El uruguayo Sebastián Marset se encuentra prófugo y es buscado por Interpol por liderar una organización criminal dedicada al narcotráfico. La cancillería le otorgó un pasaporte uruguayo que le permitió obtener la libertad en Dubái, donde permanecía detenido por portar un pasaporte paraguayo falso. Al mismo tiempo, es investigado en varias causas en Uruguay.

La primera investigación contra Marset en la Justicia uruguaya fue iniciada el 1º de febrero de 2012 por el delito de receptación. En setiembre de 2013 Marset fue investigado por tenencia de estupefacientes no para su consumo y en octubre del mismo año la entonces jueza de Crimen Organizado, Adriana de los Santos, lo procesó por tres delitos de tráfico ilícito de estupefacientes en la modalidad de organización y en calidad de coautor, tras la incautación de 170 kilos de marihuana. 

En octubre de 2013 una investigación coordinada entre la Unidad de Investigación Sensitiva de la Secretaría Nacional Antidrogas (Senad) de Paraguay y la Dirección General de Represión del Tráfico Ilícito de Drogas (DGRTID) de Uruguay logró el procesamiento del tío del expresidente de Paraguay Juan Domingo Viveros Cartes, conocido como Papacho, luego de la incautación, en el marco de la operación Wayra, de 450 kilos de marihuana en una avioneta que pertenecía a Horacio Cartes, que aterrizó en un campo cercano a la localidad de José Pedro Varela, en Lavalleja, el 29 de julio de 2012. Marset declaró ante la Justicia ser el destinatario del cargamento incautado.

Según la información de la Senad, la organización criminal dedicada al narcotráfico y lavado de activos que Marset integraba con la familia Isfran, que fue desbaratada en la operación A Ultranza, comenzó a operar en Paraguay en 2017 luego de que Marset cumpliera condena en Uruguay. La organización, que fue desbaratada en febrero de 2022 en la mayor operación antinarcóticos de Paraguay, tenía como principales mecanismos de lavado de activos los clubes de fútbol Rubio Ñu y Deportivo Capiatá a través de la esponsorización y eventos de instituciones religiosas, concretamente de una iglesia llamada Centro de Avivamiento, que operaba en varias ciudades paraguayas con eventos multitudinarios. 

Investigado por el homicidio de un amigo de la infancia en Las Toscas

En agosto de 2018 la Justicia uruguaya investigó al líder del Primer Cartel Uruguayo por el homicidio de Alfredo Rondán, ocurrido el 14 de agosto de 2018 en Las Toscas. La víctima, que era un amigo de la infancia de Marset, fue citada a un encuentro en la rambla Alfredo Zitarrosa, a donde llegó con su cuñado desde Montevideo. Al llegar al lugar de encuentro, un hombre salió desde las dunas y disparó contra la víctima, que recibió cuatro impactos de bala. Rondán fue trasladado a la policlínica de Parque del Plata, donde murió.

La investigación, que estuvo a cargo de la entonces fiscal de Atlántida, Darviña Viera, fue enfocada como un crimen vinculado al narcotráfico, y el juez de Atlántida de 4º turno, Enrique Falco, determinó la imputación con prisión preventiva de Marset por un delito de homicidio en calidad de autor. En ese caso Marset dijo que no había podido encontrarse con su amigo, y destruyó su celular por lo que no pudo ser periciado. Como las cámaras de seguridad y algunos testimonios lo lograron ubicar en el lugar del hecho, la Justicia formalizó el proceso en su contra. Sin embargo, en agosto de 2020 el fiscal Maximiliano Sosa accedió a archivar la investigación en su contra por entender que no existía suficiente prueba para acusarlo por homicidio.

El pasaporte negado y la inacción del exministro del Interior del gobierno de Cartes

El 10 de enero de 2019 Marset inició el trámite para obtener un pasaporte uruguayo desde el Consulado General de Uruguay en Santa Cruz de la Sierra, Bolivia, donde también operaba la organización criminal. El trámite fue suspendido y anulado dado que la Dirección Nacional de Identificación Civil informó que tenía dos causas abiertas en la Justicia uruguaya.

En noviembre de 2019, en un trabajo conjunto entre la Senad, la Administración de Control de Drogas de Estados Unidos y la DGRTID, comenzó a investigar a la organización como responsable de varios casos de contenedores contaminados con cocaína, que llegaban a diferentes puntos de Europa y África provenientes de Paraguay.

Dos años después, el 25 de noviembre de 2021, el Ministerio de Relaciones Exteriores autorizó la entrega del pasaporte uruguayo a Marset, que había sido tramitado por él, asesorado por el estudio de Alejandro Balbi, por intermedio de la Sección Consular de la Embajada de Uruguay en Emiratos Árabes Unidos, donde estaba detenido desde setiembre por portar un pasaporte paraguayo falsificado.

Si bien la primera orden de captura internacional contra Marset por parte de Interpol Paraguay fue emitida el 7 de marzo de 2022, luego de la operación A Ultranza, en Paraguay hacía diez meses que existía una investigación policial cerrada contra Marset. La semana pasada la diputada del Partido Liberal Radical Auténtico Celeste Amarilla declaró a la diaria que Interpol Paraguay entregó a la Fiscalía todos los datos de la organización en mayo de 2021, pero la causa no se movió. El fiscal responsable de la investigación era Lorenzo Lezcano, quien fuera ministro del Interior y secretario nacional de Inteligencia de Paraguay durante el gobierno de Cartes.