Tras comparecer durante casi cuatro horas en la Comisión de Seguimiento del Sistema Carcelario de la Asamblea General, el ministro del Interior, Luis Alberto Heber, dijo en conferencia de prensa que en términos generales “no se puede concluir” que el sistema “genera rehabilitación”.

“Hay cárceles en el país que rehabilitan y módulos que tienen serios inconvenientes”, expresó Heber, y se refirió específicamente a cuatro módulos del ex Comcar, donde se vive “una situación realmente inhumana”, y a la cárcel de Canelones, donde existen “pésimas condiciones”.

Heber volvió a referirse al proceso de construcción de tres nuevas cárceles en el predio del Penal de Libertad; tendrán una capacidad de 3.500 personas. “Este ministerio está tratando de resolver la urgencia y, al mismo tiempo, tratar de pensar cuál es el sistema hacia adelante”, afirmó.

Heber calificó como un “disparate” y un “horror” la construcción de los módulos 10 y 11 del ex Comcar y dijo que se buscará generar “plazas dignas, enmarcadas en un plan de recuperación y reinserción de las personas privadas de libertad”. “Vamos rumbo a una cárcel plana, no de tres pisos, con una guardia arriba y con un control de las rejas desde arriba”, señaló y agregó que se buscará un sistema de construcción que no utilice hierro para evitar su vandalización.

El ministro recordó que la inversión será de unos 60 millones de dólares, a través de un contrato de construcción carcelaria. Estima que el proceso de convocatoria llevará unos seis meses y la construcción un año y medio.

Heber señaló que uno de los temas que se trataron en la comisión fue el fortalecimiento de las penas alternativas, pero señaló que no hay personal para su fiscalización. “Mal se puede hablar de penas alternativas cuando el ministerio en su estructura no tiene los suficientes recursos humanos para llevarlo adelante”, apuntó.

Consultado sobre la investigación para determinar responsabilidades en el caso del recluso que fue torturado durante varios meses, el ministro respondió que la víctima aún se encuentra internada en el hospital Maciel, y que continúa la investigación en el módulo 11 tanto a nivel del Ministerio del Interior como la investigación penal en la Fiscalía.

Haber también se refirió al chequeo que está realizando la Administración de los Servicios de Salud del Estado en el ex Comcar, que aún no ha culminado. Según dijo, hasta el momento no se han encontrado casos de desnutrición, y planteó que el caso de la persona torturada sería excepcional.

El ministro, además, negó que exista un récord de muertes en el sistema carcelario, si se separan las muertes no violentas. “Es parcialmente cierto afirmar que hay un récord en los 71 fallecidos en el sistema penitenciario nacional (...) porque 38 son por muerte natural, verificado por médicos; hay un crecimiento de fallecidos, pero no hay un crecimiento de homicidios, y hay una baja de suicidios“, señaló. Apuntó que hay dos casos que están siendo investigados que no se contaron ni como homicidio ni como suicidio; le preocupan los 17 homicidios en cárceles, pero negó que exista “una situación de falta de control” en el sistema.

En diálogo con _ la diaria_, la diputada del Frente Amplio Lucía Etcheverry dijo que la discusión sobre las muertes en el sistema penitenciario fue uno de los puntos de mayor tensión en la comparecencia de Heber. “El ministro entregó una gráfica, porque entiende que hay que diferenciar las muertes donde hay una patología preexistente, pero lo cierto es que son muertes bajo custodia”, indicó. “Está bien que hay patologías, pero es bajo custodia y hay que garantizar la asistencia”, agregó.

Etcheverry recordó que en 2020 -cuando se registraron 48 muertes- quedaron tres muertes sin aclarar, y enfatizó que la custodia de las personas privadas de libertad es responsabilidad del Ministerio del Interior. “Después uno puede analizar las características y la clasificación de las muertes”, agregó, y puso como ejemplo una persona que muere por una crisis asmática que no es atendida adecuadamente. “No por el hecho de existir una patología le quita responsabilidad al ministerio”, señaló.

La diputada dijo que es necesario mantener los criterios para poder analizar y comparar las situaciones y para que las estadísticas sean útiles.

Etcheverry manifestó que Heber planteó la posibilidad de alojar a personas privadas de libertad con problemas de salud mental severos en la ex Cárcel Central, pero advirtió que es necesario “buscar una alternativa urgente” que sea adecuada a la situación de las personas que sufren este tipo de patologías.

La legisladora planteó que “no hubo avances concretos” en comparación con sus anteriores presentaciones. “La gestión lleva tiempo, porque tiene procedimientos y protocolos, pero si uno repasa lo que estaba planteado en el presupuesto, lo que se planteó en la Rendición de Cuentas y lo que planteó en la interpelación, no hay un avance que pueda destacarse”, expresó.

En lo que va de 2021, hubo igual cantidad de homicidios que en todo 2020: 17 casos. Los suicidios subieron 89% de 2019 a 2020, pasaron de 9 a 17 casos. En lo que va del año van 13 suicidios.

En las muertes dudosas, las cifras difieren respecto a las del comisionado parlamentario penitenciario. Juan Miguel Petit plantea que hubo diez muertes dudosas, mientras que el Ministerio del Interior dice que fueron dos casos. Siete de diez muertes en 2020 fueron violentas. Ahora, cuatro de cada diez son muertes “naturales”, según las cifras manejadas por el comisionado parlamentario.