__La Suprema Corte de Justicia (SCJ) accedió al reclamo de la Intergremial Judicial y declaró la Feria Judicial Extraordinaria del 5 al 12 de abril. La medida implica la suspensión de los plazos procesales durante ese período. De todas formas, el Poder Judicial quedará funcionando con las áreas que fueron calificadas como imprescindibles durante la feria judicial sanitaria de marzo de 2020, lo que abarca cautelas, amparos, protección contra la violencia doméstica, infancia vulnerada, infracción de adolescentes, asuntos penales impostergables, internacionales urgentes y servicios registrales.

La decisión se tomó tras el acuerdo de ministros de este jueves y en el marco de un paro de 48 horas de la Asociación de Funcionarios Judiciales del Uruguay (AFJU), que reclamaban desde el lunes la convocatoria a la feria sanitaria junto con los otros gremios que integran el sistema de Justicia.

Junto a la resolución de la Feria Judicial Extraordinaria, la SCJ emitió un comunicado en que explicó las decisiones que fue tomando en busca de garantizar el acceso a la Justicia y el ejercicio de derechos y a su vez cuidar la salud de los funcionarios y usuarios del sistema judicial.

En el comunicado, los ministros de la SCJ señalan que el diálogo con la Intergremial Judicial se cortó debido a que el gremio de funcionarios anunció medidas sindicales antes de concretar la reunión, que estaba prevista para el miércoles.

“Este Alto Cuerpo destaca que resulta imprescindible la colaboración de cada funcionario y de cada magistrado, a cuyo compromiso se apela para poder tutelar el debido acceso a la Justicia”, agregan.

Tras la definición de la SCJ, la AFJU decidió levantar el paro, al considerar que “en parte contempla lo reclamado” por la Intergremial. De todas formas, señalaron que “continuarán monitoreando el desarrollo de las medidas dispuestas en procura de la protección de la salud de trabajadores y usuarios de la Justicia”.

Ante los cuestionamientos de los ministros de la SCJ, los funcionarios califican las medidas de fuerza como un “instrumento irrenunciable de los trabajadores organizados de un sindicato, que siempre estará vigente con prescindencia de las apreciaciones de los Jerarcas máximos del Servicio”.

La situación tuvo su punto de máxima tensión en la tarde del miércoles cuando la SCJ rechazó la declaración de la Feria Judicial Sanitaria y suspendió el diálogo. Esa decisión provocó que la Asociación de Magistrados del Uruguay (AMU) se declarara en asamblea permanente y expresara “su más profundo rechazo a la inactividad de la SCJ en adoptar las medidas que mejor garanticen la salud de sus funcionarios”. Esa misma noche, la Asociación de Defensores de Oficio del Uruguay (Adepu) se declaró en conflicto y anunció medidas sindicales a partir del 5 de abril.

En diálogo con la diaria , el presidente de la Asociación de Defensores de Oficio, Joaquín Gamba, valoró positivamente la medida definida este jueves por la SCJ, pero expresó su preocupación por la situación sanitaria que enfrenta el sector, que tiene en cuarentena a unos 40 defensores.

Gamba señaló que no se están cumpliendo las medidas de prevención y que las salas no se limpian entre audiencia y audiencia. Además, recordó que los juzgados penales y de familia continuarán funcionando pese a la feria.

Por otra parte, comentó que la Adepu pidió al Ministerio de Salud Pública que los 280 abogados de oficio de todo el país fueran considerados población prioritaria para recibir la vacuna contra el coronavirus, pero la única respuesta que recibieron fue un llamado en que les pidieron un correo electrónico para notificarles de la resolución; el correo nunca llegó.