El intendente de Soriano, Agustín Bascou, fue formalizado este viernes por violar la llamada ley de prendas. El dirigente nacionalista fue denunciado por Scotiabank en 2019 por haber vendido varios vacunos que tenía como prenda en garantía con la institución bancaria y que sumaban cerca de 400.000 dólares.

En el fallo, la fiscal Stella Alciaturi relata que, en garantía de sus deudas con la institución bancaria, el imputado “suscribió un contrato de prenda sin desplazamiento sobre ganado de su propiedad (1000 vacas y 3000 novillos)” que debía mantener en su poder.

Bascou reconoció ante la fiscalía que “transfirió los animales a fideicomisos de HSBC y Banco Santander, y que habían sido ejecutados por HSBC en enero del año 2017, expresa que Scotiabank nunca fue a verificar la existencia del ganado. Reconoce la existencia del contrato de prenda sin desplazamiento del ganado, la deuda y la inexistencia del ganado dado en garantía”.

No es la primera vez que el intendente está en el ojo de la tormenta. En 2017 fue denunciado penalmente por librar cheques sin fondo, pero la causa finalmente fue archivada. Bascou tenía un establecimiento agropecuario que se dedicaba al engorde de ganado y producción de soja, y enfrentó un embargo de siete millones de dólares por parte de sus acreedores. Luego, la bancada de ediles del Frente Amplio de Soriano denunció que el intendente había abastecido a la intendencia con combustible de dos estaciones de servicio de su propiedad. Durante dos suplencias del intendente Guillermo Besozzi, la comuna compró combustible por unos 600.000 pesos a sus estaciones de servicio.

La Comisión de Ética del Partido Nacional analizó el caso del intendente y recomendó al Honorable Directorio que apercibiera a Bascou. Pablo Abdala, integrante del Honorable Directorio, adelantó a la diaria que “con toda seguridad” el Directorio va a analizar el tema el próximo lunes. “Creo que habrá que analizar todos los elementos y, entre otras cosas, habrá que esperar en las próximas horas la reacción del propio intendente. Siempre está abierta la posibilidad de derivar el caso a la Comisión de Ética. Desde ya es un tema delicado”, concluyó.