Saltar a contenido

Juan Manuel Candal

Cartas marcadas, de Alejandro
Dolina.

Versiones del Evangelio

"Cartas marcadas", desde ciertos usos canallescos del lenguaje hasta la insistencia en ideas que acentúan la vitalidad del presente como único elemento de interés y pintan el pasado como una huella intercambiable, poco fiable y, sobre todo, de nulo atractivo, hace todo lo posible por desmarcarse de aquel primer encuentro con los “Hombres sensibles del barrio de Flores” de "Crónicas del ángel gris".

La otra historia de la revolución sexual

¿Quién osa nombrar al objeto de deseo del protagonista de su última novela del mismo modo que la narradora de Las mil y una noches? Probablemente un escritor muy joven y ambicioso o un autor que ya pasó el crepúsculo de su obra. La historia de la lectura de La viuda embarazada puede transitar, inversamente a lo esperable en un autor que ha pasado los 60 años, de la serenidad de la segunda imagen a la potencia de la primera.