estado, responsabilidad ciudadana”. En ese sentido, puntualizó: “Hay una responsabilidad del Estado en brindar los servicios para que las mujeres puedan romper con el círculo de violencia, hacer denuncias, tener contención, y eso supone servicios, lugares de atención, accesibilidad a esos servicios en la trama urbana y en cada una de las ciudades del país”.