Saltar a contenido

Rufo Martínez

Marta Montaner. · Foto: Pablo Nogueira

Como sangre de toro

Es una de las pocas mujeres en el Parlamento y la primera en ejercer la Secretaría General de Partido Colorado (PC), un cargo rotativo al que renunció este lunes. Pertenece a una familia de terratenientes de Tacuarembó y su padre fue ministro de Ganadería en el gobierno de Jorge Pacheco Areco. Se muestra como una persona serena y firme en sus convicciones y está segura de que lo mejor del PC en el siglo XXI todavía está por llegar.
Álvaro Vega. · Foto: Pablo Vignali

“Divorcio de común acuerdo”

El diputado Álvaro Vega (Movimiento de Participación Popular [MPP]) ha tenido más prensa en los últimos días que en toda su larga carrera política. El motivo es claro: su renuncia a la banca y su expulsión del MPP lo han puesto en el centro de la atención pública. En su despacho el clima no es de fiesta. Se le nota el cansancio, pero lo ahuyenta con la vehemencia y la sinceridad de aquel que ya no tiene nada que perder.
Richard Read.  · Foto: Nicolás Celaya

RR sin espuma

Richard Read -el sindicalista que hace unas semanas incendió la pradera con sus críticas al gobierno- me comunica por teléfono que no está dispuesto a contestar preguntas íntimas, pero que igual hará la entrevista. La cita fue el lunes a las 9.00 en la sede del Club Cerveceros y con una situación atípica: un quincho lleno de gente en la previa de un asado para despedir el año. Pregunto si podíamos conseguir un lugar más reservado, pero Read se sienta en una silla blanca de plástico con una docena de personas alrededor suyo y me explica que no hay otro lugar. Sus colegas toman mate y empiezan a prender el fuego, aunque mantienen una respetuosa distancia.
Eduardo Bonomi · Foto: Pedro Rincón

Pensar en nada

Luego de concretar la entrevista con el ministro del Interior, Eduardo Bonomi, no hay mucho protocolo. Un par de controles de documentos, un escáner y listo. Bonomi invita con café y se acomoda sin apuro en un buen sillón de cuero. No es muy amigo de la síntesis y lo aclara cuando se le pide que sea conciso. Pasan los minutos y se va mostrando más vehemente con sus respuestas, pero no apura el reloj para decir sus verdades.
Fernando Amado en su despacho en el edifico Artigas, anexo del Palacio Legislativo, durante la entrevista. · Foto: Pedro Rincón

Juego de roles

Tiene 30 años, es diputado de Vamos Uruguay y es hijo de un ex comandante en jefe. Es politólogo, ha investigado al Opus Dei, a la Masonería y a Óscar Magurno. Piensa mucho antes de contestar, pero después se zambulle sin importar a quién salpica. Fernando Amado toma carrera y entra en la Zona Franca.