En medio de la polémica y las acusaciones tras las elecciones en Bolivia, el secretario general de la Organización de los Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, dio este viernes una entrevista al programa Punto de Encuentro de la Radio Universal. Entre otras cosas,

Entre otras cosas, Almagro dijo que su expulsión del Frente Amplio (FA) se concretó tras una “votación estalinista”, que no tuvo en cuenta sus descargos. “Pensé que ese procedimiento no existía más en el mundo”, señaló.

Cuando le preguntaron sobre una posible incorporación al Partido Nacional, respondió: “Siempre fui blanco, también siempre fui batllista. Más batllista que yo no hay nada en el Uruguay”, expresó.

Almagro valoró “el aprendizaje” político que obtuvo como canciller de José Mujica, una experiencia que le “abrió un camino bastante fuerte”. “Tiene mucho del juego político. Yo soy más de principios y de apegarme a la norma. Me abrió la cabeza”, señaló.

También elogió las consideraciones del canciller Francisco Bustillo y de Washington Abdala (embajador Uruguayo ante la OEA) en la Asamblea General de la OEA, y las contrapuso con las posiciones de los diplomáticos frenteamplistas: “Siento orgullo y tranquilidad. Estuve cinco años en donde me daba vergüenza ajena escuchar los posicionamientos de Uruguay” en el exterior.

Por último, habló de cómo le gustaría que fuera el final de su mandato frente a la OEA y el final de su carrera política: “Me gustaría retirarme como Artigas al Paraguay”.